No se atolondren: El título de 1934 es de Alianza Lima

Han sido semanas movidas para los que estamos metidos en investigación y redes sociales. Desde que se hizo público el pedido de rectificación del Club Alianza Lima por el título de 1934, han llovido publicaciones al respecto, gran parte de ellas reconociendo la verdad -vale decir, aceptando la postura de Alianza- otras incurriendo en errores y muchas otras -las de la parte contraria, claro está- tratando de desconcertar a la opinión pública con argucias muy poco convincentes pero que, al salir de bocas o dedos medianamente respetados, pueden parecer posturas sólidas; para evitar que se sigan subestimando inteligencias estamos nosotros. Hoy haremos un repaso de las múltiples -sí, porque son varias- versiones que están manejando los de la otra vereda, amparadas básicamente en dos figuras mediáticas con cierto retumbe a nivel periodístico: Roberto Salinas y Jaime Pulgar Vidal.

Empecemos con el caserito preferido de El Blog Íntimo. Esta vez será corto, lo prometemos:

Los apreciaciones del señor Roberto Salinas -autor del Libro Memoria por los 75 años de la FPF- las hemos desbaratado en más de una ocasión en este mismo espacio, pero nos sigue sorprendiendo -aunque ya no debería- su impresionante terquedad. Ahora no sólo expone sus brillantes ideas en el portal Crónica Viva; también está trasladando toda su sabiduría a la web del diario El Peruano. Ajá, así que el diario El Peruano, ojo con este detalle, que tiene que ver mucho con lo que vendrá después y que tiene que ver más aún con las opiniones vertidas por el señor Pulgar Vidal.
Así informó el diario La República sobre la polémica por el título de 1934.
Hace ya varias semanas, el diario La República -tal y como lo hizo El Comercio y posteriormente diarios deportivos locales-, mediante el suplemento Domingo, sacó a la luz un informe sobre el pedido de Alianza y lo que encierra la polémica del título de 1934. Se tocaron los argumentos de blanquiazules, todos ellos amparados básicamente en los boletines de la Liga de Lima, resoluciones oficiales de la época que aparecían en los diarios por orden de la Federación Peruana de Fútbol, y que hacían de conocimiento público las decisiones tomadas en la interna de estas autoridades reguladoras y/o organizadoras de nuestros campeonatos. Cuando tocó hablar de la defensa crema, el artículo mencionó la palabra "interpretaciones", un término clave también por lo que encierra la polémica: interpretaciones vs hechos concretos.

Según el artículo, Salinas habría INTERPRETADO que el celebérrimo partido extra jugado en 1935 definió al campeón absoluto de 1934. Más allá de que hasta ahora no sustente las razones de su interpretación, queda claro que una interpretación es subjetiva por naturaleza, más aún si no cuenta con un sustento adecuado que la fortalezca. En otras palabras, el señor Salinas interpretó ERRÓNEAMENTE que el partido extra de 1935 determinó al campeón absoluto de 1934, y fue de forma errónea por la simple y sencilla razón -y aquí va el argumento de la parte aliancista que sustenta su interpretación- de que los boletines de la Liga indican expresamente que el campeón salido de aquel partido extra fue el de PRIMEROS EQUIPOS. Queda claro, pues, que la parte blanquiazul interpreta un mínimo, pues se pega a las letras explícitamente tipeadas en los boletines, mientras que la parte crema sólo tiene INTERPRETACIONES, pues no hay ni un solo boletín, repito, NI UN SOLO BOLETÍN que declare campeón absoluto de 1934 a Universitario de Deportes, tal y como le hemos venido sosteniendo nosotros y ahora la comisión investigadora del club Alianza Lima llamada 'La Hermandad Aliancista'.

Pero si algo rescatamos de Roberto Salinas es que sostiene una sola versión, una versión atiborrada de errores y lamentables interpretaciones insustentadas, es cierto, pero una sola versión al fin. Su terquedad en ese aspecto es admirable, más aún si comparamos la fortaleza de su errónea postura con las desaforadas, zigzagueantes, variables y serpenteantes versiones y enunciados del señor Jaime Pulgar Vidal, historiador, periodista e hincha de Universitario, quien tomó cierto protagonismo por la propia polémica de 1934.

Empecemos con la -podríamos llamarla- primera versión de Pulgar Vidal, extraída de su blog personal antiguo (sabemos que en el actual ha hecho más de una modificación):

Hasta hace poco, Pulgar Vidal admitía que Universitario no fue proclamado campeón absoluto de 1934.
Aquí vemos claramente que Pulgar Vidal sabe bien que una cosa era el título absoluto y otra el de primeros equipos -en esto se aparta diametralmente de Salinas-, y sobre todo que consideraba a Alianza como campeón absoluto de 1934, expresando de manera literal: "[...] Alianza ganó en esa tabla y fue campeón [...] La "U" ganó en 1935 el partido que lo proclamó como el ganador entre los primeros equipos más no el título del certamen [sic]". Más claro ni el agua. Esta postura -que ahora resulta ser sólo su primera versión- era la que los aliancistas tomábamos como referencia para fortalecer -si acaso era necesario- nuestras investigaciones. Todo cambió cuando el pedido de Alianza a la FPF para la rectificación oficial del palmarés se hizo público.

Sin embargo, apenas días antes de que la "bomba reventara", el historiador y actual periodista de CMD dio una entrevista para la web Alianza History. Entre las cosas que dijo en aquella nota resaltamos lo siguiente:

"[...] si miramos los diarios o periódicos de 1934 y 1935, todos decían que Alianza Lima era el campeón; eso es innegable. Sin embargo, si miramos los diarios de los años cuarenta, nos damos con la sorpresa de que Universitario ya era considerado por periódicos de la época como el campeón de 1934. Lo importante es saber en qué momento y por qué sucedió ese cambio. Al respecto manejo esta hipótesis: es posible que Universitario, en años posteriores a 1935, haya hecho un reclamo a la Federación Peruana de Fútbol (FPF), y que este haya sido aceptado, dándole a los cremas finalmente aquel título. No soy quién, y creo que nadie es quién, para cuestionar las razones por las que la FPF habría aceptado ese reclamo, pero ese tramo de los años cuarenta es lo que faltaría investigar".

En pocas palabras, Pulgar Vidal creía que en la misma época, SIN DUDA ALGUNA, Alianza fue considerado campeón, pero que luego, en los años 40, la 'U' habría presentado un reclamo que modificara este nombramiento. Cuando el entrevistador le aclaró que no se trataba simplemente de "diarios de la época" que consideraban campeón a Alianza Lima, sino de boletines oficiales de la Liga que así lo distinguían, Pulgar Vidal acotó lo siguiente:

"[...] justamente a eso apunta mi hipótesis. Tendría que haber un boletín oficial o algún comunicado oficial de la FPF declarando campeón de 1934 a Universitario en los años cuarenta, esto como consecuencia de un reclamo que este club habría hecho con anterioridad. Se ha investigado mucho de los treinta y de años posteriores a los cincuenta, pero poco se ha investigado sobre los cuarenta. Creo que ahí está lo que tenemos que investigar. Y no sólo en hemerotecas, sino también en el archivo de la misma FPF".

Ajá. Y cuando le preguntaron en qué se basa para lanzar esa hipótesis, contestó: "me encontré con un periódico de 1949 que daba como campeón de 1934 a Universitario". Y luego, cuando le preguntaron si tiene el recorte o si lo había subido a su blog, dijo: "No, como te dije, estaba investigando sobre otra cosa, pero apunté el detalle en mi libreta. Supe que sería importante en esta polémica. Desde entonces supe también que habría que investigar qué pasó en esos años para resolver el caso. Si el reclamo existió y la FPF lo aceptó, no habría nada que discutir; por otro lado, si una vez que investiguemos en esos años no encontramos ninguna prueba de que existió ese reclamo o de un pronunciamiento oficial de la FPF, podríamos concluir con toda certeza que el título es de Alianza Lima".

Interesante lo presto que estaba entonces el señor Pulgar Vidal, presto al reconocer que los boletines tenían valor oficial, y presto a admitir muy pronto -pues era casi imposible, y él lo sabía bien, que tal recorte al que hacía referencia realmente existiera o fuera interpretable desde su posición- que el título nacional de 1934 era absolutamente de Alianza Lima. ¿O acaso un historiador de su calibre no hubiese tan siquiera tomado una foto de ese recorte con la cámara de su celular?, permítanme sospechar no tan a la buena esta vez.

Pero como anuncié antes, todo cambió cuando el pedido de Alianza Lima a la Federación se hizo público. Entonces, como por arte de magia, Jaime Pulgar Vidal empezó a llenar su muro (Facebook) de "peros" y argumentaciones, cada una más vergonzosa e insostenible que la otra. Hagamos un recuento de sus siguientes versiones y luego desmenuzaremos uno a uno sus argumentos, que en realidad tenían forma de salvavidas (de color crema).

Segunda versión: Tiene que haber algo más

"Como HISTORIADOR sostengo que así como está planteado el reclamo de Alianza por el título de 1934 es como si Perú le pidiese a Chile realizar el plebiscito por Tacna y Arica porque encontró que en los periódicos de 1884 eso quedó establecido, sin investigar la historia posterior. En el título del 34 debe haber una historia posterior a ser investigada".

Tercera versión: ¡Nos robaron información!

"Investigando a la selección de 1929 encontré en El Comercio de ese año publicadas las cartas que enviaron los jugadores y los directivos de Alianza aduciendo los motivos por los que no podían integrar el seleccionado. Las copié en mi PC. Meses después volví y encontré que alguien había recortado las cartas. No sé quién las robó. No sé quién pagó por ellas. No acuso directamente a nadie. Lo que si me llama la atención es el magnífico archivo de recortes periodísticos antiguos que poseen algunos. En la hemeroteca de la BNP alguien robó esas publicaciones del diario El Comercio y nadie ha investigado".

Cuarta versión: Si no sale en El Peruano, NO ES OFICIAL

"Alianza Lima está pidiendo que lo reconozcan como campeón nacional de 1934 lo que, de acuerdo a los periódicos de ese año, parece correcto. Le está pidiendo a la FPF que avale este título, lo que también parecería correcto. Sin embargo, bajo este argumento y, como no existen documentos oficiales (no hablo de periódicos) los equipos mencionados a continuación deberían perder sus títulos porque no hay quien los avale. [...] ¿Quién puede avalar estos títulos si no había FPF? ¿Los periódicos? Un asunto más. Como historiador debo decir que un documento oficial publicado en un diario que no sea El Peruano NO ES OFICIAL. Así, los documentos de la Liga de Lima publicados por los diarios de 1934 no son oficiales. Son reproducciones no oficiales".

Quinta versión: Si quieres ese título, bacán, pero cuidado porque puedes perder otros

"Bajo el argumento sostenido por Alianza, deberíamos revisar cada título del fútbol peruano -en especial los de 1922 para arriba- porque, por ahora, lo único que los avala son noticias en diarios, radio y luego televisión; salvo los más recientes que si tienen el aval oficial de la FPF porque esta entidad aprueba las bases de los torneos confeccionadas por la ADFP". 

Un poco indeciso: Jaime Pulgar Vidal maneja hasta cinco versiones de lo sucedido en 1934.
Bien, ahora pasemos al desmenuce:

A la segunda versión: Digamos que esta segunda versión vendría a ser una ejemplificación de la primera. Refuto así: en el caso de Tacna y Arica, hubo documentos claros, y de conocimiento general, donde figuran que Arica pasaría a ser parte del territorio chileno. Esos documentos posteriores al entuerto territorial al que hace referencia el señor Pulgar Vidal fueron incluso aprobados por los gobiernos, tanto de Chile como Perú, mediante tratados limítrofes que tenían como objetivo primordial hacer prevalecer la paz entre ambos países; por lo tanto esta analogía es insostenible. Lo más importante, el señor Pulgar Vidal omite un detalle enorme: los investigadores aliancistas no sólo se han sumergido en documentación de los años 30's, lo hicieron también en años posteriores, incluso hasta nuestros días; se ha intentado saber con exactitud cuándo y por qué terminó cambiando el palmarés, y -salvo los libros de la FPF que no cuentan como un sustento adecuado, por el simple hecho de que se publicaron muchísimos años después de los sucesos en mención- aún no se encuentra nada que avale que el título de 1934 es de Universitario. Y por lo visto la parte crema tampoco ha encontrado nada. Sí, en cambio, y para que no se diga que el sustento de Alianza se basa más en ausencia que en presencia, se encontraron casi una decena de boletines, todos ellos congruentes en cuanto a las denominaciones de los campeonatos, decretando a Alianza Lima como campeón absoluto y a la 'U' como campeón de primeros equipos.

A la tercera versión: No quiero pecar de malpensado, pero... Bastante maliciosa esta publicación, para mi gusto al menos. El señor Pulgar Vidal, en medio de cientos de debates sobre la polémica de 1934, o sea, cuando la cosa estaba recontra picante, lanza este posteo, digamos, un poquitín ponzoñoso; acusando, denunciando, o simplemente quejándose, de que "alguien robó" unas publicaciones que él pretendía investigar. Y para no levantar sospechas -un poco subestimando inteligencias- afirmó que eran recortes sobre las cartas que habían enviado los jugadores y la directiva de Alianza -creo que en realidad fue más directo de lo que creía en un inicio- explicando los motivos por los que los íntimos no podrían integrar la selección de 1929. Insisto, no quiero pecar de malpensado, pero bue... Esto no pasa de ser una simple sospecha de su parte. En sí, una auténtica pataleta.

A la cuarta versión: Esta podría ser la más insólita de sus ocurrencias. El señor Pulgar Vidal siguió echando por tierra todo su profesionalismo y ética como historiador e investigador, y decretó, muy seguro él, lo siguiente: "un documento oficial publicado en un diario que no sea El Peruano NO ES OFICIAL", así como lo puse, con mayúsculas en las últimas tres palabras. Y si desean pueden echar un vistazo a su Facebook, lo juro, lo puso así. Es que es increíble a lo que puede llegar un hinchaje. No cabe duda de que el señor Pulgar Vidal debería ser el hincha crema más querido y vanagloriado de los últimos tiempos, pues con esto demostró que nada le importa más que la 'U', efectivamente, nada, ni siquiera su imagen (dignidad) como científico social, ni nada. Pero la gente no es tonta y destruyó esta artimaña sin mucho esfuerzo comentando su artículo en la web La Mula (hasta que inhabilitaron los comentarios), donde había publicado toda esta serie de incongruencias. Y en resumen la refutación dice así: ¿qué entidades están OBLIGADAS a publicar sus resoluciones oficiales en el diario El Peruano?, ¿cómo?, no escucho... Ah sí, exacto, ¡las entidades estatales!, excelente, tienen 20 de nota. Ahora la última, la del millón de soles: ¿es la Federación Peruana de Fútbol una entidad estatal?, ¿cómo dicen?, no oigo, AJÁ. Así es, la respuesta es NO. La FPF no es una entidad estatal, es una entidad PRIVADA. Por lo tanto, así es, tal y como lo están pensando, la FPF NO ESTÁ OBLIGADA (y nunca lo estuvo pues desde siempre fue un organismo autónomo no estatal) A PUBLICAR SUS RESOLUCIONES EN El Peruano, el diario del estado. Como sí lo está, por ejemplo, un ministerio, el Poder Judicial, el Congreso de la República, etc. Pero no la FPF ni sus derivados organizacionales, llámese ADFP, y antiguamente la Liga Provincial de Lima. Está claro, pues, que si el señor Pulgar Vidal está intentando restarle validez a los boletines de la Liga de Lima que decretan a Alianza como campeón absoluto de 1934, va por muy mal camino si exige que las resoluciones de la FPF -entidad no estatal- aparezcan en un diario del estado. Y por cierto, si fuera así, ¿dónde está la edición de El Peruano donde se le declara campeón de 1934 a la 'U'?, ahhh pues. Como se dice en el ambiente pichanguero: "él solito se marca".

A la quinta versión: En un intento de, ¿qué?, ¿asustarnos?, ¿hacernos reflexionar?, o lo que sea, el señor Pulgar Vidal expresa que si Alianza reclama por el título de 1934 se deberían abrir investigaciones para todos los títulos anteriores a la fundación de la FPF. A ver, recapitulemos: hablábamos del título de 1934 y de pronto nos salió con títulos antes de 1922 (?). ¿De qué va esto?, ¿por qué ese salto sustancial en el tema?, si el señor historiador desea investigar sobre títulos anteriores a la fundación de la FPF, genial, está en todo su derecho académico y le deseamos éxitos, pero que no mezcle papas con camotes. El tema aquí es el título de 1934, primero que resuelvan esto y luego que se investigue lo demás. Pero, ¿qué verdad pretende encontrar el señor Pulgar Vidal investigando en esos años, si ni siquiera ha podido resolver lo del '34?, ¿o es que acaso es una forma muy sutil de decir "deja de joder con el tetra o se te van a ir otros campeonatos"? Cada quien sabrá cómo interpretarlo. Para mí esto fue una amenaza, lo que no hizo más que vapulear la ya de por sí vapuleada imagen de este señor al que, confieso, respeté durante mucho tiempo. Hoy ya no, y no porque "no le da la razón a Alianza", sino porque, como acabamos de demostrar, ha intercalado argumentos como quien intercala ropa interior, sin por lo menos atisbar un mínimo de certeza o congruencia en todas sus afirmaciones; huyendo de lo esencial del tema, desviándose por las ramas, inventando una que otra locura y hasta intentando sorprender. Ha prestado, además -si no vendido-, su facha de intelectual mediático para apoyar e intentar fortalecer argumentaciones sin asidero, sólo por una cuestión de hinchaje. Y si todo esto es propio de un historiador respetable, entonces no sé de qué estamos hablando.

Está en la calle: la última versión

Ha pasado algún tiempo para que alguien de la FPF se pronuncie sobre este tema, y lo hizo su actual vicepresidente. Les presentamos entonces la nueva versión sobre el caso de 1934: El señor Aníbal Calle declaró hace poco para radio Blanco y Negro, en resumen, lo siguiente: que este caso ya debió "prescribir", que se están "asesorando legalmente" para determinarlo, y que deben revisar bien el caso porque "no queremos perjudicar a nadie".

A ver. Vayamos por partes:

1) La justicia en el fútbol -ignoro si es igual en otros deportes-, hasta el día de hoy por lo menos, no tiene fecha de prescripción. No lo indica la FIFA en ninguno de sus apartados, ni sus federaciones alrededor del mundo. Para hacernos una mejor idea, tomemos como referencia lo sucedido en Argentina con San Lorenzo y River Plate, clubes que el año pasado recuperaron títulos obtenidos en 1936, es decir, 77 años después. Esto tras una petición expresa del 'Cuervo' a la misma Asociación de Fútbol Argentino (AFA). Si miramos a Brasil (el otro país sudamericano primermundista en cuestiones de fútbol) existe todavía una polémica a raíz del título de 1987, galardón que reclamó el club Flamengo y que todavía sigue en disputa a nivel de tribunales de justicia. Esto prueba dos cosas fundamentales: primero, como dije al principio, la justicia en el fútbol no tiene prescripción. Y la segunda, que con autoridades competentes -por no decir "con pantalones"- sí se pueden rectificar errores de publicación, por mucho sea el tiempo que haya pasado desde que estos se cometieron

Por último, a manera de "bonus track", vayamos al hipotético caso de que sí existiera prescripción en el fútbol. ¿Qué es lo que prescribe en realidad?, ¿una idea?, no, ¿una hipótesis?, tampoco; lo que prescribe es un DOCUMENTO y/o RESOLUCIÓN. Por lo tanto, para que podamos hablar de prescripción en el caso de 1934, esta tendría que partir de un documento y/o resolución oficial y de la época que dé como campeón a Universitario. La pregunta es, ¿existe ese documento?, la respuesta es: NO. Jaque mate.

2) Nos gustaría saber a qué se refiere el señor Calle con eso de que se están asesorando legalmente, ¿estarán preparando alguna argucia típica de este mandato?; aquí en más de una ocasión hemos planteado que en esta investigación realizada por la FPF -si realmente la está haciendo- deberían estar presentes monitores tanto del club Alianza Lima como de Universitario de Deportes. De esa forma asegurar la transparencia de la resolución final, pues lo que interesa aquí, más que beneficiar o perjudicar, es conocer y admitir la verdad. Así, si la FPF posee algún documento, o documentos, que refuten debidamente lo presentado por Alianza, no nos quedará otra que aceptarlo y seguir hacia adelante. Y, en cambio, si fuera Alianza el club que tiene la razón -como, estoy seguro, lo es a final de cuentas-, se deberá rectificar el palmarés y punto. Es cuestión de agallas y seriedad, virtudes que no son precisamente la insignia de nuestros dirigentes, es cierto.

Y 3) ¿Perjudicar?, señor Calle, precisamente porque Alianza está siendo perjudicado al no adjudicársele un titulo que ganó en la cancha y con toda justicia, es que se ha presentado esta petición. ¿O acaso nos quiere decir que prefiere perjudicarnos a nosotros antes que perjudicar a la 'U'? Caemos en esto: el título de 1934 nunca fue de Universitario, lo tienen en el palmarés por un error que aquí hemos repetido y demostrado hasta el hartazgo. Creo que no hace falta decir más al respecto.

Con respecto al caso 1934, el señor Aníbal Calle le hace honor a su apellido.
Conclusiones finales

Primero. Mientras Alianza Lima tiene como sustento hechos concretos (los boletines y publicaciones de la época relacionadas), Universitario tiene "a su favor" únicamente interpretaciones (en el caso de Salinas) y desviaciones antojadizas multiplicadas en versiones (en el caso de Pulgar Vidal). Hasta ahora, ni los periodistas mencionados, ni ningún otro investigador crema, ha podido dar con un documento de la época que designe a la 'U' como campeón de 1934. Repetimos, los libros de la FPF no cuentan como sustento, pues se publicaron mucho tiempo después de los sucesos, además no explican ni argumentan nada -es más, esa ni siquiera era su función-, simplemente mencionan.

Segundo. La parcialidad crema maneja en total la nada despreciable suma de seis versiones (una de Salinas y cinco de Pulgar Vidal) sobre el caso de 1934, habría que agregarle la versión de Aníbal Calle para sumar la séptima. Esto mientras Alianza maneja su única versión debidamente sostenida. Lo cual dice mucho de la polémica y explica en parte la desesperación de los 'compadres' por desacreditar lo investigado en tienda íntima, en lugar de fortalecer sus propios argumentos.

Tercero. Ha quedado demostrado que los señores de la parcialidad crema -y ahora los mismos de la FPF- se sienten imposibilitados de demostrar, de manera pro, la validez de "su" título; es por eso que lo que han decidido todos en conjunto es tirarse abajo los argumentos de Alianza, sin ningún éxito, pues todos sus intentos han sido sencillos de refutar tanto para esta página como para gran parte de los hinchas grones que están pendientes del caso. Por su parte, La Hermandad Aliancista ha tumbado cada una de las posiciones de Ate con documentos contundentes que los invitamos a revisar con detenimiento, demostrando que aquellas ni siquiera llegaron a ser argumentos sólidos, sino a lo mucho simples intentos de atolondrar o confundir a la opinión pública.

Y cuarto. Tras esta tormenta de debates y -lamentables- discusiones en algunos casos, Alianza Lima sigue a la espera del fallo definitivo de la FPF, tomando en consideración que ya hubo un primer cotejo de información por parte de Archivo Central, cotejo cuyos resultados no han salido a la luz, presumimos por qué. Vale decir, Archivo Central ya revisó los documentos de la FPF y los comparó con los de la investigación aliancista, llegando a una conclusión que hasta ahora no se ha hecho pública. Sin embargo, y más allá de lo que tarde Burga en ponerse el pantalón y ajustarse la correa, y ante toda esta evidencia que denota los vanos pero persistentes intentos cremas de devaluar nuestras posiciones en lugar de enriquecer las suyas -aunque esto, la verdad, sería imposible-, podemos decir, con más fuerza que nunca: 

¡ARRIBA ALIANZA LIMA, TETRACAMPEÓN DEL FÚTBOL PERUANO!

Fotos: La República, Alianza History, Info Blanquiazul.

1 comentario:

  1. La versión íntima está sustentada hasta el hartazgo. Los señores de la FPF al decir que ''no quieren perjudicar a nadie (en este caso a la U), solo nos hacen creer están salvaguardando los intereses de los cremas. Y nosotros qué? Si se equivocaron en darle un título que no le pertenece a la u, pues tienen que rectificarlo. No les queda otra. Y el argumento aliancista es mucho más creíble que los manotazos de ahogado que da Jaime Pulgar Vidal. Aquí y en el mundo Arriba Alianza!!

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.