Semana no redonda

Semana de "clásicos"

Alianza Lima 1 - Sporting Cristal 0

La fecha del miércoles nos enfrentó al siempre candidato al título, Sporting Cristal, con todas sus figuras y dispuesto a seguir escalando posiciones en la tabla. Alianza llegaba de empatar en Cusco y el Estadio Nacional estaba a la expectativa de un gran encuentro entre grones y rimenses. El partido estuvo, creo yo, a la altura de lo esperado. Pues fue un partido intenso, jugado a un gran ritmo y con mucha táctica. Alianza logró equiparar la capacidad individual de Cristal con un planteamiento defensivo bastante físico y aguerrido. Y en una pelota parada, el uruguayo Walter Ibáñez puso, de cabeza, el único tanto del partido, el gol de la victoria. 

Conato de inestabilidad

Alianza pasaba, así, su segundo gran examen de las tres durísimas fechas que le tocaron. La primera gran prueba había sido en Cusco, ante Garcilaso, donde lograron sacar un resultado favorable. La victoria ante Cristal, sin embargo, se vio empañada por una repentina declaración de Wilmar Valencia, quien afirmaba que la señora Susana Cuba había pedido su renuncia.

Esto se habría dado debido a un mal entendido entre la administradora temporal del club y el director técnico, por la inclusión de Yordy Reyna en el partido, aún cuando no habría existido autorización del nuevo club del jugador, el FC Red Bull Salzburg de Austria. Felizmente en los días posteriores este problema se resolvió favorablemente para los intereses del equipo. Valencia fue ratificado como entrenador y todo había quedado listo para la prueba más difícil, difícil, si, porque Alianza tendría ahora un rival de nivel ascendente y además bajo el ambiente propio de los "clásicos", con la presión que ello implica.

Universitario 1 - Alianza Lima 0

Soy hincha y siempre duele perder un "clásico", pero aquí se trata de analizar fríamente la situación apuntando a la objetividad. 

¿Cómo llegaba Alianza a este "clásico"? 

Llegaba motivado aunque no tanto como pudo, pues se vivieron momentos de tensión previos al partido (lo mencionado sobre Valencia y Susana Cuba). Lo otro que influyó tremendamente, queramos o no, es la ausencia de Yordy Reyna. El equipo jugaba a su ritmo y de él dependieron las situaciones de ataque no en pocos partidos, sino en todo lo que va del año. Esta suerte de "Yordydependencia" se iba a notar más que nunca en el partido subsiguiente a su partida, y este fue el caso. Se le extrañó, y aunque no deberíamos dramatizar con el tema, todos estos elementos influyeron tanto en la previa como en el partido mismo. Aún con ello, considero que la blanquiazul se mostraba amenazante ante un cuadro crema bajo casi las mismas condiciones. Lo que hacía pensar en un partido bastante parejo.

¿Cómo llegaba la 'U'? 

Motivado, también, por los últimos buenos resultados obtenidos, sobre todo en condición de visita. Comizzo parece haber encontrado la fórmula adecuada para hacer de su equipo no sólo un rival que presiona y obstaculiza la generación de juego de su oponente, sino también un empuñe peligroso de cara al gol, donde Guastavino había tomado bastante protagonismo.

A pesar de que ambos equipos pasaban por sus picos de rendimiento en el año, el "clásico" terminó siendo un partido muy mal jugado. Un choque trabado y cerrado donde se evidenciaron las claras limitaciones de ambas escuadras. La U, claro está, era el local y sentía la presión de ganar para poder mantenerse en la punta. Alianza venía con una mochila un poco menos pesada, pero no por eso sus jugadores bajaron los brazos en algún momento del encuentro. 

Tras un primer tiempo muy equilibrado y casi sin situaciones, en el segundo periodo la U pesó un poco más y esto le permitió generar cierto peligro en el arco de Heredia. Sin embargo, no había claridad ni en los ataques cremas ni en las contras blanquiazules, por lo que todo hacía presagiar ya sea un cero a cero, o que se abra el marcador tras un error muy puntual de alguna de las dos defensas.

Y ese error fue de Alianza.

Un pase largo cuyo rebote sobró a Branco Serrano, dejó solos a los delanteros cremas al borde del área grone. Guastavino se las ingenió para dejar la pelota hacia atrás, donde llegaba Christopher Gonzáles para clavarla en el palo derecho de Heredia. Con el gol crema, Alianza salió con todo en busca del empate pero, como sucedió durante casi todo el partido, se encontró con una delantera bastante errática representada por Mostto y posteriormente por Vidales y Bazán. 

Decir que "el lobo" no tiene peso en la ofensiva es una obviedad, como también es una obviedad que al menos necesitaría un acompañante. Queda claro que el actual sistema de Valencia no ayuda en nada al desempeño del veterano delantero, quien tuvo una sola oportunidad clara y la mandó al cerro de Ate. En cuanto a Bazán, ya no sorprende que no aparezca cuando tiene que aparecer, a pesar de que por ratos parece ponerle empeño, luego se desvanece como si alguien lo hubiese sacado del campo. Vidales entró para reemplazar al '9' pero no pudo cambiar el rumbo de las cosas. 

Por su parte, la defensa, en general, tuvo un buen partido, salvo el grosero error de Serrano en el gol, pero, claro, la idea no es sepultar a nadie, más aún cuando hace tan solo media semana todos hablaban maravillas de él tras el gran partido que jugó ante Sporting Cristal.

Lo cierto es que perdimos y que fue una derrota justa ante un rival que lo buscó un poco más, sobre todo en la segunda parte. En partidos así de cerrados y equilibrados los errores se pagan caro, y este ha sido uno de esos casos. El fútbol, sin embargo, te da revanchas seguidas y las oportunidades idóneas para recuperarte de una caída. Da tranquilidad la declaración final de Wilmar:

"Nos hemos levantado de caídas más dolorosas. Nos recuperaremos rápido de esto y seguiremos peleando el título".

Fríos números

Con este resultado, Alianza Lima se ubica en cuarto lugar, con 34 unidades, tercero se encuentra Sporting Cristal con 36 puntos, luego, en el segundo lugar, Real Garcilaso con 37, y como líder está la U con 38. Todo bastante apretado, más aún considerando que Garcilaso tiene varios partidos pendientes relegados por su participación en Copa Libertadores. Debajo de Alianza está la U. César Vallejo con 33, es decir, desde el quinto hasta el primer lugar sólo hay 5 puntos de distancia, por lo que no hay una diferencia descollante en la parte superior de la tabla. De continuar esta tendencia, serán las liguillas las que terminen de definir la situación de los equipos que aspiran al campeonato.

Por ahora, renovamos nuestro compromiso con el Club de nuestros amores, y estaremos presentes en el próximo encuentro a jugarse en Matute.

¡ARRIBA ALIANZA!

Fotos: Corazón Alianza Lima y La República

1 comentario:

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.