Entre fantasmas

Alianza Lima 1 - León de Huánuco 2

Cansa hablar de lo mismo, así que este post tratará de ser breve. Alianza no se encuentra con un fútbol cuando menos decente. Parece un equipo muerto en vida, al salir al gramado. Los jugadores no hilvanan ni una sola jugada de peligro. Alianza perdió en Matute y cada vez preocupa más.


Hablemos del descenso

Boys viene en alza y Alianza en caída libre. Independientemente de lo que suceda mañana con los chalacos, será un partido distinto el que nos espera en el Miguel Grau. Tan sólo 10 puntos separan a la blanquizul de la zona del descenso. No es descabellado pensar de que corremos un inminente peligro si seguimos cometiendo los mismos errores y no enmendamos tan siquiera los básicos. ¿Y cuáles son los errores básicos a los que hago referencia?, pues muy sencillo:

Jugadores

El toque y la triangulación, son cosas que parecen haber quedado en el olvido en tienda victoriana. Los grones no podían llegar al arco huanuqueño, es más, salvo el penal (que, en realidad, devino de un pelotazo de Ibáñez, quien fue precisamente el que puso el 1 a 0), creo que lo hicieron contadas veces y a través de la pelota parada. Apatía total en Jesús Rabanal, en Yordy Reyna y en los que ingresaron luego. Descoordinación absoluta en todo el equipo, desde el arquero hasta el punta. Si bien es cierto León no es el Lyon, pero tampoco era una perita en dulce; había que jugar en serio, con una táctica clara y con una actitud por lo menos deportiva. 

Soto

Planteamiento inerte, cambios que nadie entendió, a menos que alguien me informe oficialmente que tanto Mostto como Reyna estaban lesionados. Pude haber entendido la suplencia de Reyna, pero no entiendo hasta ahora la de Mostto. Con limitaciones y todo, es el único punta que tenemos y que, en base a experiencia, causaba cierta preocupación en los zagueros cremas. El ingreso de Rodríguez por Viza dejó el claro mensaje de que Soto se enteró que (una vez más) la había cagado, al dejarnos sin una clara referencia de ataque. Igual, el chico no fue solución, contagiándose de la mediocridad generalizada en el campo. 

Se salva

El único que, por lo menos, intentó ponerse el equipo al hombro fue Jorge Bazán. El potrillo mostró una actitud rebelde ante lo que se iba dando en la cancha, y aún con sus enredos fue el único que intentó generar ocasiones y hasta se daba maña para cubrir su zona. Aún así, sigue sin llegar al nivel que mostró a inicios de la liguilla, pero eso no se lo podemos achacar a él, ya que todo el equipo pasa por lo mismo.

Reconociendo al rival

Es de hombres admitir que el rival ganó con justicia, jugando un partido inteligente, sin desesperación y explotando al máximo el potencial de sus atacantes, entre ellos el más destacado fue Sergio Almirón, quien anotó un soberbio golazo, candidato al gol del año, sin dudas. Luego, los huanuqueños defendieron bien ante un Alianza que tampoco exigía demasiado.

¿Qué se viene?

Sport Boys nos espera el próximo fin de semana, en el Miguel Grau del Callao. Para quienes no estén al tanto de este tema, este partido será crucial para que ambos clubes definan su permanencia en la Primera. A eso hemos llegado, así que todos tenemos que estar ahí, en la tribuna.

A pesar del dolor de hígado, ¡ARRIBA ALIANZA!

Foto: elcomercio.pe


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.