Cachete, brother


Alianza Lima 1 - Melgar 0

La noche fría de un atípico lunes futbolero no fue excusa para que el pueblo deje de ir al estadio, siempre existe una buena razón para ir a Matute y más si juega Alianza. El público fue a alentar, a darle calor a la noche y el equipo cumplió con llevarse los tres puntos en un partido con altibajos futbolísticos. En la víspera del onomástico del gran Alejandro Villanueva, Alianza Lima venció 1 a 0 al Melgar de Arequipa logrando su tercera victoria consecutiva para volverse a meter en la pelea por la punta del Descentralizado.


Ya antes del partido del primer equipo, la reserva goleaba 4-0 a su similar arequipeño para obtener la punta del campeonato. Así se calentaban los motores para el partido de fondo. El gol llegó rápido, muy rápido. Cuando recién calentábamos gargantas (y yo recién buscaba un bus para regresar a casa luego de trabajar) la transmisión radial sorprendía con un tiro libre de peligro a favor de Alianza. Tras rebotar en la barrera, la pelota le queda a Paulo Albarracín quién conecta un disparo que no logra controlar Butrón y se cola en la portería de Melgar. 1 a 0 y la gente aplaude a Albarracín, sobrio y destacado volante quien hasta hace pocas fechas no jugaba y hoy se sacaba el clavo con el gol del triunfo. El primer tiempo tendría unas cuantas opciones más, sobre todo remates de media distancia y una clara que Aguirre no supo controlar, le pegó en primera y se fue desviado. Asimismo, el cuadro visitante ya empezaba a avisar con algunos ataques en la parte final de la primera etapa, un aviso de lo que podía venir en el segundo tiempo.


El segundo tiempo empezó parejo por ambas partes. La táctica de Melgar estaba clara: que sus volantes lancen servicios a la espalda de los centrales grones y que esas pelotas lleguen a los delanteros. Algo que distinguió a este cuadro arequipeño de los otros equipos que llegaron a Matute este año, como bien mencionó Elkin Sotelo vía Twitter, es que nunca se replegó ni adoptó un planteamiento únicamente defensivo sino que constantemente buscaba el arco aliancista. Se podría decir que fue por el gol tempranero que sufrieron pero aún así, se veía que la táctica ofensiva fue planteada desde el inicio; probablemente porque ya se sabía que en Alianza no iba a alinear Reyna.


Una más de Aguirre en el segundo tiempo: pase a Mostto por la derecha, este que avanza y desde el borde del área ve al 'Zorrito' que va entrando y le lanza un centro buscando que el delantero llegue. Leao, con toda la experiencia, logra achicar el espacio lo más posible y evita un gol casi cantado. La mala suerte no terminaría ahí para nuestros jugadores ofensivos: Bazán, que en el primer tiempo había sido injustamente amonestado por supuestamente fingir una falta, ahora sí la fingió y el árbitro no dudo en sacarle la segunda amarilla y, por ende, expulsarlo. Una pena por Bazán pues representaba un partido en que podía seguir mostrándose y era clave en la ofensiva ante la ausencia de Reyna pero también la jugada mostraba que una mala decisión del árbitro Garay (de pésima actuación) traía consecuencias negativas a la larga.


Con un hombre menos, se hacía más difícil tapar las salidas de los laterales arequipeños y, por varios minutos, la defensa de Alianza y George Forsyth se enfrentaron a un aluvión de ataques characatos, empilados por la reciente superioridad numérica. Así hubo varias otros avances de Melgar que se logró detener y que terminaron por dejar lesionado a Forsyth en el abductor. Se realizó el cambio de George por Manuel Heredia y este fue rápidamente exigido. La defensa grone no se daba un descanso.


Los últimos minutos fueron difíciles pues los visitantes intentaban armar jugadas ofensivas. Ya casi al final, luego de una pelotera en el área, la pelota impacta casualmente en el brazo de José Cánova y Garay deja seguir el juego ante los airados reclamos de los jugadores del conjunto dominó. No habría mucho tiempo para más y, luego de un exageradamente largo tiempo extra, termina el partido con los tres puntos quedándose en Matute.


No merecimos sufrir tanto pero tampoco supimos resolverlo y eso casi nos cuesta el empate en el segundo tiempo. La súbita expulsión tuvo más repercusión futbolística que cuando sucedió en el partido frente a Pacífico en Huacho donde, pese a estar con diez hombres, logramos ganar. La buena noticia es que esta victoria cae justo en la víspera del cumpleaños del más grande ídolo de Alianza Lima y forjador del estilo aliancista: Alejandro Villanueva. Los invitamos a leer sobre la historia de este gran jugador en varios artículos que El Blog Íntimo ha preparado en su misión de difundir el aliancismo. A celebrar la victoria y a recordar al popular "Manguera".


¡Viva Alejandro Villanueva! ¡Arriba Alianza Lima!

Foto: Depor.pe

1 comentario:

  1. Ser aliancista es el mejor don que Dios me puso dar. Carajo, qué orgullo llevar estos colores. ¡ARRIBA ALIANZA!

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.