Mal negocio

Unión Comercio 3 - Alianza Lima 2

¿Demasiado bello para ser verdad? La racha (y el buen juego) nos duró tres partidos. En Moyobamba, donde debimos hacer el mejor de todos, volvimos a lo de antes: Alianza se mostró como un equipo demasiado largo y sin ideas de asociación. Por momentos hasta se vio poca entrega de parte de algunos jugadores. Quizás cansancio, o quién sabe. Lo cierto es que este Alianza más se pareció al de inicios de año. Al que no ataba ni desataba ante el sparring de la Noche Blanquiazul, y al que terminó sucumbiendo en la Libertadores. Este Alianza se pareció más al que Sanguinetti no puede controlar de ninguna forma, como la creación que supera (para mal) a su propio creador. Derrota ante Unión Comercio y ahora el Torneo del Inca 2015 no se ve tan cerca.

Primer tiempo

Alianza alineó con Forsyth en el arco, Miers y Aparicio en la zaga central, Trujillo y Li como laterales. Atoche y Albarracín en la primera línea de volantes, Costa, Landauri y Mimbela como creativos; volvió al titularato Mauro Guevgeozián como único atacante. Ajá...

Desde el primer minuto Comercio salió con todo a demostrar que su imbatibilidad en casa no es ningún mito. Alianza intentó esperar pero sin inteligencia, desbaratando por sí mismo su propio orden ante los intentos locales. Los selváticos fueron más durante casi todo el primer período. Dominaron territorialmente y dispusieron de las mejores ocasiones, todo esto ante los nulos intentos de Alianza tanto en defensa como en ataque. La recompensa a este esfuerzo llegó al minuto 38. Mario Velarde hizo añicos la marca de Koichi Aparicio y con remate cruzado venció a Forsyth. Pero cuando todo hacía pensar que Comercio se iría al descanso con el merecido score a favor, Gabriel Costa (junto a Forsyth, de lo poco rescatable del partido) aprovecha una serie de rebotes en el área rival para colocar un buen remate que venció finalmente a Ruíz. Esto en las postrimerías del primer tiempo. Sanguinetti tenía la oportunidad de corregir errores y salir a la segunda parte con paridad en el marcador.

Tras perder en Moyobamba, Alianza persigue el Torneo del Inca como Koichi a Pajoy.
Segundo tiempo

La única modificación de Sanguinetti fue sacar a Mimbela para poner a Preciado con la idea, quizás, de tener más desborde por las bandas. En poco tiempo nos dimos cuenta de que el plan no iba a funcionar, pues el colombiano más se dedicaba a intentar marcar ante la poca eficacia defensiva que había en el medio. En cuanto a la elaboración aliancista, se mantuvo el tenor del primer tiempo: dos toques y pase largo arriba, o lo también llamado "pelotazo". ¿Casualidad que se juegue así solo cuando está Guevgeozián arriba? El caso es que con ese sistema de juego Alianza se hizo más que predecible para Unión Comercio, que sí visualizó posibilidades al ras del campo, posibilidades que concretaría con buen juego colectivo. 

Al minuto 52, un conocido nuestro, 'Wally' Sánchez aprovecha los espacios regalados por la defensa victoriana para derrotar a Forsyth con un tiro colocado. Era el 2 a 1 y habría más, porque 10 minutos más tarde, el lateral Miguel Trauco sacó un remate potente que traspasó la línea de gol. El 3 a 1 no dejaba dudas de que había un solo equipo en la cancha. Sin embargo, la ambición de Unión Comercio no se detenía y sus ataques continuaron. Oportunas reacciones defensivas y Forsyth evitaron el marcador de escándalo. Pero esto es fútbol, y Comercio sufriría un poco más para consolidar su victoria, pues nuevamente el uruguayo Gabriel Costa anotaría para Alianza, esto al minuto 83. El golazo del 'chato' le dio a Alianza ese último aire cuyo impulso casi le da el empate a la blanquiazul hasta en dos oportunidades, pero esto hubiera sido demasiado premio para uno y castigo para el otro. La victoria moyobambina fue irrefutable, y Alianza, nuevamente, se empieza a complicar en las instancias finales de un torneo.

El buen ánimo no conllevó esta vez al buen juego.
¿Cualquiera menos el 'guevo'?

Mención aparte para Sanguinetti y su obsesión con el armenio. A pesar de que era el llamado a salir pues estaba teniendo un partido intrascendente (más allá de que antes haya tenido partidos así donde al final es él quien anote los goles, cosa que cualquier otro jugador puede hacer con solo aprovechar sus oportunidades, sin desmerecerlo...), nunca se movió de su sitio. Mimbela, que dentro de todo intentaba algo distinto, salió del campo antes de iniciar el segundo tiempo para permitir el ingreso de Preciado, que hizo poco. Atoche salió para que entre Noronha, que hizo un poquito más, aunque esto conllevó a que se perdiera la de por sí poca marca que había en la mitad del campo. Canales entró por Landauri en una decisión más que cuestionable, pero, ¿y Guevgeozián?, cansa tener que decir eso: Alianza juega de una forma (efectiva, olvidémonos de la palabra "bonito") sin Guevgeozián, y de otra forma (predecible, olvidémonos de la palabra "feo") con Guevgeozián. Sin importar gustos, fijémonos en lo que le conviene al equipo. El armenio es hoy una pieza de recambio, o debería serlo en todo caso.

Apreciaciones finales

Alianza se complica (y esto ya hasta suena familiar). Se complica a sí mismo, y aunque Sport Huancayo no se aseguró arriba, algunos otros partidos nos obligan a ganar sí o sí y además esperar otros resultados para seguir en camino. Y es que con la victoria de Real Garcilaso sobre la 'U' en el Monumental prácticamente debemos olvidarnos del tema de los mejores segundos. Es quedar primeros o nada, lo que implicará vencer a Huancayo en Matute y esperar a que Sport Loreto haga lo propio, o que al menos empate, con Unión Comercio, que viene embalado. Si nos metemos de lleno al tema de las matemáticas vamos a acabar con más preguntas que respuestas, mejor verlo así: a ganarle a Sport Huancayo, y a esperar lo que pase con Sport Loreto frente a Comercio. Puede suceder de todo el domingo, pero lo que más me preocupa es que Alianza haya vuelto definitivamente a la fórmula anterior, la misma que ya no da resultados y que nos mandará derechito a un nuevo fracaso, en lugar de continuar con lo que se estaba haciendo (bien) en las últimas fechas.

Sanguinetti, no nos des más motivos para seguir pidiendo tu salida. De verdad queremos que nos tapes la boca, porque eso también será por el bien de Alianza.

Marco Miers también hizo vista gran parte del partido.
Próxima cita

Domingo (esperemos que de resurrección) a las 3:30 pm, en el coloso Alejandro Villanueva, se jugará la última fecha regular del Torneo del Inca 2015. Alianza tendrá que volver a la senda del triunfo ante un cuadro huancaíno que también se jugará su final. Como dije líneas arriba, es el todo o nada, solo ganar sirve, y lamentablemente ganar y esperar el pitazo final de otros partidos. Ahí estaremos, pues, ¡ARRIBA ALIANZA!

Por Alejandro de Cotabambas
Fotos: DeChalaca.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.