¡Alianza Lima, legítimo campeón 2001!: derribando un nuevo mito

Llegó a nuestro conocimiento que los señores, sí, esos mismos que dicen ser nuestros "clásicos rivales", han generado y empezado a difundir un nuevo mito ─vaya novedad─ que trata de cuestionar uno de los logros más entrañables obtenidos por nuestro amado club en los últimos años, el título del centenario. Y en parte se entiende tamaña desesperación por ensuciar ─y lo irónico es que se trata de ellos, hinchas del que quizás sea el club deportivo más sucio del fútbol nacional─ un memorable galardón que, muy probablemente, ellos no puedan celebrar, pues nada les asegura ─ni siquiera sus famosas artimañas─ que al cumplir cien años de fundación puedan dar la vuelta olímpica, tal y como nosotros, los aliancistas, tuvimos pleno placer de vivir en aquella gloriosa final en Cusco ante Cienciano.

Waldir Sáenz, figura aliancista, festejando junto con el equipo el LEGÍTIMO título de 2001.
Pero, ¿en qué consiste este nuevo mito?

Todo parte de una declaración del exdirigente del club Juan Aurich y de la FPF, Mario Sifuentes Olaechea, quien en alguna entrevista dijera que él decidió retirarse de la Federación porque su ética profesional no le permitía soportar la terrible corrupción anidada en nuestro máximo ente futbolístico ─oh, ¿pero por qué nadie le avisó?, ¡tanta ingenuidad conmueve!─. Hasta ahí bacán, hasta suena heroico.

¿Y qué tiene que ver esto con Alianza? Pues, para Sifuentes, la gota que rebalsó el vaso fue la supuesta permisión de la FPF para que Alianza Lima, durante el descentralizado 2001, pueda ceder jugadores a la selección no diez días antes, como cualquier club del torneo local, sino cuatro días antes, como hacen los jugadores que militan en el extranjero. Con esto, supuestamente, Alianza tendría la ventaja de tener a sus jugadores convocados a disposición seis días más que los demás clubes. Ajá. Pero, ¿cómo se propagó esta declaración?, como podrán imaginar, aquella entrevista a la que hacíamos referencia ─y que, si gustan, pueden ver aquí─ estaba pasando totalmente desapercibida ─quizás por falta de cabida y porque, para cualquier persona con dos dedos de frente, cuestionar todo un campeonato, con tantos elementos a analizar, solo por un supuesto sería un absurdo─. La persona encargada de "hacer famoso" a Sifuentes fue nada más y nada menos que nuestro estimado Jaime Pulgar Vidal, conocido periodista, activo historiador y ferviente hincha de Universitario de Deportes.

¿Cómo así?, pues en redes sociales

"ACUSACIÓN GRAVÍSIMA" tituló Pulgar Vidal, copiando y pegando el texto de Sifuentes, tal y como pueden apreciar en la siguiente captura:

Una vez más, Jaime Pulgar Vidal "tirándole carne a los (¿o sus?) perros". Pero, Jaime, como siempre, la carne está podrida.
Pues bien, ya hemos visto lo que dice el señor Sifuentes sin ninguna omisión ─como es nuestra costumbre mostramos los argumentos contrarios en pleno, sin ocultar ni modificar nada─, ahora nos toca a nosotros dar la respectiva refutación, la cual, créannos, ha sido más sencilla de lo que esperábamos y, por supuesto, muy fácil de entender para quien, fuera de apasionamientos, quiera ver la realidad tal y como es. Solo hizo falta revisar sucesos y narrarlos cronológicamente. Aquí vamos.

¿Alianza perjudicó a la selección y el título de 2001 es injusto o turbio?

Veamos, señor Sifuentes, confiando en su palabra y suponiendo que lo que dice ─sin ninguna prueba o indicio, por cierto─ sea verdad, pensemos un momento en qué o cuánto pudo perjudicar, como usted dice, a la selección mayor el hecho de que los jugadores de Alianza Lima no fueran convocados diez días antes, como se le exigía a todos los clubes del medio local.

Consejo: chapen calendario.

El Apertura del campeonato descentralizado 2001 se inició el 17 febrero y un mes después, en marzo, se jugó la fecha 11 de las eliminatorias para el mundial de Japón - Corea 2002. Entonces la selección se encontraba en el puesto 7 de 10 selecciones participantes. Cuando acabó el Apertura, Alianza Lima quedó segundo, por debajo de Sporting Cristal, y sale campeón en un partido extra contra los celestes, el cual fue el 01 de julio en el Estadio Nacional, asegurándose así jugar el play off para definir al campeón nacional 2001, si es que no ganaba el Clausura, lo cual habría convertido al equipo en campeón nacional automáticamente.

Ahora, bien, en ese lapso del Apertura ─febrero, marzo, abril, mayo junio, julio de 2001─ se jugaron las siguientes fechas de las eliminatorias: Fecha 11 ─27-28 de marzo─, fecha 12 ─24-25 de abril─ y fecha 13 ─02-03 de junio y 01 de julio─. No se jugaron eliminatorias en mayo, estas volvieron recién en agosto. Y por esas fechas la selección alternó entre los puestos 7 y 8 de la clasificación.

Atención con esto: de 18 fechas que tuvieron las eliminatorias ─iniciadas en marzo de 2000─ la selección peruana estuvo desde la fecha 4 ─28-29 de junio de 2000─ en el puesto 7, y desde ahí hasta el final estuvo entre el 8 y 9, para finalmente terminar octava, incluso por debajo de Bolivia que quedó en el puesto 7. 

En otras palabras, la selección peruana estuvo virtualmente eliminada desde la fecha 4. Por tal motivo en la FPF destituyeron al "soñador" Francisco Maturana, tras el partido en que la bicolor perdió con Argentina en Lima por 1 a 2 en la fecha 8, el 3 de setiembre del 2000; sí, 2000, y no 2001, que es el periodo en el que, según usted, Alianza Lima perjudicó a la selección con tal de obtener el Apertura. 

Señor Sifuentes, aquí viene algo interesante y que terminará de hundir por completo su fofa acusación.

Como es sabido, Julio César Uribe fue designado como DT con la idea de remediar lo irremediable, pero la selección no pudo salir del puesto 7, incluso bajó hasta el puesto 9. El 17 de marzo de 2001, Uribe convocó a los siguientes jugadores de Alianza Lima: Alexis Ubillús, José Soto y Marko Ciurlizza. Esto precisamente 10 días antes del partido en que Perú le gana a Chile por 3 a 1 en Lima, el 27 de marzo, fecha 11. Ajá, ¿no era que Alianza Lima era el único privilegiado cuyos jugadores podían ser convocados a la selección 4 días antes y no 10 días antes como el resto de mortales?

En la fecha 12 la selección empata 1 a 1 con Brasil, ¡de visita en Sao Paulo! Y en la fecha 13 pierde en Lima contra Ecuador por 1 a 2.

Gol de Claudio Pizarro en el Perú 3 - Chile 1.
En resumen, de las tres fechas de eliminatorias que se jugaron en el lapso que duró el campeonato Apertura de 2001, la selección peruana ganó un partido de local ante Chile, empató a Brasil de visita y perdió de local con Ecuador. Evidentemente le fue mal porque no sacó todos los puntos, pero no tan mal, más aún considerando cómo venía antes.

Destronando el absurdo, rescatando la obviedad

En lo que resta de partidos de eliminatorias y del Apertura, señor Sifuentes, no puede usted afirmar que la FPF ayudó a que Alianza obtuviera el título nacional, perjudicando a la selección; primero porque Perú ya estaba eliminado antes de las cinco fechas de eliminatorias que restaban jugar. Y segundo porque, en el Clausura, Alianza quedó en el puesto 10 de 12 equipos ─¿cuál fue la ayuda aquí?─. Esto porque, según las bases de ese año, el club victoriano, tras obtener el Apertura, ya estaba asegurado para jugar el play off con quien ganara el Clausura, el cual fue Cienciano y al que venció a fin de año en dos partidos que estuvieron más para ellos que para nosotros. Basta recordar lo mucho que se sufrió para ganar 3 a 2 en Matute en un partido que los cusqueños iban ganando, y que en la vuelta se sufrió para llegar a los penales.

Entonces, señor Sifuentes, ¿dónde está la mano negra de la FPF en el campeonato de Alianza?, no me diga, ¿acaso cree que Mauriño Mendoza se dejó meter el penal decisivo de Waldir Sáenz por orden de la FPF?, ¿o que el 'colorado' Zapata se perdió ese gol en Cusco porque la FPF quería que celebre Alianza en su centenario? Y eso que no estamos mencionando que Cienciano también festejaba su centenario en ese mismo año.

Entonces, resumiendo un poco, estas son las preguntas directas para usted, señor Sifuentes: 

¿En qué perjudicó Alianza a la Selección si para cuando se inicia el Apertura del 2001 ya estábamos con la soga al cuello en eliminatorias? 

¿Cómo puede afirmar que la FPF no convocaba a los aliancistas dentro del plazo normal en 2001, si Uribe convoca a tres jugadores de Alianza 10 días antes para la fecha 11 de eliminatorias, que se cruzaba con el Apertura? 

Y como aquí nunca hablamos sin pruebas puede convencerse entrando a  este enlace. Las gracias nos la da luego. 

Que hay arreglos turbios en campeonatos peruanos, pues de seguro los hay ─y los hinchas del club que saltaron en un pie tras ver su infundada acusación lo saben mejor que nadie─. Pero si va a lanzar una piedra de ese calibre tiene que fundamentar su posición no solo con su palabra ─que de seguro es muy valiosa para sus amigos y familiares─ sino también con pruebas o mínimo indicios. Tratar de desprestigiar un campeonato bien ganado en la cancha solo porque "a usted le parece" o "porque usted lo dice" no es ético ni profesional, ¿o sí?

Más aún cuando, en el prontuario de lamentables arreglos dirigenciales en el fútbol peruano, hay hechos mucho más graves como el de sobornos para que jugadores se dejen ganar en la cancha, o acuerdos para que ciertos equipos no desciendan. Digo no más.

Conclusión

La verdad es una sola y su limpieza es impenetrable ─aunque para algunos sea tan dolorosa─, ALIANZA LIMA CAMPEÓN NACIONAL LEGÍTIMO DEL AÑO 2001, CAMPEÓN EN EL AÑO DE SU CENTENARIO.


Por Alejandro de Cotabambas
Fotos: Epensa

1 comentario:

  1. ALIANZA LIMA EL CLUB DE MIS AMORES ..!!!!!! EL MEJOR EQUIPO DEL PERU !!!!...DE TODOS LOS TIEMPOS GRANDES JUGADORES...!!!!

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.