Contra todo

Real Garcilaso 2 - Alianza Lima 2

Quizás este sea el post más fluido que me haya tocado hacer, y lo digo antes de escribirlo. Ya que sobre el partido en sí (vale decir, en el trámite táctico y técnico) no hay mucho que analizar, salvo que Alianza se paró como debía en el Estadio Municipal de Urcos. Con una línea de 4 claramente definida, dos volantes de recuperación, uno de distribución, uno por la banda y dos puntas. Aunque sabíamos de antemano que este partido iba a ser más cuestión de actitud que de otra cosa, el orden táctico de la blanquiazul estuvo, desde un inicio, muy bien definido, y en base a eso se comenzó a jugar un partido inteligente en la altura de Urcos, y ante un rival que, en cuestiones numéricas, pinta para ser uno de los finalistas de diciembre, para definir el campeonato nacional.

De esta forma, Alianza tuvo que enfrentar un partido tormentoso y adverso desde todo ángulo, pero, como siempre decimos aquí, mejor no hablar de árbitros, esta vez se me hizo complicado no mencionar al autor de que Alianza se terminara desordenando sobre el final del partido, cuando parecía ya haber asegurado el triunfo: Iván Chang.

Y es que todo iba bien para los grones. Si bien es cierto que Garcilaso, a puro pelotazo y remates desde fuera del área, hizo figura a George Forsyth, los contragolpes blanquiazules surtían cierto efecto en la defensa celeste. Sin embargo, todo se definiría a partir de cuatro pelotas paradas.

La primera: GOLAZO DE LUIS TRUJILLO, pues si alguna virtud tiene el buen 'Talara' es que cuando quiere (y entiéndase esto como "cuando se desahueva") le pega como los dioses. Y esta vez anotó un gol de antología en un tiro libre desde más de treinta metros. Era el 1 a 0 y Alianza ya soñaba con la hazaña.

La segunda: Empate de Garcilaso tras un corner ejecutado desde el lado derecho de nuestra cancha. Branco Serrano perdió la marca del paraguayo Ferreyra y este colocó un muy buen cabezazo. Serrano ya se iba coronando como el punto más flojo del partido. 

La tercera: Penal para Alianza tras una mano en área cusqueña. El 'colo' Ibáñez se paró frente a la pelota y la puso en un ángulo imposible para el 'pipa' Carranza. Era el 2 a 1 y faltaban 20 largos minutos para que se acabe el partido. Y aquí se acentúa el show de Iván Chang.

Veamos, un supuesto a penal a Guevgeozián, faltas inexistentes, amarillas exageradas (considerando que ni siquiera le sacaron amarilla al jugador que lesionó de gravedad a Uribe, por más que la jugada haya sido casual, la vehemencia en el fútbol también se castiga, según criterio del árbitro, pero esta vez no hubo mucho criterio, al parecer), y prácticamente todo a favor de la "Máquina celeste'. Así, Alianza, que mantuvo un orden casi todo el partido, se fue desdibujando y los ataques cusqueños se hacían cada vez más peligrosos, haciendo crecer la figura del 'gringo' Forsyth, a quien, valgan verdades y dejando de lado los análisis, le debemos este punto. Hasta que llegó la jugada polémica del partido...

La cuarta: Un centro desde la izquierda impactó en el siempre chúcaro Juan Diego Gonzáles Vigil, quien se había lanzado de cabeza, fiel a su estilo, hacia la pelota para evitar el centro. El balón le choca en la espalda y después da un bote para luego irse al corner, pero el árbitro, Iván Chang, sanciona tiro libre para los cusqueños por una supuesta mano del jugador blanquiazul. La verdad, no sé de dónde pudo haber cobrado algo así. Si bien es cierto que la jugada fue cuando menos irresponsable por parte del 'lobo', este fue a la pelota de espaldas y además con las manos pegadas al cuerpo; lo que quiere decir que, en definitiva, NO HUBO INTENCIÓN ALGUNA DE TOCAR LA PELOTA CON LA MANO, en caso el choque se hubiese dado. Ya si uno mira la repetición con detenimiento, se nota claramente que la pelota da en la espalda, de modo que, desde todo punto de vista ESA FALTA NO DEBIÓ SER COBRADA POR CHANG. 

Transcurría el minuto 93. Chang había dado 4 minutos más en una decisión también bastante cuestionable, pues en el segundo tiempo no hubo mayores interrupciones. Volviendo a las acciones del juego, se cobró el tiro libre y el centro encontró la cabeza de Ferreyra, quien anotó el empate desatando la fiesta en Urcos. El 2 a 2 no se movería y dejaría un amargo sabor en los paladares blanquiazules. Y es que los aliancistas ya palpitábamos una heróica victoria que además hubiese reducido la diferencia de once puntos que llevan actualmente los celestes cusqueños.

Aquí no se trata de culpar al árbitro por el mal resultado. Seguramente podemos decir que si Alianza hubiese sabido mantener su orden, así Iván Chang se hubiera puesto la camiseta del rival para sumar 12 jugadores, nos habríamos llevado el triunfo de todas formas. Aquí se trata de analizar una situación que desde hace mucho aqueja al fútbol peruano y que, salvo el gol con la mano de Guevgeozián, no ha hecho más que perjudicar nuestros intereses desde hace muchísimas fechas. Lo dejo ahí.

Habíamos dicho durante la semana que Alianza no tenía margen de error, y hoy volvimos a errar. Felizmente el resultado no nos ha hundido, pero es evidente que hemos perdido una gran oportunidad de reducir distancias con el puntero. Ahora más que nunca, la blanquiazul tiene que tirar la historia a la cancha y ganar prácticamente todo lo que se le viene. Ojo, Cristal ganó su partido y tampoco es la idea que se nos escapen ellos. La idea de Alianza tiene que ser llegar a la final y alcanzar el título, aunque los números y el funcionamiento del equipo sigan diciéndonos que todo está en contra.

A pesar de todo, y rescatando la actitud del grueso del equipo en esta tarde de domingo, ¡ARRIBA ALIANZA CARAJO!

Foto: 'A ras de cancha'.

1 comentario:

  1. Lo de Branco Serrano hoy me pareció muy flojo. Perdía pelotas siempre, tenía reacciones páticas y no metía nada. El gol de Aurich la fecha pasada, fue debido a que el jugador Serrano se dejó ganar la espalda por Merino, no sé si lo recuerdan.. Hoy pasó lo mismo 2 veces. Serrano se dejo ganar la espalda y se generaron 2 claritas para el Real Garcilaso. Es preocupante lo de este jugador, no tengo nada en contra de él pero me parece MUY flojo. Espero que el señor Valencia tome cartas en el asunto.

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.