Crónica de un domingo aliancista


Lo que se vivió ayer fue muy apasionante. Mucha gente en la tribuna de occidente bajo un sol muy poderoso, escuchando una misa bastante amena de un cura que resultó ser hincha de Alianza, y que le pidió expresamente a la directiva que el próximo año lo llamen para bendecir al equipo antes de salir a la cancha en cada partido. 


Jugadores y directivos que estuvieron presentes. Los familiares de los caídos también asistieron. Y la hinchada que entonó el himno blanquiazul espontáneamente y a voz en cuello, llamando la atención de Susana Cuba y de los mismos jugadores. Momentos que emocionaron a más de uno.

Luego de la ceremonia hubo una pollada profondos para niños necesitados (dicho sea de paso, después de mucho tiempo comí una pollada tan bien hecha y deliciosa). Las respectivas chelitas no podían faltar. La música a buen volumen. La chispa del tío Lalo. La unión casi familiar que existe entre la afición grone y los jugadores, parte inamovible de la identidad aliancista. Y para cerrar con broche de oro la tarde, la presencia del gran Teófilo Cubillas.

Una tarde inolvidable la de ayer, sin dudas.

A estas horas de la mañana se realiza una romería en Ventanilla, como es ya tradicional. Los que puedan asistir, vayan. De verdad es indescriptible la sensación fúnebre y a la vez solemne que se percibe al recordar a los 'potrillos'. Un sentimiento grandioso. Algo que sólo un aliancista puede sentir recorrer por sus venas.

¡ARRIBA ALIANZA LIMA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.