Como el Titanic

La crisis de Alianza Lima y del fútbol nacional

Son momentos duros, indudablemente. Alianza Lima experimenta una de las peores crisis institucionales de su historia. Guillermo Alarcón, presidente del club, quien antes gozaba del apoyo de una mayoría societaria que él bien sabía manejar, ahora es repudiado por todos los socios que alguna vez lo apoyaron. Cuando mira a la hinchada sólo ve rechazo, amenazas, bronca y frustración. Cuando mira a su planilla también recibe espaldazos. En Alianza nadie lo quiere, y fuera de Alianza tampoco. Sin embargo, sigue aferrado a un puesto que le da el poder que necesita para seguir haciéndose rico a costa de las bondades del club. 

Sigue insistiendo en concesionar la gerencia deportiva a 'Pegaso', lo cual lo mantendría en el poder por tres años más. Sigue diciendo que no se lanzará para la reelección, pero ya prepara el discurso de César Pinatte, el natural sucesor de su línea "oficialista". Alarcón, además, ha conformado un ciclo infinito de leguleyadas, para zafar de sus responsabilidades. En otras palabras, en este momento es tan intocable como un rey. Y mientras él sigue en su "trono", Alianza sigue hundiéndose cual Titanic en el atlántico.

Actualmente, el plantel, junto con todos los jugadores agremiados del fútbol peruano, se encuentra en huelga. Una medida aplaudida por muchos, criticada por otros, pero creo que justa al fin y al cabo. El maltrato al jugador debe cesar, y si para eso necesario suspender la actividad futbolística del país, entonces que así sea. Ya empezó la movida: San Martin renunció el mismo sábado, por la tarde; Unión Comercio y César Vallejo hicieron lo propio. El próximo en hacerlo sería el Juan Aurich y lo seguiría Sporting Cristal. Todo esto en señal de protesta ante la informalidad mostrada por la 'U', Cienciano, Sport Boys, entre otros, y principalmente Alianza, ya que, no olvidemos, fue Alarcón el que puso la gota que derramó el vaso, cuando presentó su plan de refinanciamiento de una manera prepotente y conchuda.

La hinchada reaccionó

El hincha blanquiazul ya se puso de pie. Antes del partido del sábado, ante León de Huánuco, miembros de este Blog y de otras conocidas páginas aliancistas, formamos parte de un evento - protesta, estampando polos gratuitamente, con mensajes alusivos a frenar de una vez por todas la mafia que carcome al club. La respuesta de los hinchas fue más que positiva. Ya en el estadio, muchos de ellos llevaron por su cuenta polos con otros mensajes hacia la actual dirigencia y otras herramientas de protesta. Además, una importante facción del COMANDO SVR vitoreó durante gran parte del encuentro cánticos pidiendo la salida inmediata de Alarcón y compañía, incluso logró ingresar un grupo de barristas hacia la tribuna de occidente, para tratar de "ajustar" a los dirigentes y socios.

Lo único criticable del caso es la violencia ocurrida en esa tribuna, provocada por la presencia del siempre polémico Jean Ferrari, asistente técnico del club huanuqueño.

La actitud de la hinchada grone podría significar el inicio del fin de la era Alarcón. Simplemente, el presidente se quedó sin respaldo alguno.

El partido

Ante la huelga de futbolistas profesionales, el choque entre Alianza y León fue protagonizado por juveniles de la categoría 94 y 96, dirigidos por Carlos "el gato" Basombrío. Alianza se fue al descanso con dos goles a favor, pero en el segundo tiempo, León fue eficaz en sus contragolpes y terminó empatando el encuentro. La movida situación en Matute y la extrema confianza del equipo blanquiazul, nos terminó jugando la mala pasada que conllevó al mal resultado. Nada que reclamarle a los potrillos, más allá de lo mencionado. Pero, como anunciamos en la página de Facebook, el verdadero partido se jugó en las tribunas.

El dato caleta

Algunos miembros radicales del COMANDO SVR, trataron de "ajustar" también a los jugadores, criticando el hecho de haberse unido a la huelga de Agremiados, la pésima participación en el primer partido de Copa Libertadores, entre otras cosas. El hecho acontenció en la tribuna norte, donde estaban los jugadores del primer equipo, presenciando el partido, junto a Pepe Soto y algunos dirigentes. Los barristas llegaron a hablar con el DT victoriano y Juan Jayo, referentes del club, quienes les prometieron poner todo de sí para sacar esto adelante, además de que jugarían con los titulares a partir de la tercera fecha del campeonato. Terminado el "ajuste", todo volvió a la normalidad.

El paso de la esperanza

Sí, Alianza, el barco más grande de la flota, se hunde junto con todos los demás barcos que conforman lo que llamamos "fútbol peruano". Es estrecha la esperanza, comparándola con la nefasta realidad, pero si algo positivo se puede rescatar, es la nueva posición de la hinchada, una posición activa, que no debe dejar de existir si queremos que todo esto cambie para bien. En 'El Blog Íntimo' informaremos, opinaremos y discutiremos, cuantas veces sea necesario, sobre los temas que conciernen a la blanquiazul, pero nos sentimos comprometidos también con generar activismo desde nuestra humilde tribuna. Y así será, todo por el bien de Alianza Lima, nuestros colores, y del fútbol peruano.

Ahora más que nunca, ¡ARRIBA ALIANZA!

Foto: 'La voz grone'

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.