Para dar un respiro

Alianza Lima 1 - Sport Huancayo 0

No fue un buen partido, no jugamos bien. Si bien es reconfortante la obtención de los tres puntos para terminar una nefasta racha de cinco partidos sin conocer la victoria, no podemos afirmar que, con este resultado, Alianza ya ha encontrado una idea de juego clara pues no es lo que hemos visto en la cancha salvo el gol en una jugada aislada. El equipo blanquiazul venció por la mínima diferencia a Sport Huancayo en medio de un partido con errores por ambos lados y situaciones de gol desperdiciadas por el cuadro grone.

El día empezaba bien en la antesala del partido principal pues nuestro equipo de reservas tomó nuevamente la punta del torneo al vencer por 4-1. Recordemos la importancia de este torneo pues, aparte de foguear a jóvenes jugadores que en un futuro cercano podrían acceder a oportunidades en el primer equipo, el campeón de este torneo recibe dos puntos de bonificación en el Descentralizado que bien pueden ayudar al equipo principal a fin de año.

El partido principal empezaba con un Alianza que jugaba y proponía mucho más que su rival. Desde el principio del encuentro, el principal referente de área de Sport Huancayo (y del fútbol peruano, en general), el “Checho” Ibarra, era ajustado por los centrales blanquiazules Koichi Aparicio y Emiliano Ciucci, este alternando como titular debido a la lesión de Walter Ibáñez. El argentino blanquiazul no se dejó doblegar por las mañas del “Checho” y le ganó prácticamente todos los anticipos y pelotas aéreas a lo largo del partido.

Pero, si la defensa estaba bien parada, otra historia totalmente distinta era la que vivía el equipo tres líneas más adelante, en la delantera. Una lágrima total lo de nuestros delanteros la tarde de ayer. Primero Mostto, alrededor de los 10 minutos del primer tiempo recibe solo el balón en el área, define sin ver al arquero y termina tirando la pelota suave al cuerpo del guardameta. Más adelante, Quinteros da un largo pase hacia la izquierda que encuentra al “Zorrito” Aguirre libre y con campo para aprovechar su velocidad. Llega al área y, ante la salida de Pinto, define cruzado de zurda y la pelota se va fuera. La desesperación se iba apoderando de los presentes en el Alejandro Villanueva, ¿cómo podíamos fallar tantos goles?

No por nada el goleador del equipo, el “Colo” Ibáñez, es defensa. A veces los zagueros tienen que subir y proponer en el ataque ante la inacción de los delanteros y este partido fue uno de ellos. Emiliano Ciucci no solo reemplazó a Ibáñez en la zaga sino también en hacerse presente en el marcador: al minuto 40 llegó al área y conectó de cabeza un buen centro de Luis Trujillo para poner el gol de la victoria, el gol con el que se hacía justicia. El primer tiempo terminaba con otra opción más de Aguirre que se iba desviada pero que ya había sido previamente invalidada. Los hinchas blanquiazules solo esperábamos que el dicho “Goles que no haces, goles que te hacen” no se hiciera presente.

Afortunadamente, los defensas grones continuaron, durante el segundo tiempo, la buena actuación de la primera parte, mostrándose seguros ante los débiles ataques de la visita. En la delantera la historia también era la misma, ni Vidales, ni Mostto, ni Aguirre veían crecer sus posibilidades de anotar. Los dos primeros fueron cambiados por Peña y por Franco Navarro, respectivamente, durante la segunda parte.

Minutos después, el panorama se empezaba a ver cuesta abajo para los grones: al buscar llegar, en área contraria, a una pelota que le sobraba y se iba del campo, Koichi Aparicio estira la mano para llegar y esta impacta el balón. El árbitro lo interpreta como intencional y le muestra la segunda tarjeta amarilla. Una expulsión tonta que nos dejaba con diez y más expuestos a un equipo que buscaba el empate. No obstante, eso no sucedería, Sport Huancayo presionó muy poco en lo que quedaba del partido e, incluso, vio a dos de sus jugadores (Ryan Salazar y Rafael Farfán) irse a las duchas tras mostrárseles tarjetas rojas. Ya no habría más ocasiones de peligro para ningún lado y así terminaba el partido.

Siempre es bueno ganar, pero es mucho mejor ganar con buen espectáculo y, sobre todo, con un esquema de juego definido y, durante casi todo el año, no hemos visto que el equipo haya tenido uno. Es preocupante la falta de gol de los delanteros, sobre todo cuando tuvieron tantas ocasiones y las fueron desperdiciando una por una. El hecho de que nuestro goleador sea un defensa central dice mucho. Aún así, la próxima cita es en el estadio Municipal de la provincia de Espinar (Cusco) y, a pesar de ser una cancha difícil, hay que salir a ganar.

¡ARRIBA ALIANZA!


Foto: La República

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.