Senda definida

Pacífico FC 1 - Alianza Lima 2

Hay partidos así. Los hay de todas las formas, y también los hay así. De esos en los que se tiene todo a favor, se gana con holgura o se pierde por no aprovechar. Y también están estos en los que todo va en contra. El rival, que siempre será algo a no subestimar, el clima, a veces, y claro, los árbitros. Aquí no solemos pasarnos líneas de líneas escribiendo sobre ellos, ni para criticarlos ni para felicitarlos, pero lo de hoy fue vergonzoso, ya lo ampliaremos luego. Lo más importante es que se obtuvo el resultado, Alianza ganó 2 a 1 y ganó con justifica e inferioridad numérica (se goza el doble, dicen). Pero lo que también es muy importante es que hoy se vio un equipo que trató de jugar bien, hilvanando con criterio, y por momentos parecía un equipo a la altura de lo que merece la historia del Club. Nos olvidamos, por hoy, de los pelotazos a los que tanto nos estaban mal acostumbrando. ¿Habrá encontrado el equipo Valencia?, ojalá, pero lo que queda claro es que esta debería ser la senda a seguir. Y quedó demostrado que Alianza tiene argumentos para ser más que el equipo rústico e irregular que ha sido hasta ahora.

Inicio

La blanquiazul tomó la iniciativa desde el vamos. Valencia repitió el esquema utilizado ante UTC, con algunas variaciones de nombre, formando con Forsyth en el arco, Ibáñez y Canova (quien volvió al titularato después de algunas lesiones) como centrales, Donayre como lateral derecho y Trujillo por izquierda. En la volante, Uribe y Albarracín ocuparon la primera línea, siendo este último el que usualmente desenganchaba para generar peligro a la hora del ataque. Por izquierda Sergio Peña, y por derecha Wilmer Aguirre, quien apoyó muchísimo a Donayre en los relevos y coberturas. Arriba Yordy Reyna detrás de Mostto. Pacífico, fiel al estilo que lo ha caracterizado en lo que va del campeonato, aguardó con criterio y trataba de cotragolpear rápido utilizando la velocidad de sus delanteros. Bajo ese contexto, Andrés Mendoza era un dolor de cabeza para la defensa grone, aunque fue muy bien tomado. Así terminó un primer periodo bastante equilibrado, casi de estudio.

Gol de camerino

Empezaba el segundo tiempo. Alianza fue con todo nuevamente pero esta vez se armaría una jugada apelando al criterio, al juego en conjunto que no debemos olvidar jamás. Albarracín se tomó el tiempo de pensar el pase a dar, lo dio con precisión, dejando solo a Reyna quien luego de intentar definir, y con algo de suerte, vio cómo la pelota se fue metiendo al arco de Jhonny Vegas. Era el 1 a 0, y se abría el arco en el momento justo. Pacífico fue con todo en busca del empate y se encontraba con una defensa desordenada y que sufría mucho, sobre todo en las pelotas detenidas, ¡OJO CON ESTO, PORQUE NO ES NUEVO!, cada corner, cada centro, cada pelotazo, era un martirio para la hinchada, pues no se tomaban bien las marcas. Sin embargo, los espacios que dejaba el rival conllevaban a rápidas contras blanquiazules que NO SUPIMOS CONCRETAR, y aquí otra alarma muy peligrosa: Alianza sigue careciendo de ese "instinto asesino" que debe tener un equipo con sus aspiraciones. Se dieron hasta tres oportunidades claras de gol que no se cerraron debidamente, y al llegar el gol del empate, la historia me parecía un cuento conocido, como el sucedido en Tarapoto, frente a U. Comercio. 

Lo esperamos un Vidales

Había ingresado Cartagena por Peña, para poner más marca en el medio sector. Pero pocos contaban con que el recién ingresado iba a hacer gala de su técnica para ponerle un pase preciso a Jhonny Vidales, otro que también tenía pocos minutos en la cancha. Vidales quedo solo por toda la banda, yendo en diagonal, mientras un defensa estaba a punto de cerrarlo y Vegas trataba de robar el segundo palo. El joven sorprendió a todos con un sensacional puntazo que se metió directo al ángulo superior izquierdo del arco. Golazo. La blanquiazul jugaba con 10 hombres por la expulsión de Uribe (ya hablaremos de los árbitros) y parecía complicarse todo, el gol de Vidales aplacó las ansias de la hinchada y del equipo, fue como un eficaz tranquilizante que permitió al equipo plantarse mejor en la cancha y dedicarse sólo a neutralizar a Pacífico. Y así lo logró. Alianza se llevó un triunfazo de Huacho, rompiendo la imbatibilidad de local que tenía el equipo nacido en San Martín de Porres. 

Los árbitros

Seré concreto: dos penales claros no cobrados en perjuicio de Alianza, una expulsión exagerada (la de Julio Edson Uribe), polémica en el gol de Pacífico por la posición de Mendoza, un mano a mano de Reyna anulado por un offside que NO EXISTIÓ. Es decir... el arbitraje de hoy fue una total y absoluta porquería. Que no pase esto por alto debido al resultado. Alianza ganó, pero arbitrajes tan malos como el de hoy no pueden seguir sucediendo, cuando menos raro lo de esta tarde, a estas alturas ya nada sorprendería. Con lo sencillo que es establecer sanciones para los árbitros por errores sucesivos, con eso se solucionaría el problema. En fin.

Con buena cara

Contra todo, sacamos este gran resultado y respiramos más tranquilos. Parece que ya nos terminamos de sacudir de la crisis en la que estuvimos sumergidos hasta hace poco. Que la irregularidad no siga siendo el sello y firma de este equipo que tiene con qué. Nuestro próximo rival será Melgar en Matute, y ahí estaremos.

¡ARRIBA ALIANZA!

Foto: El Comercio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.