El caso Libman

Suplencia de "Yuyo" se debería a una maniobra política de Guillermo Alarcón

A muchos nos dolió que Salomón Libman deje de ser titular, aunque a nadie como a él mismo. Lo demostró cuando, en una actitud furibunda y casi descontrolada, anunció su próxima y voluntaria desvinculación del club Alianza Lima, al conocer que el nuevo DT blanquiazul, Miguel Ángel Arrué, lo consideraba el segundo arquero del equipo, por detrás de George Forsyth.

La noticia sorprendió a todos. Salomón apenas llegaba de la Copa América, satisfecho por la buena campaña del cuadro de Sergio Markarián, y concentrando todos sus deseos en obtener su primer título con Alianza. Pero en menos de dos semanas todo daría un giro: se iría Costas, llegaría Arrué, y con ello se anunciaban muchos cambios en el equipo. Libman jamás imaginó que su esfuerzo de tantos años sea tan rápidamente dilapidado por, supuestamente, un entrenador que lo conocía poco. Pero parece que no fue así.

El destacado periodista deportivo, Elkin Sotelo, quien trabaja desde hace muchos años en el suplemento DT (Deporte Total) de El Comercio, y quien es además grone hasta los huesos, es administrador del Blog "Comando Azul", situado virtualmente en el portal web del conocido diario nacional. En su último post (ver aquí la nota completa), tocó el tema del malestar generalizado dentro del plantel, ocasionado por la súbita decisión de sentar a "Yuyo", para que "Ken" sea el nuevo dueño del arco blanquiazul. De aquel artículo extraeré sólo un fragmento, que delataría una intención política dentro de esta, insisto, supuesta decisión de Arrué. Cabe mencionar que Sotelo tiene una gran cercanía con el club, por lo que resulta una fuente confiable.

"Alianza marcha puntero en el torneo, pero el plantel está conmocionado por lo ocurrido entre los arqueros George Forsyth y Salomón Libman. Alarcón sabe que se le vienen durísimos momentos judiciales y los tiene que afrontar cobrando favores políticos en todas las esferas posibles y su única –gran- fortuna es ser el presidente del club más popular del país, el que puede despertar los mayores amores y odios, cortinas de humo, emociones, frustraciones y el que encierra el sentir del pueblo en toda su dimensión. (...) Eso lo llevó a poner a Miguel Ángel Arrué en el cargo de entrenador, haciendo un cálculo macabro entre el interesante plantel que le queda para ser campeón y su necesidad de tener a un técnico barato y manipulable en el sentido futbolístico. Los rumores de que George Forsyth es titular por encargo del presidente, quien aspira a tener buenas migas con el padre del golero, Harold Forsyth, hombre cercano a Ollanta Humala y recientemente designado embajador peruano en los Estados Unidos, son muy fuerte. (...) Yo no comparto esos rumores al extremo; creo que George tiene mucha capacidad como arquero y condiciones si se dedica en pleno a su trabajo en Alianza. Siempre anduvo a la par con Salomón Libman, pero este año ‘Yuyo’ sacó ventaja por no tener lesiones y por la motivación de estar en la selección peruana. El silencio de Arrué en su decisión de ‘banquear’ al titular es fatal y denota falta de transparencia. Pareciera que hay intereses personales muy fuertes que no se terminan de dilucidar, pero que afectan la estabilidad del plantel grone."

Seguramente estarán pensando, ¿qué tiene que ver Ollanta Humala en los actuales asuntos del club?, pues resulta que Salomón Lerner, actual Primer Ministro del nuevo Presidente de la República, lidera también la organización 'Alianza por el cambio', un grupo político de socios aliancistas, que representa la mayor oposición a la gestión del actual presidente grone, Guillermo Alarcón. Lerner ha amenazado, en más de una oportunidad, con llenar de juicios a Alarcón y sacar a la luz los más oscuros secretos de su gobierno, algo por lo que el popular "Pocho" debe estar más que preocupado. Por ello, si lo que escribe Sotelo es real, no sería nada raro que Alarcón esté tratando de alinearse con entes políticos igual de poderosos, como es el caso de Harold Forsyth, quien también milita en el partido nacionalista. ¿Vivo no?, por ello sería más fácil entender la molestia de Libman, al sentirse relegado no tanto por el entrenador, sino más bien por una DISPOSICIÓN POLÍTICA que viene desde las altas esferas dirigenciales. 

De ser todo esto cierto, estaríamos hablando de otra 'joyita', quizás de las peores de esta gestión de Alarcón, porque se estaría perjudicando tremendamente a un profesional que lo ha entregado todo por el club y al cual no se le puede tildar de "engreido", porque, recordemos, Libman siempre tuvo por delante a alguien, pero nunca se amilanó y en base a su propio esfuerzo se ganó una titularidad que hoy resulta indiscutible para la gran mayoría de hinchas grones.

Sólo espero que Salomón Lerner haga sus amenazas realidad. Y ojala sea pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.