Un punto de incertidumbre

Alianza Lima 1 Unión Comercio 1


Alianza estaba obligado a ganar hoy por diversos motivos: Para limpiarnos la cara tras la derrota en el "clásico", para aprovechar la caída de Garcilaso y el empate de Cristal, para demostrar que podemos arreglárnoslas sin Yordy y, sobre todo, para renovar la confianza de la hinchada que, pese a acompañar al equipo, lo mira con escepticismo desde hace buen rato. Pero la victoria no se dio en La Victoria y la preocupación está latente, haciéndonos preguntar cuánto más podrá seguir sosteniendo este equipo los relativamente buenos resultados -en el balance- de las últimas fechas.

El primer tiempo se inició con una grata rareza: Alianza Lima generando algunas situaciones de peligro. Unión Comercio no presentó una férrea marca, y algunos de los usualmente infructuosos pelotazos hacia el área rival por parte de Alianza terminaron encontrando a los delanteros con cierto espacio, en jugadas que terminaban desaprovechando en el último o el penúltimo toque. Incluso, más o menos a partir del minuto '30, los aliancistas de arriba se animaron poco a poco a tratar de triangular y armar paredes, lo cual se agradece enormemente. Peña, en una buena noche, fue el conductor del equipo y el mejor de Alianza, poniendo varios pases certeros en ofensiva, de los cuales uno terminó en el gol de Mosto al minuto '40, tras piboteo de Wilmer Aguirre. Con la ventaja y el dominio del partido en su trámite, nos fuimos al descanso.

La segunda mitad arrancó con un Comercio muy decidido a lograr el empate. El equipo selvático, en su búsqueda del gol, dejó espacios que los grones no supieron aprovechar. Hasta el minuto '72, Alianza estuvo más cerca de ampliar el marcador de que se diera el empate, teniendo, por ejemplo, el remate de Peña que Juan Flores termina mandando a tiro de esquina. Pero Comercio también tuvo lo suyo, alcanzando de a pocos profundidad en terreno blanquiazul. La defensa y la primera línea de volantes en Alianza no parecía estar jugando con el marcador a favor, adelantándose y participando en cancha contraria más de lo necesario, provocando así contras peligrosas por parte de la visita. Pero el empate no llegaría por esa vía: Un tiro de esquina al minuto '74 terminó en el gol del empate. Justo. Sí, justo porque este balón detenido fue producto de una escandalosa mano de Ibañez que hizo rebotar la pelota hacia la línea de fondo, un penal no sancionado por Roberto Mauro. Creo que a partir de ahí el partido era bastante previsible: Alianza tocando en zonas improductivas, centros sin destino (Mosto, mal que bien nuestro único delantero neto, ya había salido) y un equipo sin creatividad ante un rival que pone el candado atrás para defender su punto de oro. Sobre el final, tras un tiro de esquina, Ibañez se pierde una ocasión inmejorable, pateando suavemente un balón que sacó un defensa rojo de la línea. Y así, Alianza perdió la oportunidad de dar caza a los rivales directos que tropezaron en esta fecha.

Lo dicen los números: Todas las victorias de Alianza como local fueron por la mínima diferencia. Preocupa en demasía la escasa productividad aliancista, en una situación en la tabla en la que los cinco primeros equipos están muy apretados y está prohibido tropezar. Este partido fue mucho más "ganable" que los jugados contra Melgar o UTC, por ejemplo. Los espacios que hoy tuvimos fueron los entregados por un equipo que está peleando el descenso, no algo generado por nosotros. No los tendremos así de "fácil" contra la mayoría de cuadros que nos visiten. Todos los hinchas de Alianza estamos rogando porque se abra ya el mercado de pases para la llegada de los refuerzos, pero aún hay mucho por afrontar en esta etapa del torneo. Me parece que es momento de probar a algunos de los muchachos que destacan en reservas, como Buenaño, por citar un caso. 

Bueno, esperemos que este equipo encuentre el modo de refrescarse con lo que hay de momento, de dejar de lado sus complejos ofensivos y lograr los resultados que lo mantengan arriba durante este tramo del torneo. ¿Los hinchas? Debemos seguir acudiendo al templo, porque el factor aliento puede marcar la diferencia para un equipo tan irregular como este. Además, no podemos fallar sea cual sea el contexto, pues así lo manda la mística de nuestra camiseta.

¡ARRIBA ALIANZA!

Foto: DeChalaca.com

1 comentario:

  1. Suscribo y ya. Escepticismo es consecuencia de irregularidad. Arriba Alianza!!!

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.