Volver a la victoria en La Victoria

Alianza Lima 2 - Juan Aurich 1

Siempre es bueno ganar, es lo que se busca cada partido pero volver a la senda del triunfo luego de tantos partidos sin ganar en nuestro recinto y ante un rival siempre complicado en los últimos partidos con ellos le da un sabor especial a esta victoria. Sí, es posible que ya no estemos peleando por nada, pero el honor siempre hay que mantenerlo hasta el final, por eso siempre es bueno ganar. Anoche la racha de malos resultados en Matute se cortó y Alianza Lima venció 2 a 1 a Juan Aurich de Chiclayo.

Los chiclayanos llegaban a este partido más necesitados de la victoria que los grones quienes ya estaban salvados del fantasma del descenso. Los primeros, en cambio, tenían aún posibilidades, aunque ligeras, de llegar al Play-Off con Sporting Cristal; en todo caso, aún tienen opciones de aspirar a clasificar a la Copa Libertadores y los tres puntos eran vitales para ellos. Por otro lado, los aliancistas, ya salvados, llegaba con una presión mucho menor que en otros partidos y se notó desde el inicio de juego. El primer tiempo fue trabado para ambos equipos, ni victorianos ni norteños lograron generar jugadas de peligro que complicaran al arco contrario. Las jugadas eran constantemente cortadas por los volantes rivales y se jugaba mucho en mitad de campo. La más clara del primer tiempo fue un servicio bien lanzado hacia Junior Viza quien, con poco tiempo para definir, le pegó fuerte y por encima del arco. Fuera de eso y la grata aparición de Hans Tarrillo, quien estuvo siempre intentando vulnerar la defensa chiclayana, no hubo más chances de peligro de gol.

En el segundo tiempo, el partido mejoraría sustancialmente su nivel puesto que ambos equipos salieron a la cancha con la intención de proponer más que en la primera etapa. Luego de incurrir en muchos pelotazos los primeros minutos, Alianza empezaba a asentarse en el campo y Yordy Reyna a desequilibrar un poco más. En una de esas veces, llegó al área rival velozmente y Diego Penny no llegó a calcular su llegada por lo que chocaron bruscamente. La peor parte la llevó el largirucho portero por lo que tuvo que ser reemplazado por Ignacio Drago. Este hecho, no tan importante en ese momento, condicionaría lo que restaba del partido.

Tarrillo seguía desequilibrando por la banda derecha de la delantera intentando, con poco éxito, generar peligro en área rival. Es cuando Pepe Soto decidió sacar a Albarracín y poner a Quinteros, buscando un poco más de creación mientras sacrificaba algo de marca. Finalmente, el grito de gol se apoderó de las cuatro tribunas: un gran pase de Carlos Beltrán a Yordy Reyna, quién controló bien y definió a la derecha de Drago para que todo Matute grite el 1 a 0.

El gol no nos pondría las cosas más fáciles. Cuatro minutos después del gol, el "Che" se iría expulsado luego de ganarse la segunda amarilla por una fuerte falta (la primera se la había ganado por poner la mano para meter gol en arco contrario). Para reforzar la marca en mitad de cancha, Soto sacó a Tarrillo, de buen papel, y puso al veterano Jayo. A pesar de tener solo 10 hombres, Alianza no se vio golpeado los minutos que siguieron pues supo contener los pocos embates que el Aurich propuso. Las cosas estuvieron así hasta el minuto 86 en que un centro, relativamente fácil para el arquero, se le escapó horrorosamente de las manos a Drago y fue el tantas veces criticado Rabanal quién encontró el rebote y la empujó casi desde el piso para poner el de la tranquilidad. 2 a 0 y parecía que ahí quedaba todo pero, dos minutos después, recién despertó el Aurich y Anderson Cueto recibió un buen pase por encima de la defensa grone y fusiló a Forsyth. Fue el gol del descuento y el marcador ya no se movería más, volvíamos a cantar victoria.

La prensa ha empezado a especular con las probabilidades que aún tiene la blanquiazul de tentar la Copa Sudamericana del 2013; personalmente, a mí me parece que el equipo debe concentrarse en ganar y dar victorias a su público sin mayores especulaciones, puesto que para alcanzar dicho torneo no depende de sí mismo sino de otros resultados. Eso no quita que nos haya dado gusto la victoria, el pueblo aliancista estaba ansiando gritar una en su cancha desde hace muchas fechas y ayer se dio la ocasión y más aún porque era un rival que nos había malogrado la fiesta en ocasiones anteriores. Eso sí, tanto el equipo como el público debemos darnos cuenta que estamos en noviembre aún, que el torneo no ha acabado así que, mientras Alianza juegue, hay razones para ir a Matute y hacer que nuestras tribunas permanezcan pobladas haciendo notar la lealtad que nos caracteriza. Tenemos oportunidad de demostrarlo este miércoles 7 a las 7:00 pm frente a Melgar de Arequipa. Volvamos todos a celebrar una victoria en La Victoria.

¡Arriba Alianza Lima!

Foto: depor.pe


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.