Apagón general


Alianza Lima 2 - Deportivo San Martín 3

Es difícil sentarse al computador a escribir luego de un partido así, es complicado para alguien que siente tan profundamente los colores del equipo del pueblo aceptar que otra vez estamos cayendo en los mismos errores, es terrible para quienes amamos este club sentir tanta impotencia de ir al estadio y desde la tribuna mirar todo lo que sucede y no poder hacer algo para que esta situación cambie, Alianza sufre y con ella su pueblo también.

Inicio prometedor

La tarde pintaba para un espectáculo, como siempre la hinchada se hacia presente en Matute luego del traspié de la semana pasada cuando jugamos de visita, hoy renovada la fe en el equipo y después de escuchar los “mea culpa” de Valencia y sus dirigidos el pueblo hacia un borrón y cuenta nueva esperando rencontrarse con su equipo y así llenaba el templo, alistando la garganta y el corazón para alentar a la blanquiazul, hasta ese momento nadie sospechaba lo que estaba por venir.

Se inician las acciones y rápidamente vemos a un Alianza agresivo, si bien tenía frente suyo aquel equipo que lo tuvo de hijo y fue su bestia negra los últimos años, el partido en sus primeros minutos presenta a un San Martin distraído y mal parado en defensa, Anderson Cueto aprovechaba para complicar por el lado derecho mientras que Uribe y Beltrán lucían sólidos en la contención impidiendo que Portugal profundice para los santos, fue así que llegaría el gol desde el borde del área con un zurdazo de Cueto a los 5 minutos del 1T y matute reventaba de alegría ante un San Martín desconcertado, sin alma ni argumentos.

Los siguientes minutos muestran a un Alianza que se va constantemente por las bandas al ataque, fue así como llegaría el segundo gol por un centro de Anderson Cueto muy bien conectado por Cuba en complicidad de una defensa mal parada y llega el 2-0 en matute, fiesta señores y todos presagiábamos una goleada (si, esa goleada con sabor a venganza de tantos años sin poder ganarle contundentemente al equipo santo).

Goles que no haces

El resto del primer tiempo Alianza perdería en los pies de Cuba, Mostto y Aguirre por lo menos 4 ocasiones solos frente al arco para anotar, San Martin ya había entregado el espíritu y solo faltaba liquidarlo, dar la estocada final pero los dirigidos por Valencia no supieron matar a un moribundo, por el contrario, San Martin avisaba que esa excesiva proyección por las bandas dejaba en desbalance al cuadro blanquiazul, y prueba de ello era que Villamarín y Cuba quedaban mal parados ante los débiles ataques de los blancos, la oscuridad ya avisaba en matute.

El Fantasma de los segundos tiempos

A los 5 minutos del segundo tiempo ocurre un apagón en Matute, sí, si, quizás para mostrarnos lo vulnerables que somos el destino nos jugaría una mala pasada , el partido se enfriaría y con ello la oportunidad de los blancos de sacudirse y reaccionar anímicamente, pues este muerto recibió un aliento de vida y en casi 20 minutos de descanso cambió el chip y al reiniciar el partido el mismo equipo fue otro, prácticamente al minuto de juego Maximiliano Giusti aprovecha un centro y anota el descuento, Alianza cede el protagonismo a los santos esperando el contragolpe de Reyna que ya había ingresado y 5 minutos mas tarde Balbín aprovecha un desconcierto en la zona media y gol de San Martin, 2-2 en matute y el equipo no reaccionaba.

Alianza intentó pero solo se encontró con su desorden y evidenció su falta de fuerza mental y capacidad de reacción, los blancos con el marcador emparejado agarraron moral y Perea se encargaría de matar a este Alianza sin alma, que luego del 3-2 a los 81 del ST intentaría de manera desordenada empatar el marcador jugando al pelotazo y atacando a lo que salga mientras Valencia desde la banca no encontraba respuesta a este desastre. El colegiado Álvarez daría 4 minutos más pero ante un hecho lamentable (botellazo al juez de línea) la historia no se movería, Alianza otra vez, cual ya se hace una costumbre, deja escapar un triunfo teniendo el partido ya ganado.

¿Qué es lo que pasa en la interna? 

Mucho se habla de que la interna de Alianza no anda bien, que Susana Cuba a lo Margaret Thatcher impone su mano de hierro en matute y eso tiene afectados a los jugadores a quienes por cualquier falta les aplica descuentos a sus sueldos, también se comenta de la estricta manera de llevar el camerín por parte de Wilmar y que esto incomoda a algunos jugadores acostumbrados a las argollas e indisciplinas, quizás todo esto sean verdades o especulaciones pero no podemos negar que algo sucede adentro, algo que esta afectando (deliberadamente o no) al equipo, esta situación debe llevar al diálogo entre todas las partes y buscar sacar adelante al club , esperemos que por el bien de nuestros colores la administración aperture el diálogo, pues su labor también es manejar conflictos internos y construir puentes a la resolución de problemas.

¿Por que se cae el equipo en el segundo tiempo?

Es una pregunta que todos nos hacemos, los últimos 3 partidos vimos claramente que hay un decaimiento general en el juego y la actitud del equipo, Valencia trata de darle una identidad y busca meterle vértigo al juego de Alianza pero el equipo termina decayendo de manera mas que sospechosa para la segunda mitad, si bien el problema de las bandas a la hora de defender esta mas que evidente no se notan las medidas correctivas por parte de Valencia, esto sumado a la inexplicable ausencia de Albarracín en el mediocampo en varios encuentros, un jugador que para muchos debería ser titular indiscutible en la oncena de Wilmar, Alianza pierde a la hora de defender desde su medio sector, Uribe no se consolida totalmente y Beltrán en varios partidos deja espacios en el medio y esto es aprovechado por los equipos que ya conocen el libreto de los blanquiazules, arriba Mosto no es solución a la falta de gol y no podemos pedir mucho de Yordy sin un hombre que lo acompañe en el área, ya que Aguirre no demuestra su cartel de refuerzo, capitulo aparte es Bazán, jugador cobarde y sin temperamento que no explota su físico ni sus condiciones, alguien debe enseñarle que ese número 10 en Alianza no lo lleva cualquiera, ya que este jugador cree que correr con la pelota sin soltar un buen pase es jugar al futbol, ahora debe entender porque no lo llama Markarián. 

Lo que se viene

Alianza ya perdió la punta por errores propios, jugamos de la peor manera este fin de semana, en pocos días nos toca el siempre difícil Sport Huancayo en la Incontrastable, mas que una victoria el equipo necesita reaccionar ante esta crisis, los jugadores deben comprender que visten la camiseta mas gloriosa de este país y que no pueden darse el lujo de perder tan cojudamente sus partidos, están en Alianza carajo y no vamos a permitir que supuestas echadas (Wilmar, debes estar atento) o faltas de concentración (como dijo un seguidor del blog: “trabajan toda la semana para concentrarse por 90 minutos en el partido”), hay que voltear la pagina rápidamente y no pensar más en las derrotas ni estar lamentándonos de lo sucedido en matute, es verdad, jode que estos jugadores no amen la camiseta como nosotros pues son unos asalariados, pero por dignidad a su profesión deben sacarse la mierda en la cancha para que lleven honestamente los frejoles a sus mesas, de parte de la hinchada nuestro eterno compromiso con estos colores, alentar y estar siempre presente es nuestra consigna, porque nunca jugarás en silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.