Veda de pesca

José Gálvez 2 - Alianza Lima 2

Es difícil solo ganar dos puntos de nueve posibles en las últimas tres fechas. Si tomamos en cuenta que de esos tres partidos, los dos últimos fueron para equipos de la parte baja de la tabla, la situación se agrava. No podemos ser alarmistas y afirmar que Alianza ha entrado en una crisis futbolística pues no parece ese ser el caso, pero sí podríamos deducir que al equipo le está costando el replanteo que tiene que hacer luego de la partida de Yordy Reyna. La tarde de hoy, el equipo blanquiazul logró un empate casi agónico, luego de ir ganando durante parte del primer tiempo, de 2 a 2 ante el José Gálvez, en Chimbote.

Luego de una victoria, agónica también, del equipo de reservas y que posicionaba a este equipo en la punta de dicho torneo, el equipo principal Alianza Lima salió al campo del estadio Manuel Rivera con una alineación poco ofensiva: el 4-5-1 consideraba a tres volantes creativos  que buscarían a Wilmer Aguirre, el punta en este partido a pesar que, durante la semana, trascendió que Franquito Navarro sería el delantero titular. El partido empezó rápido para ambas partes en un estadio con buena presencia de hinchada blanquiazul. Rápidamente llegaría el primero del partido: Luis Trujillo, muchas veces cuestionado por sus labores de lateral, demostró que tiene una buena pegada con la zurda y con un buen tiro libre venció al arquero Guevara a los 5 minutos de iniciado el encuentro.

El gol tempranero no hizo que disminuyera el ritmo de juego para ambos equipos. El Gálvez, a pesar de estar entre los coleros del campeonato, intentaba atacar seguido en campo aliancista más con ímpetu que con juego elaborado.  Es en una descoordinación del mediocampo blanquiazul que nadie marcó con fuerza a Ricardo Salcedo, le permitieron enganchar y sacar el disparo fuerte y bombeado que encontró a Heredia adelantado. Pagamos cara la desconcentración y empataba el equipo chimbotano. Luego del gol del local, estos tuvieron algunas chances controladas correctamente por Heredia. Para Alianza no hubo mayores ocasiones de peligro y así se iba el primer tiempo.

El equipo de la franja roja tuvo un buen arranque en el segundo tiempo en el que adelantó sus líneas. A su vez, Valencia sacó a Anderson Cueto (de bajo desempeño en la primera etapa) y puso a Johnny Vidales para darle mayor dinamismo al ataque. Recién después de los primeros diez minutos recién Alianza tendría una jugada de peligro cuando llegó Cartagena a la esquina izquierda del área rival y sirvió a Vidales para que remate. Este pase tuvo un ligero bote que terminó por complicar a Johnny y su disparo se fue al cielo. Justo el tipo de ocasiones que, en un partido así, no deberían desperdiciarse.  No pasó mucho tiempo para que se hiciera efectivo el dicho “goles que no haces, goles que te hacen” cuando un ex-grone, el “Karioka” Velasquez, tuviera una rápida incursión tras un pase a las espaldas de la defensa grone, a la que agarró mal parada, alcanzó a servir para Aliberti y este definió con el arco casi desguarnecido para marcar el segundo.

Valencia realizó dos cambios luego de eso: Franquito Navarro por Wilder Cartagena y Branco Serrano por Sergio Peña. El resultado: tuvimos más peso en la línea de delanteros pero, en contrapartida, el medio campo quedó casi vacío y sin gente que origine las jugadas para los delanteros, limitando a que el juego se desarrolle mediante eventuales contragolpes o pelotazos largos. Ante el resultado adverso, los defensas grones tuvieron que subir a atacar. Fue en una de esas que la pelota le queda a Koichi Aparicio al borde del área, saca un remate fuerte y complicado para el arquero quien deja un rebote justo para Wilmer Aguirre quien, solo y con el arquero sin capacidad de responder, dispara de zurda a las nubes. Y a las nubes parecía que se nos iba el empate.

Era difícil de prever que sería justo uno de esos pelotazos, que parecían no hacer daño alguno, los que generarían el segundo gol de Alianza. El balón le llegó de lejos a Navarro quien quiso demostrar que por algo había entrado, aguantó la pelota, esperó la llegada de un compañero y vio llegar a Paulo Albarracín. Este, desde el borde del área, apunta y dispara. Un tiro imposible para Fisher Guevara y un GOLAZO para el empate de la blanquiazul. Los últimos minutos del partido, el equipo blanquiazul recibió una inyección de energía durante los cuales buscó, con mucho mayor ahínco, el gol que permita ganar en una cancha difícil. Hubo dos ocasiones, de Serrano y Aguirre, que pudieron haber sido claras pero que no llegaron a concretarse. Eso sería lo último de un partido bastante vistoso, a pesar de que no es buen negocio no ganar los tres puntos ante uno de los equipos en la cola.

A pesar del gol de Mostto la semana pasada, sigue siendo preocupante la falta de gol de los delanteros, en especial de Wilmer Aguirre. Concuerdo con varias opiniones en que indican que Aguirre aporta más como extremo por los lados en que puede correr y recuperar, cuando es necesario. Ser punta no es lo suyo pues tiene un MUY SERIO problema de definición. Asimismo, se saluda el debut con asistencia de Franco Navarro, delantero que asoma como una opción interesante. Toca tomar en cuenta todos estos factores y replantear el partido frente a la Universidad Cesar Vallejo este jueves 11 en Matute, partido que debe servir para sacudirnos de estos tres partidos sin ganar. Les estamos confirmando la hora durante la semana.

¡Arriba Alianza Lima!

Foto: DeChalaca.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.