Juventud para ganar


Alianza Lima 2 - Sport Boys 1

Ese estribillo que tanto cantamos en el estadio, en nuestras cabezas, en todos lados, ese que aprendimos primero de todas las canciones que vociferamos en el estadio, el que dice “corazón para ganar, a la Victoria volveremos...” volvió a ser realidad esta noche en Matute, volvimos al triunfo cuando más lo necesitábamos. Hace poco más de una hora ha terminado el partido en nuestra Caldera con victoria blanquiazul de 2 a 1 frente a Sport Boys, en la que fueron nuestros jóvenes los que sacaron la cara por el Club y nos dieron el triunfo.

El primer tiempo tuvimos un partido  parejo, durante los primeros minutos se insistió en repetir la fórmula de partidos anteriores de pelotazo, desborde de Meneses y centro para Fernández. En lugar de seguir insistiendo con esa táctica se trató de desbordar por el lado izquierdo a través de Yordi Reyna, quien debutaba como titular en Primera División, y Joazinho Arroé, quien parece que juega mejor si es que arranca como titular que si entra de suplente. Desde la primera parte ya se veía que Reyna encaraba de manera diferente, como no habíamos visto en este Alianza 2012 y los defensas rosados se iban comiendo poco a poco sus amagues. Tuvo buenas combinaciones y una de ellas estuvo cerca de concretarse en gol luego de llegar a la línea final de la cancha y lanzar el pase al medio que “Zlatan” no pudo añadir al ser bien marcado por el defensa Huamán del Boys. Alianza era más pero no lo concretaba y sin goles se terminó el primer tiempo.

La parte final empezó bien para los blanquiazules, un ataque que no logra definir bien Arroé pero que se la deja ahí a Reyna para que solo la empuje, lo hizo y Matute empezó a festejar. Debut con buena actuación y gol, mejor imposible para el joven Reyna que fue un dolor de cabeza para la defensa porteña. Pero no todo quedó ahí, luego del gol llegaron una barbaridad de ataques de Alianza Lima al área de Boys que a veces su arquero u otras sus defensas se encargaban de ahogarnos el grito de gol. No obstante, nuestros ataques muchas veces dejaban nuestra defensa expuesta a un contragolpe y ya desde el primer tiempo que no se le veía muy sólida, sobre todo al momento de salir con la pelota.

Lamentablemente, a los 40 minutos del segundo tiempo, se cumplía la tan mencionada y a veces tan cierta frase “goles que no haces, goles que te hacen”. En un tiro libre al área, sale mal Rivera y es anticipado por Carlos Orejuela quien añade de cabeza para los rosados. Poco antes había salido Yordi Reyna reemplazado por Donny Neyra por lo que la principal opción de peligro que habíamos tenido en el partido ya no estaba en la cancha. Recurríamos al pelotazo, al centro otra vez hasta que, en una de esas, tenemos un tiro de esquina ya al minuto 91. Un pivoteo grone, desaciertos de la defensa rosada y Carlos Ascues que aparece para añadirla de zurda, salvarnos y darnos los muy necesarios tres puntos de este partido. Recién empieza el fin de semana y las gargantas blanquiazules ya están enrojecidas de gritar el gol, incluidas las de grones de corazón como Jefferson Farfán y Rinaldo Cruzado, seleccionados que vivieron en vivo en Matute el triunfo del equipo de sus amores.

No merecimos sufrir tanto, tuvimos para liquidarlo y generar peligro hasta el último minuto y es por sacar del campo a los jugadores que crean peligro y por las desatenciones en defensa que tenemos que volver a los sufrimientos; así como estamos los puntos no pueden arriesgarse de esa forma. De todas formas, es muy buena noticia que un joven como Reyna haya debutado de esa forma y con gol, siempre es necesaria esa confianza en un jugador que encara y que es una variante importante en el ataque blanquiazul. Hermanos grones, podremos tener muchas fiestas, tonos, reuniones este fin de semana, pero hoy Alianza Lima ha ganado y esa es la fiesta verdadera.

¡Arriba Alianza Lima!

Foto: Facebook Club Alianza Lima

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.