Lo bueno y lo malo de Alianza Lima 2014, según El Blog Íntimo.

Puede decirse que el 2014 no prometía mucho para Alianza Lima. Muchos analistas presagiaban una participación parecida a la del año anterior: el equipo peleando de media tabla hacia arriba, pero sin ocupar puestos de vanguardia frente a otros clubes de plantel más amplio y billetera más gruesa como Cristal, Aurich, Vallejo y San Martín. Sin embargo, quizá contra lo esperado, el equipo cumplió una destacada participación durante la primera mitad del año y también, pese al enorme bajón del Apertura, luchar el Clausura y ser parte de la pugna por el título nacional hasta instancias finales.

Este es el recuento de los torneos disputados.


Torneo del Inca: Campeones

Alianza fue el protagonista principal del torneo peruano durante la primera mitad del año. Guillermo Sanguinetti llegó para sorprender -y en el caso de algunos, escandalizar- a hinchas y periodistas con un esquema muy a la uruguaya, un Alianza bastante sólido en su primera línea de volantes y disciplinado en defensa, muy difícil de penetrar; pero por otro lado, deficiente en cuanto a la elaboración de juego y utilizando las pelotas paradas y los balones aéreos como principal arma de ataque. El equipo no la tuvo nada fácil al tener en su grupo a Aurich y Cristal (equipos de mucho mayor plantel y presupuesto, y con una elaboración de juego mucho más rica), pero el salir airosos en partidos clave como el de la victoria 3-1 en Chiclayo y el 1-0 a favor contra los cerveceros (aquel sorprendente partido en el que Cristal falló las tantísimas que generó y Alianza concretó casi la única que tuvo) permitirían darnos el pase al partido por el título. Finalmente, en una de las definiciones más emocionantes de la historia del fútbol peruano, la blanquiazul se impuso por penales ante un dificilísimo San Martín.

Con esto, Alianza casi aseguraría su participación en la Copa Libertadores del año siguiente, pero lamentablemente los absurdos criterios de rotulación en cuanto a los títulos del fútbol peruano, por parte de la F.P.F., nos impiden tanto a nosotros, como a cualquier futuro campeón de este torneo, contabilizarlo como un título nacional más dentro de nuestro palmarés.

Alianza Lima, Campeón del Torneo del Inca 2014

Torneo Apertura: Puesto 11

Con el nuevo lema del equipo, "El espectáculo es ganar", la hinchada -al margen de su aprobación o no al juego sanguinettista- esperaba que el equipo arrancara este torneo con todo para, ahora sí, disputar el título nacional. Sin embargo, el equipo sufrió un tremendo bajón en aquellos pocos pero importantes aspectos que lo habían hecho destacar en el primer torneo: El medio campo bajó su rendimiento considerablemente, Guevgueozián disminuyó su nivel de producción y en defensa Koichi Aparicio se olvidó de las virtudes que lo volvieron una de las revelaciones del Torneo del Inca. Este Alianza tan irregular quedaría nada menos que en la undécima posición del Apertura, muy relegado de la disputa por el título que terminaría siendo de Juan Aurich.

La muy sufrida victoria ante Huancayo en Matute, por 4 a 3, es una clara muestra del irregular rendimiento aliancista durante el Apertura.
Copa Sudamericana: Eliminados en primera fase

Lo que más bronca debe haber producido en el hincha aliancista después de la derrota en la definición ante Cristal fue, seguramente, la paupérrima participación del equipo en la Copa Sudamericana. La llave contra el Barcelona se disputó en las semanas de transición del Apertura al Clausura peruanos, y los blanquiazules se encontraban en una clara crisis no solo futbolística, sino también anímica. Alianza jugaría un horroroso partido en Ecuador, cayendo goleado por 3-0 frente a los -literalmente- miles de hinchas aliancistas que con tanto esfuerzo viajaron a la ciudad de Guayaquil desde distintas partes del Perú. En el partido de vuelta, los ecuatorianos solo necesitaron defender bien atrás para terminar consiguiendo el 0-0 que les aseguró su clasificación.

Por otro lado, si bien destacamos la espectacular imagen que dejó la hinchada blanquiazul en tierras extranjeras, hay que señalar como algo totalmente condenable lo que algunos hinchas hicieron en Lima: en medio de la frustración por un equipo totalmente carente de ideas y entrega, comenzaron a tirar bengalas al campo de juego, entorpeciendo el partido, perjudicando al mismo equipo que buscaba un resultado, y a la institución con una dura sanción económica, acompañada de un castigo por el cual Alianza no podrá jugar con público en los próximos tres partidos internacionales como local.

Torneo Clausura: Subcampeones

En el Clausura, el equipo presentó una notable mejoría. Proveniente del Estrella Roja, Miguel Araujo llegaría para ocupar el lugar de un irregular Koichi Aparicio y formar una buena pareja de centrales junto a Wálter Ibañez. En el medio campo, Míguez volvería a tener buenos rendimientos mientras que Josimar Atoche mostraría un notable repunte en su rendimiento para entenderse bien con el uruguayo. Pero los principales puntos para el buen Clausura estaban más arriba en cuanto a las posiciones: Christian Cueva llegaría para poner la cuota de talento y juego distinto que tanto le hacía falta al equipo, esa que no pudo llegar mediante Víctor Cedrón; Julio Landauri consolidaría un año bastante regular en Alianza, muy productivo por su banda izquierda, mientras que Gabriel Costa le respondería a todos sus críticos alzando considerablemente su rendimiento, convirtiéndose en el goleador aliancista del Clausura.

Cueva llegó para aportar con su desequilibrio y sus toques. Ofensivamente, Alianza ganó mucho con su llegada.

Sin embargo, pese al buen rendimiento y a la seguidilla de buenos resultados, esta nueva idea de juego nunca llegó a consolidarse lo suficiente. El Cristal de Ahmed también había encontrado una clara mejoría tras haber jugado un Apertura aún peor al de Alianza, pero en cuanto a ofensiva, los del Rímac sí alcanzaron un nivel bastante superior al blanquiazul. En aquel importantísimo partido jugado el 20 de noviembre, Alianza nunca se encontró ante un Cristal que le ganó con claridad. Lo mismo pasó en Moyobamba, en aquel encuentro en el que tuvimos una nueva oportunidad de colocarnos en la punta gracias al tropiezo celeste, precisamente, ante el Unión Comercio.

Finalmente, Alianza y Cristal empatarían en la punta y forzarían una definición en la cual Cristal ganó, básicamente, por los mismos motivos tácticos que en aquel partido del 20 de diciembre, esto sumado a la polémica decisión de Sanguinetti de sentar a Christian Cueva por una discusión interna.

Otros alegan que la no obtención del Clausura tuvo mucho que ver con aquel gol injustamente anulado en Moyobamba por el cual, repitiéndose los resultados de la última fecha, Alianza hubiera sido campeón. Sin embargo, hubo otros dos partidos que pudieron habernos dado esa diferencia: el 0-0 ante Garcilaso en Cusco, donde se falló de todo, y el 2-2 en Trujillo donde dos autogoles de Guevgueozián nos hicieron perder dos puntos que, a la postre, pudieron significar la diferencia. Pero nada de esto puede ser excusa ni debe distraernos de lo esencial: Alianza nunca supo pararse bien en los partidos más trascendentales.

Bonus track: Victoria en la Copa Euroamericana

Al margen de los torneos oficiales, cabe destacar la buena participación aliancista en la edición de este año de la Copa Euroamericana, torneo amistoso que enfrenta a destacados equipos europeos contra los principales cuadros sudamericanos. En su encuentro ante el Valencia, siendo un tiempo para cada uno, el marcador quedó empatado a 2. En una extensa definición por penales, Alianza se impondría por 9 a 8 frente a los españoles. Una victoria siempre positiva para un equipo peruano.


Alianza Lima en cifras:



Partidos Ganados: 21

Partidos Empatados: 17

Partidos Perdidos: 7

Puntaje Total: 80 puntos.

El goleador del equipo: Mauro Guevgeozián (16 goles)

El mejor resultado: Alianza 5 - Cienciano 0 (Clausura, fecha 10)

El peor resultado: Cristal 3 - Alianza 2 (Clausura, fecha 12)

Mejor racha: 15 partidos invicto.

Cantidad total de jugadores empleados: 33

Cantidad total de jugadores Sub-20 utilizados: 9

Técnicos: 1 (Guillermo Sanguinetti, fechas 1 a 45)

Lo Bueno:



El mejor jugador: Julio Landauri.

El mejor extranjero: Pablo Míguez.

La revelación: Miguel Araujo.

El "callabocas": Dos jugadores pueden ganarse este título. El primero es Gabriel Costa, que con un flojo inicio fue muy resistido por la hinchada, pero poco a poco fue afianzándose en su puesto siendo pieza importante en la alineación de Sanguinetti. El otro fue Fischer Guevara, muy criticado por su edad y peso, pero que con sus buenas actuaciones en los pocos partidos que jugó se ganó el cariño y respeto de la gente grone.

Lo mejor: La entrega del equipo en el Torneo del Inca, más allá de las falencias tácticas. También el rendimiento mostrado en esa seguidilla de victorias en el Clausura, donde intentó jugarse bien aunque la idea no se consolidó.

El mejor gol: Por su relevancia y calidad, hemos escogido el gol de Koichi Aparicio a la Universidad San Martín, en la final del Torneo de Inca.

El gol más gritado: Podríamos elegir a dos; el de Mauro Guevgueozián a la Universidad San Martín por la final del Torneo del Inca, que significó el empate a 2 y el alargue que a la postre nos llevó a obtener dicho campeonato; y el del mismo Guevgueozián contra Melgar en Arequipa, que nos dio la victoria por 2-3 y el derecho a participar en la final del Clausura contra Sporting Cristal.

Bonus track: El invicto de locales: Desde mediados de la temporada 2013, y sosteniéndose esto a lo largo de toda la temporada 2014, Alianza no ha conocido de derrotas en el Alejandro Villanueva.

Lo Malo:



La decepción: Víctor Cedrón no pudo hacer valer la fuerte inversión económica y el esfuerzo realizado por el club a inicios de año para contratarlo. Nunca encontró un rendimiento sostenido, al punto de que fueron pocas las veces en que Sanguinetti lo consideró dentro del once titular. Cedrón está en deuda con Alianza.

El paquete: Hay varios que apuntar aquí, tanto por falta de oportunidades como por rendimiento en cancha, ahí tenemos a Roberto y Guillermo Guizasola, Edson Uribe, Jorge Molina, Israel Khan, Mauricio Montes, Wilmer Aguirre y Gonzales Vigil.

El  blooper: Mauro Guevgeozián no sólo anotó en arco contrario, sino también en el propio. En una lamentable jornada suya en Trujillo pese a haber anotado el primer tanto aliancista, encajó dos autogoles en propia valla, los cuales significaron un empate a 2 ante la Universidad César Vallejo. Como se dijo, esos dos puntos perdidos significarían mucho sobre el final del torneo.

Lo peor: La participación en la Copa Sudamericana fue sin duda una decepción, ya que no se pudo presentar un equipo acorde a la competencia a la que nos presentábamos y los resultados cayeron por sí solos. 

Un año más sin título: Alianza dejó escapar muchas oportunidades de hacerse con el título del Torneo Clausura y enfrentarse en la final con el Juan Aurich. Fueron muchos los factores que pueden atribuirse a la falta de un nuevo título, pero lo real es que ya se suman 8 años sin campeonatos.

El cuadro:


Tomando en cuenta los rendimientos de cada jugador, este sería nuestro once titular del año. En líneas muy generales, consideramos que casi todos han tenido un rendimiento de regular hacia arriba; sin embargo, aclaramos que nuestra opinión no es la misma con respecto a Roberto Guizasola. El repatriado lateral derecho tuvo un rendimiento muy flojo a lo largo del año, contando con la suerte de no tener un suplente que le pelee el puesto. 

Cuadro blanquiazul 2014 según El Blog Ínitmo

Alineación: 4-2-3-1

Forsyth; Trujillo, Araujo, Ibañez, Guizasola; Míguez, Atoche; Landauri, Cueva, Costa; Guevgueozián.

El balance:


Sería mezquino decir que este año fue malo. Más allá del mal Apertura y la pésima Sudamericana, se ganó un título y se peleó el título nacional hasta instancias muy avanzadas frente a equipos con planteles más ricos. Los fríos números señalan un saldo positivo para Sanguinetti pese a las críticas recibidas por sus planteamientos a lo largo de todo el año. El problema es que cada vez se van sintiendo más pesados los años sin campeonatos nacionales. Probablemente el balance de este año se hubiera tomado mucho mejor de tener solo un par y no ocho años sin títulos a cuestas, pero esto de ninguna manera puede ser excusa. Los entrenadores y jugadores que llegan a Alianza deben poder jugar bajo este y cualquier otro tipo de presión.

Muchos pedimos la salida de Sanguinetti, pero lo concreto es que el uruguayo seguirá siendo técnico de Alianza durante el 2015. Más allá de la sentida baja de Wálter Ibañez, Alianza está conservando a sus piezas principales, por lo que el equipo está obligado a arrancar la siguiente temporada mucho más cuajado y cuidadoso de no repetir los mismos errores del 2014. Esperemos, pues, que este año sea muchísimo más auspicioso.

Para terminar, lo que todos ya saben: nos vemos en la Noche Blanquiazul 2015.

¡ARRIBA ALIANZA CARAJO!

1 comentario:

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.