Analizando al Globo

¿Cómo juega Huracán?, ¿cuáles son sus principales armas?, ¿cuáles son sus debilidades?, aquí te lo contamos

Mañana martes 03 de febero a las 7:15 pm en Matute, Alianza Lima volverá después de tres años a la Copa Libertadores de América - etapa previa. Para pasar a la fase de grupos regular, la blanquiazul deberá enfentar y superar a un equipo argentino: el Club Atlético Huracán.

Poco se sabe de la actualidad de este equipo pues, si bien es indiscutiblemente uno de los cuadros más populares del país del tango, no es tan rimbombante como Boca, River, Independiente, Racing o Estudiantes, por eso en El Blog Íntimo creímos conveniente revisar algunos datos y videos para hacernos una idea de lo que nos espera y compartirla con nuestros seguidores.

Estadio Tomás Adolfo Ducó, conocido como "El palacio", recinto donde Huracán hace las veces de local.
¿A qué club estamos enfrentando?

El Club Atlético Huracán ─popularmente conocido como "el Globo"─ es una institución deportiva con mucha historia y tradición, fundada en 1908 en Parque Patricios, Buenos Aires, Argentina. Desde su llegada al fútbol profesional ha alternado buenas y malas campañas al lado de su fiel y numerosa hinchada ─algo que es bastante común en un país donde casi todos los clubes cuentan con una barra organizada y relativamente popular─, lo que le ha valido dolorosos descensos y emocionantes ascensos. En total acumula cinco títulos de primera. Precisamente su último ascenso se dio a finales del año pasado.

¿Cómo un club recién ascendido clasifica directamente a la Copa Libertadores?

En el fútbol argentino esto es posible. La Copa Argentina, torneo relanzado en 2011, enfrenta equipos de todas las divisiones del fútbol albiceleste. El campeón de este torneo obtiene un cupo a la etapa previa de La Copa Libertadores. Huracán lo ganó el año pasado tras vencer en la gran final a Rosario Central. A la par enfrentaba el torneo de ascenso, campeonato que también ganó y gracias a eso pertenece actualmente a primera. Ojo con este dato, Huracán viene de ganar dos torneos al hilo.

Jugadores de Huracán celebrando su ascenso a la primera división argentina.

¿Cómo juega este Huracán?

Revisando videos podemos concluir que es un equipo competitivo típico argentino: un portero seguro y experimentado, centrales de buen físico, laterales con ida y vuelta, volantes de primera línea que se desdoblan constamente y se juntan con los creativos, un conductor bastante definido y un goleador eficaz. Hasta aquí lo general.

¿Con quiénes debemos tener cuidado?

En cuestiones de ataque, Huracán es muy versátil. Tiene técnica y velocidad con el colombiano Gonzalo Martínez, tiene precisión en el pase con Patricio Toranzo y circulación de balón con el "torero" Iván Moreno y Fabianesi, quien además de ser uno de los líderes del equipo, es un volante con muy buena pegada. Si hablamos de delanteros tenemos que mencionar al goleador Ramón Abila, típico artillero argentino, alto, con buen juego aéreo y mucha técnica y oficio para culminar jugadas, además de mucho olfato; alterna titularidad con Iván Borghello, un atacante de características similares.

¿Qué debilidades tiene Huracán?

Es un equipo que sale a atacar siempre; un equipo, digamos, generoso, que por salir con frenetismo suele dejar atrás bastante espacio. A juzgar por los videos, juega del mismo modo tanto de local como de visitante, esta actitud se podría agudizar en copas internacionales por cuestiones de reglamento ─recordemos que el gol de visita vale doble en caso de empate en el marcador global─ así que lo más probable es que, aún en Matute, Huracán salga agresivo ante Alianza haciendo uso de las armas antes mencionadas. No obstante, sus centrales son lentos, espigados pero lentos, en especial otro de los líderes, el experimentado Eduardo Domínguez; la habilidad de Cueva o Landauri podría ser esa espina en el zapato que incline la balanza al final, pero ante todo Alianza deberá cuidarse atrás pues ya sabemos que tienen con qué hacer daño.

Ramón Abila. Ojo con él.
¿Alianza le puede ganar a Huracán?, ¿cómo?

Sí. Manteniendo el orden defensivo durante los 180 minutos que durará esta serie y apelando ─y aquí viene el problema─ a su eficacia ofensiva. Un error, un solo error, podría costarnos la ansiada clasificación a etapa de grupos. Preocupa, eso sí, que en los últimos partidos de práctica se haya hecho tan pocos goles, pero más me preocupa que los equipos rivales nos hayan hecho tantos. De todos modos, analizar a un equipo en este trance de pretemporada a torneo oficial es más que complicado. Solo nos queda apelar a la confianza de que Alianza volverá a afirmarse como un equipo sólido en defensa, y retomará el juego que tuvo a medidados del torneo Clausura 2014, cuando se olvidó casi por completo de los pelotazos e intentó asociarse de forma escalonada para elaborar sus jugadas de gol; porque eso sí, si volvemos a los pelotazos con un equipo como Huracán, con defensores altos y con tanto oficio, será prácticamente un suicidio.

Proabable alineación titular de Alianza 

Forsyth iría en el arco, Miers y Araujo en la defensa, Trujillo y Guizasola ─a quienes, con todo respeto, se les tendrá que calentar el pecho para afrontar esta copa─ serán los laterales. Míguez y Albarracín en la primera línea de volantes, Landauri ─o Mimbela─ por izquierda, Costa por derecha y Cedrón ─desde luego el más cuestionado del plantel junto con Molina, y con razones de mucha fuerza─ de enganche. Guevgeozián irá como único punta.

Como alternativas de ataque quedan Cueva y Preciado, a quienes personalmente me gustaría ver de titulares en lugar de Cedrón y Guevgeozián, si acaso no se puede idear un sistema algo más agresivo donde tanto el 'guevo' como el 'colocho' tengan cabida. Pero Sanguinetti no se perdona tomar riesgos sin el marcador en contra, es su estilo y difícilmente cambiará el libreto.

La hinchada no podrá estar presente en el estadio por la suspensión ─por tres fechas─ del Alejandro Villanueva debido a los incidentes acontecidos en la Sudamericana 2014, pero cada uno vivirá la fiesta a su modo: en los alrededores se convoca a una concentración en la popular "eskina de los amargos", mientras que otros grupos se juntarán en el perímetro con la idea de estar lo más cerca posible del equipo. Siempre teniendo clara la advertencia de la Conmebol sobre el cumplimiento preciso de la sanción. Lo cierto es que, como sea ─y contra quien sea─, Alianza nunca jugará en silencio.

Por Alejandro de Cotabambas
Fotos: Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.