Ni un cobre

Cobresol 1 - Alianza Lima 0

En lo que debía haber sido una lavada de cara del equipo para borrar la vergonzosa derrota de nuestro equipo frente al Aurich y una victoria obligada para sumar puntos y salir del fondo de la tabla, Alianza fue derrotado por 1-0 en Moquegua por Cobresol, el último de la tabla y que no ganaba hace cinco meses. El hecho de que haya sido Alianza el equipo ante el cual consiguió su primera victoria después de casi medio año nos da un indicador de la gravedad del rendimiento futbolístico de la blanquiazul.

El equipo principal inició con algunos cambios respecto a formaciones anteriores, tapó Rivera y adelante un 4-5-1 en que la defensa no cambió en nada respecto a partidos pasados y en la volante volvían Jayo y Corrales y Edson Aubert, la novedad, como enganche atrás de José Carlos Fernández. Sin embargo, a lo largo del partido se repitió la misma jugada de partidos anteriores tratando de que Meneses desborde por la banda derecha y lance el servicio al área para que “Zlatan” anote.

El chileno fue uno de los poquísimos jugadores grones con nota aprobatoria en este partido por la intención de proveer de pelotas a la delantera y porque fue el único que logró burlar en algo la defensa moqueguana. Del mismo modo, no logramos entrar al área verticalmente, bajo rendimiento de Aubert; las únicas opciones venían por parte del chileno. La ausencia de Quinteros también se hizo sentir y fue justamente en ese sector de la mitad de la cancha en que Alianza pierde la pelota en salida, Enahoro habilita a Serrano quién le pega en primera y encuentra a un Rivera algo adelantado. Golazo de Cobresol que significa el primer gol que dicho equipo le convierte a Alianza Lima en su historia.

Ante la necesidad de cambios rápidos para afrontar la desventaja, Soto manda a la cancha a Jonathan Charquero en reemplazo de Edson Aubert. Si bien lo del uruguayo debiera ser meter goles, logró tiros libres importantes cerca al área pero que no fueron bien lanzados. Donny Neyra también entró en reemplazo de Jayo y Joazinho Arroé por Rabanal, ninguno de los ingresados pudo marcar alguna diferencia en la cancha. Si Alianza fue impreciso en el primer tiempo, en el segundo lo fue aún más. La única jugada de claridad que tuvimos fue una cerca al final en que, para variar, Meneses logró avanzar por la banda derecha y le puso un centro exacto a la cabeza de José Carlos Fernández, éste no logra darle dirección al cabezazo y la pelota se va rozando el palo. Era el tanto del empate que nuestro goleador no pudo concretar. No habría mayores ocasiones de gol para ambos lados y el marcador no se movió. Primera victoria del campeonato para el equipo moqueguano y fue a costa de Alianza.

No es difícil darse cuenta que algo está yendo mal. Los cambios son los mismos todos los partidos y los jugadores parecen rendir menos incluso ahora que pareciera que Pocho Alarcón definitivamente ya está lejos de Matute (aunque nunca, en ninguna ocasión, hay que dar por desaparecidos a personajes tan nefastos). El punto es que ya han pasado trece fechas del torneo y solo tenemos 9 puntos, así es señores, solo 9 puntos y el equipo se ha vuelto demasiado previsible. Lo peor es que, como ya mencionamos en posts anteriores, no estamos en condiciones económicas para contratar nuevos jugadores o comando técnico hasta que se calmen las aguas dirigenciales. Si bien se aprecia que Pepe Soto haya aguantado toda la situación de los meses pasados, con varios meses impagos e incertidumbre en la directiva, apreciaríamos mucho más si su estilo de dirigir se basara más en revisar la teoría del director técnico y en amanecerse estudiando a los rivales, observando videos de partidos pasados como hacen los entrenadores que, de a pocos, consiguen éxito en sus equipos.

Por el momento es la reserva la que está teniendo un mejor papel, ubicándose a un punto del líder la Universidad César Vallejo. Al paso que vamos, esos posibles dos puntos van a ser importantísimos. Aún así, en las buenas y en las malas, siempre contigo Alianza Lima. Siempre.

Foto: Depor.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.