Clásico es llegar de atrás

Alianza Lima 1 - Universitario 0

Vivir un clásico como hincha es siempre una experiencia distinta. Una adrelanina distinta. Un goce distinto. Y cuando se pierde, es también un sufrimiento distinto. Miles de cosas pasan por la cabeza de un hincha cuando se juegan partidos de esa naturaleza. Que la rivalidad, que hay que ganar, que las jodas advertidas, que las discusiones, que las apuestas. Una vez que se logra el objetivo de salir victoriosos, la sensación de placer es indescriptible, y más aún si prácticamente se les ha sacado de carrera. Así es, este partido era uno de esos llamados "clásicos importantes", partidos que los de la vereda del frente suelen jactarse de "ganar siempre". Alianza demostró estar a la altura de lo que pedía este partido, partido friccionado, caliente, frente al rival de siempre, el que suele crecerse cuando ve en la otra esquina una camiseta blanquiazul ─o en este caso blanquimorada─ y que no fue para nada un rival fácil en la noche de miércoles en el Nacional. Alianza Lima se llevó el clásico, es puntero, y así lo vimos:

Frialdad: Tras tremendo pase de Cueva, Cedrón vence a Carvallo convirtiendo un golazo en una noche inolvidable.
Primer tiempo

Alianza Lima alineó con Guevara en el arco, Ibáñez y Araujo en la zaga, Trujillo y Guizasola como laterales, Míguez y Atoche en la contención, Costa y Landauri como volantes laterales, Cueva y Montes como delanteros. 

Pitazo inicial de Manuel Garay y arrancaba el partido. Primeros minutos de estudio mutuo, con ambos equipos intentando adueñarse del medio campo y en base a eso buscar sus ataques. Luego de estos previos, la 'U' se plantó mejor, Rainer Torres y Guarderas tomaron posesión del medio sector, y mediante su mejor jugador actualmente, Alexi Gómez, la crema inquietó más de una vez la portería íntima con remates y centros a Ruidíaz. Cuando tenía la oportunidad, Alianza atacaba con tibieza, como concentrándose más en neutralizar al rival y así esperar que su momento de dominio termine. En este objetivo Atoche y Míguez cumplían una destacada labor, aunque cabe mencionar que Josimar pudo irse expulsado por su vehemencia desmedida en una jugada, pero Garay prefirió guardarse la roja.

(demasiado) Empilado: Atoche jugó un partido aceptable, pero pudo irse expulsado. Debe moderarse.
Cerca de finalizar el primer tiempo, la blanquimorada logró sacudirse de este asedio y generar cierto peligro en el arco de Carvallo. Esto gracias a la habilidad de Cueva para salirse de sus marcadores y las incursiones de Guizasola. Landauri, por su parte, generaba y ejecutaba faltas al borde del área. Uno de estos tiros libres estuvo a punto de poner el primero para los de La Victoria, pero Ibáñez no pudo conectar como sabe y el balón se fue por poco al saque de meta. Fue la más clara en lo que iba del partido. La primera parte terminaría con el marcador a cero.

Segundo tiempo

Luego de reiniciarse las acciones, el primer ataque fue nuevamente crema, pero sería también el último en mucho tiempo, porque a partir de ello Alianza se haría dueño del juego, poniendo a prueba la resistencia defensiva merengue en más de una ocasión, destacando básicamente el juego aéreo, arma archi conocida de los dirigidos por Sanguinetti. Cueva seguía desequilibrando mientras que Montes luchaba cada pelota, cansando a los defensores. Guizasola cada vez más agresivo trepaba y desbordaba, venciendo a Ampuero en cada uno de sus duelos ─aunque sin éxito al momento de centrar─, mientras que Trujillo no tenía la misma suerte con Chávez. Atoche y Gonzáles se fueron expulsados después de una escaramuza que Garay castigó severamente ante los reclamos del DT Óscar Ibáñez. Luego de esto, el partido se hizo más abierto. El desgaste físico empezó a notarse en algunos jugadores cremas, lo cual sería muy bien aprovechado por Alianza. 

Muralla de peso: Fischer Guevara tuvo dos intervenciones notables.
A los 60', Sanguinetti retira del campo a un fundido Julio Landauri. Ingresaba Víctor Cedrón ante algunas silbatinas que más bien pedían la salida de Costa, que en este partido había sido intrascendente. 'Vícan' tomó posición en el campo y empezó a tocar con sus compañeros para seguir manteniendo el balón en poder grone. Sin embargo, a los 64' encontró la profundidad necesaria para marcar una diferencia, combinando con Christian Cueva, quien le puso un balón perfecto superando a los defensores estudiantiles. Cedrón quedó solo ante Carvallo, definió rápido y frío con su pierna más habíl, superándolo y permitiendo así que salga el prolongado grito de gol que se escuchó por todo el país. ¡Golazo de Alianza!, ¡y en qué momento!

La 'U' sintió el golpe de nocaut que significó el gol, se desordenó, y Alianza pudo haberlo aprovechado. Lamentablemente no fue así, pues los íntimos prefirieron tomar recaudo en su zona posterior. Miguel Torres, Alemanno y Ruidíaz estuvieron cerca de poner el empate, pero apareció Fischer Guevara para apagar estos incendios con reacciones felinas ─y poco esperadas─ que contribuyeron a mantener el resultado. En la recta final del partido, Gabriel Costa pudo poner el segundo, pero Rainer lo evitó en una jugada algo polémica ─personalmente, no me parece penal─ luego el "chato" fue cambiado por Albarracín; también ingresó Aldair Rodríguez por Cueva, quien se fue ovacionado. Guizasola y Guarderas se fueron expulsados de manera tonta por otro conato de bronca cerca de la finalización del cotejo. Garay pitó, había terminado un nuevo capítulo de la historia de los clásicos. Alianza Lima ganó, tomó la punta ─pues Melgar había sucumbido en su visita a Ayacucho─ y prácticamente sacó de camino a Universitario en la lucha por el Clausura. Lo celebra el Perú entero menos unos cuantos.

Y el mejor del partido fue...


Por su desequilibrio, sus eternos intentos de encarar, de triangular, de hacer "la distinta", y por su magistral pase al recién ingresado Cedrón para que haga el gol del triunfo, Christian Cueva se llevó más palmas que ninguno del Estadio Nacional. Cumplieron también una destacada labor: el propio Cedrón, que fue determinante, Míguez ─¡cómo se creció en los momentos más calientes del partido!─, Araujo, Ibáñez y Guevara. Mención honrosa para Montes, quien fue en todo momento un dolor de cabeza para los centrales de Ate. En general, todo el equipo estuvo por encima de los seis puntos sobre diez.

Apreciaciones finales

Era un partido vital ─como de seguro lo serán todos en adelante─ con el adherido de que era un clásico, y los clásicos "se tienen que ganar siempre". La 'U' llegaba amenazante, con la fuerza que le daba el hecho de haber pasado una previa tensa ─por la disposición y costo de las entradas a la tribuna norte y los reclamos de la dirigencia ante esta peculiaridad; peculiaridad que ellos habían hecho antes también, claro─ y con la clara intención de evitar que nos apoderemos de la punta ante todo. Como mencioné en la crónica pasada, para la 'U' era prácticamente un partido de descarte, así lo sintieron, y con todo trataron de ganar. Se toparon entonces con un Alianza mucho más sólido y que encuentra respuestas en sus atacantes, incluso en el banco de suplentes. Un Alianza que ahora, gracias a la cuota de habilidad de Cueva, ha logrado ejecutar variantes ofensivas capaces de superar cualquier defensa. La victoria aliancista es el premio a saber mantener un estilo de juego y modificarlo certeramente a partir de un propio reconocimiento de falencias. Nadie estuvo en los bolsillos de Sanguinetti cuando, de seguro, se dio cuenta de que con el modo de juego que implantó a principios de año ya no le iba a alcanzar para más. El reto ahora es no hacernos "Cuevadependientes", aunque ya sabemos que, "sin habilidad", Alianza también se sabe sobreponer.

Así los queremos ver siempre: este fue el camarín de Alianza luego de la victoria.
Próxima cita

A partir de ahora Alianza tendrá que defender la punta en cada partido, y el primer escollo será Sport Huancayo en la ciudad "incontrastable". El partido se jugará el sábado a las 5:30 pm. Un partido difícil que tendremos que afrontar todos, hinchada y jugadores. ¡ARRIBA ALIANZA LIMA!

Por Alejandro de Cotabambas
Fotos: Epensa, Club Alianza Lima

1 comentario:

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.