Un viejo conocido

Miguel Ángel Arrué es el nuevo DT de Alianza Lima

Aún sigo asombrado por lo cambiante y sorpresivo que puede ser el fútbol como negocio. Como hinchas, a veces olvidamos que lo que gira entorno a este deporte que tanto nos apasiona es, además del cariño o agradecimientos, ese dios caprichoso, a veces bueno a veces malo, que es el dinero. El dinero puede dar y puede quitar, y esta vez nos quitó a una de las personas más queridas que ha pasado por la institución blanquiazul, Gustavo Costas.

El ídolo de Racing recibió una infartante oferta del Al-Nassr de Arabia Saudita. Costas habría intentado negociar con Alianza, pero la oferta fue declarada insuperable por la dirigencia, por lo que el DT argentino tuvo que renunciar.

El equipo había tomado forma en las últimas fechas de la primera rueda del campeonato. Habíamos quedado merecidamente punteros, y había mucha expectativa por la consolidación de Alianza Lima en el torneo, algo que finalmente pintaba para darnos la gloria de campeonar. Como si esto fuera poco, los últimos amistosos decretaron que Alianza es el candidato más firme para levantar la Copa, y las esperanzas se estaban multiplicando en la gran hinchada grone. 

Llegó el gran momento de la selección y la alegría para la afición victoriana era por partida doble. Bien en el torneo local, bien como selección, ¿qué más podíamos pedir?, pero la noticia bomba de la partida de Costas nos volvió a dejar atónitos y ahora con una sensación de destino incierto. 

Pero como la idea es ser justos, conozcamos un poco más al profesor Miguel Ángel Arrué, oficialmente el nuevo Director Técnico de Alianza Lima, dicen, de manera interina, aunque en el argot futbolístico y periodístico es un secreto a voces que el chileno llega para quedarse, al menos hasta el final del año.

Llegó a Alianza Lima en 1993. Eran épocas de sequía de campeonatos para Alianza, hacía muchos años que no conseguía título alguno y el DT chileno llegó como solución para dicho problema. Arrué no pudo consolidarse como campeón mientras estuvo al mando del conjunto grone, pero en su defensa podemos decir que, durante su etapa como entrenador, salieron jóvenes figuras que pronto se consolidarían en una brillante generación: Los potrillos. Waldir Sáenz, Darío Muchotrigo, José Soto y Juan Jayo, eran algunos de esos jóvenes que, a la larga, terminarían junto a Jorge Luis Pinto con esa horrenda sequía, y conseguirían el título de 1997. Aunque el campeonato fue de la mano del DT colombiano, un gran sector de la hinchada y periodistas dieron como uno de los artífices a Miguel Ángel Arrué, por darle continuidad y apoyo a las bases menores del club. 

Si lo queremos poner en un plano actual, sería como que Bazán, Soto, Hurtado, Ascues y compañía le den un título a Alianza en unos años y se recuerde el nombre de Gustavo Costas como el que los impulsó.

La segunda etapa de Arrué en Alianza Lima tampoco nos dio un título, es más, en aquel año 2008, el cuadro grone estuvo a punto de descender, quedando finalmente en la onceava posición del campeonato. Vale decir que el DT chileno dirigió sólo la pretemporada y los primeros partidos del año, siendo cesado por sus malos resultados en las primeras ocho fechas, donde apenas consiguió 9 puntos. Tras su despido, fue designado Pepe Soto como técnico interino, y luego llegaría el venezolano Richard Páez, que terminó por consolidar nuestra pesadilla. Páez se fue de Alianza dejando el club al borde del descenso, de modo que nuevamente entró Soto, con quien finalmente nos salvamos.

Como ven, la historia de Arrué en Alianza no tiene nada de gloriosa. El chileno llega del Club Manzanillo AC de la segunda división mexicana, y este año tendrá, en La Victoria, la oportunidad de contar con un plantel amplio, un equipo ya rodado que respira tranquilo en la cima de la tabla. 

¿Qué podría ser lo positivo de Arrué?

Para hablar de lo positivo de nuestro nuevo DT, indefectiblemente tenemos que hablar de lo negativo de Costas. El llamado "padrinazgo" con algunos jugadores como Alexander Sánchez podría terminar de una vez por todas. También podríamos hablar de la consolidación de figuras juveniles como Carlos Ascues y Hernán Hinostroza, quienes no han tenido hasta ahora oportunidades en el primer equipo. Digamos que esas son las fortalezas de Arrué, en comparación a las debilidades de Costas.

¿Y lo negativo?

Arrué es un DT que no tiene mayores lauros de renombre internacional. No es ídolo de ningún club, de ninguna hinchada. Es sabido, sí, que tiene cierta astucia para plantear sus partidos, pero el rótulo de "INFORMAL" se le sale hasta por los poros. Muchos dicen que está desactualizado, eso habría que verse. Al DT mapochino se le achaca ser también un ente franelero, que de seguro acatará cualquier orden de nuestra nefasta dirigencia, además que de hecho debe ser mucho menos costoso que 'Costitas'.

En fin, como siempre se dice en el Comando Svr, pasan jugadores, entrenadores, dirigentes, pero la hinchada siempre quedará. Esa hinchada hoy tiene porqué exigir. Se está dejando un equipo puntero y ya consolidado. No hay porqué hacer mayores experimentos o variaciones. Si Arrué quiere irse bien de Alianza a fin de año, tiene que salir campeón, no tiene otra opción, es lo único que puede alzar su nombre a lo más alto y quizás, quien sabe, podría ser recordado con mucho cariño, finalmente, por una hinchada significativa y enorme como la de Alianza Lima. 

Eso sí, hago un llamado a los hinchas para no caer en las costumbres del 'compadre', y apoyar al DT, darle el respaldo que necesita para cumplir nuestros objetivos y no crear un ambiente hostil. Después de todo, este es el último año de Alarcón, tengamos paciencia... ya se irá.

¡ARRIBA ALIANZA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.