Puerto sin sal


José Gálvez 0 - Alianza Lima 2 

Ya era hora de quitarnos la sal como visitantes, de ganar dos partidos seguidos, de proponer y ser claros dominadores de un partido. En un estadio claramente alentando a los blanquiazules en Chimbote, logramos imponer la historia y el buen juego de Alianza Lima para derrotar 2 a 0 a José Galvez y empezar a salir de los últimos puestos de la tabla del Descentralizado.

Siempre es bueno ganar de visitante, incluso sí el ambiente pinta como si fuéramos locales: toda la transmisión televisiva del partido se sentía el retumbar de las gargantas de hinchas grones gritando y cantando para Alianza. El recibimiento fue espectacular para el equipo, ya antes la reserva había empatado ubicándose a dos puntos de la punta y el primer equipo estaba obligado a ganar para dejar de ver la tabla desde puestos riesgosos.

Alianza salió a proponer al césped del Manuel Rivera. El once que saltó a la cancha fue bastante ofensivo con Meneses, Reyna, Arroé y Fernández en el ataque mientras que en la zaga alineaba José Cánova en reemplazo de Carlos Ascues. Desde los primeros minutos se pudo ver el peligro que llevaba el joven Yordy Reyna al campo chimbotano pues era el que recibía la mayor cantidad de faltas por parte de la gente del Galvez, y conforme pasaba el tiempo era necesario traducir esa supremacía en goles.

La fortuna estuvo de nuestro lado en el primer gol, una mala salida de la defensa del Gálvez encontró bien parado al “Negro” Gonzalez quien robó el balón y lo cedió a Reyna a la vez que entraba al área. Yordy, dejando egoísmos de lado, la tocó para Gonzalez para que éste la toque suave y entre al arco abriendo el marcador para los blanquiazules. A partir de ahí el partido estuvo, sin exagerar, para la goleada dado que tuvimos varias ocasiones en las que no se supo concretar el grito de gol. Gálvez también tuvo alguna que otra ocasión, sobre todo en remates de larga distancia bien contenidos por Jorge Rivera quien parece haber trabajado bastante para no dar rebotes. Buen desempeño del arquero.

La segunda mitad fue casi un calco de la primera parte con Alianza Lima demostrando superioridad en juego, ocasiones y trato del balón. Fue también la sacada de sal de Meneses frente al arco: el chileno, en una jugada que él mismo generó, fue derribado en el área de forma indiscutible. Penal. Se paró frente al arco y definió bien para poner el 2 a 0.  Ya con un marcador a favor más tranquilo, Alianza procedió a tocar en busca el tercero que también en esta etapa pudo concretarse pero faltó la definición en los momentos clave.

Creo que esta fecha demostró algo clave: que con los mismos jugadores que hemos tenido en el club hemos logrado una victoria de visita ante un equipo que llevaba más de veinte partidos invicto de local, que estaba una mejor posición en la tabla que Alianza. Parándose bien este equipo es capaz de lograr muy buenos resultados y así hay que seguir los partidos que vienen, trabajando en los planteamientos.

Se vienen semanas clave con el receso por las Eliminatorias que se aprovecharía para hacer una mini-pretemporada y un posible sinceramiento de sueldos del primer equipo (actualmente estaríamos pagando más de US$ 300,000 por planilla mensual, una cifra exhorbitante e imposible de seguir pagando). De si salen bien o mal estos entrenamientos y negociaciones puede depender el desempeño del equipo, pero desde acá les pedimos que sigan así como hoy, como este domingo en que el pueblo blanquiazul se irá a dormir con una sonrisa.

Arriba Alianza toda la vida.


Foto: Depor.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.