Anestesiados


Alianza Lima 1 - Deportivo San Martín 1

1-1 bien podría ser también el resultado en expulsiones extrañas; sin embargo, hablemos de fútbol. Con un esquema de juego que no convence todavía (aunque muy probablemente condicionado por la expulsión temprana de Quinteros) hemos cedido puntos de locales ante la Universidad San Martín al empatar a un gol esta noche, empates que ya no pueden seguir ocurriendo para partidos en Matute.

Por más que no nos sean favorables es necesario revisar las estadísticas. De los cuatro partidos jugados de visita en el Torneo Descentralizado, hemos perdido los cuatro; eso nos obliga a que nuestra efectividad de local sea perfecta y las cosas tampoco han ido así puesto que los partidos en Matute nos han dejado dos empates y el resto han sido victorias casi todas no seguras sino bastante apretadas hacia el final. Es necesario lograr eso no para lograr el título, pues estamos lejos, sino para salir de los últimos lugares en los que nos encontramos debido a las crisis que ha sufrido el club en los últimos meses.


El partido

El encuentro contra San Martín empezó con el pie derecho, específicamente con el pie derecho de Bazán quién, a los 4 minutos, probó fuera del área y, gracias a un desvío en un jugador santo, logró colar la pelota en el arco de Butrón poniendo el 1-0 para Alianza. Luego de eso, vemos un San Martín que, yendo contra lo que ha mostrado en su corta historia, se dedicaba más a pegar que a jugar y recurría bastante a la pierna fuerte ganándose algunas amonestaciones. Es en una de esas jugadas que le roban el balón al Pato Quinteros con falta y el árbitro Diego Haro (de pésima actuación) deja seguir la acción, el Pato reclama no sabemos con qué palabras y el colegiado las toma a pecho y lo bota, roja directa para el capitán.

La salida del Pato nos golpeó el esquema pues ahora había que recurrir al pelotazo buscando a Fernández dado que Quinteros estaba en una posición similar a la que tuvo en el clásico de volante ofensivo antes que marcador. Arroé quedaba como única opción de desequilibrio junto a Bazán y fueron justamente estos dos jugadores quienes armaron un contragolpe letal en que todo salió bien, menos la definición: Bazán tuvo que rematar al arco y la mandó fuera. En partidos como éste, esos goles NO se pueden fallar.

El inicio del segundo tiempo nos trajo  el ingreso y la salida de Montaño. Así es, nuestro ex-jugador solo duró 50 segundos en la cancha. Un manazo a Albarracín fue visto como agresión por parte de Haro y lo mandó a las duchas. El Potón, quién había entrado entre pifias del público, terminó yéndose entre aplausos por buena parte de los hinchas. Sin embargo, esa no sería la última polémica del arbitraje de Diego Haro en este partido: a los 20’ del segundo tiempo, Albarracín apenas posa el brazo en la espalda de un jugador santo y éste se deja caer. Penal y ejecución por parte de Perea quién no perdona y empata.
Más allá de eso y debido a las expulsiones, el partido fue impreciso en medio campo pero con posibilidades en los arcos que tuvieron a Butrón y Libman como figuras. Una mención aparte para Salomón y las pelotas que sacó el día de hoy jugando casi lesionado la mayor parte del segundo tiempo, todo un guerrero blanquiazul.

El saldo final es empate, un punto que no nos sirve de mucho en nuestra lucha por salir de la crisis de los últimos lugares y es una lucha en la que debemos participar todos, tú, yo y todo el pueblo blanquiazul. El domingo contra Cienciano y a mitad de semana contra Cristal deben ser nuestras recuperaciones y ahí estaremos alentando con el corazón de siempre. Ya nos estamos levantando en lo institucional, es hora de levantarnos en lo deportivo.


¡Vamos Alianza!

Foto: depor.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.