Cuatro al hilo y otra vez arriba, Alianza

Alianza Lima 3 - Deportivo Municipal 1

Sí, el Alianza que hace menos de un mes lucía como amateur en la Bombonera, y que poco después visitó Ancash para refrendar su pésimo momento ante Sport Rosario, hoy, a esta hora de la tarde al menos, es puntero del campeonato Apertura. ¿Cómo llegamos a esto en apenas tres semanas? Cuatro victorias al hilo son la explicación práctica, pero intentemos ir más allá, ¿qué revulsivo tomó por asalto los camerinos? ¿Qué magia hizo esta vez Pablo Bengoechea? Alianza parece hacerse más fuerte con cada victoria, por más incovincente que parezca, asemejándose cada vez más al que dio la vuelta olímpica en diciembre del año pasado. Empezó con Sport Boys. Gol de carambola y victoria apretada. Siguió con Sporting Cristal, donde, sí, a diferencia de la jornada anterior, se vio un equipo mucho mejor plantado en el campo tanto para golpear como para recibir golpes. Volvemos a Matute y nos encontramos con un Unión Comercio conchudo que manejó el balón a su antojo por casi todo un tiempo. Ahí, la contundencia aliancista volvió a decir presente. Y ahora Municipal, que, al igual que los moyobambinos, empezaría el partido de tal forma que el final simplemente no te lo crees. Cierto es que esos 12 puntos son sagrados. Bengoechea los metió ya en un cofre y puso seguro. Son suyos. Y va por más, o eso queremos. La blanquiazul venció a la franja, y así lo vivimos.

Cuatro y van por más: Alianza derrotó a Municipal en Matute y se metió, de momento al menos, en la lucha por el Apertura.

Escribe Alejandro de Cotabambas

Así alinearon/formaron:

Soccerway.com
Primer tiempo

Con un Municipal como pleno dominador, el partido iniciaba incierto para los victorianos. Tanto para atacar como para recuperar y defender, los ediles eran más. Leao y un balón al palo evitaron que esa superioridad se traslade al marcador. Alianza reaccionaría a la mitad del primer período, afianzando su juego con las armas ofensivas conocidas: pases largos y cruzados de Costa, traslado de balón por medio de Vílchez, e incursiones de Hohberg y Velarde. La más clara (o quizá la única clara) del equipo íntimo, de hecho, llegó de los pies del zurdo ex-Unión Comercio: un pase perfecto a la cabeza de Posito que el delantero no pudo conectar por puro mal cálculo. Así llegaba el primer pitazo de finalización. Alianza y Municipal empataban a cero, repartían puntos, y era justo, aunque he de reconocer que la visita estuvo un poco más cerca del primer tanto.

Momento preciso: Costa puso el empate con un gol poco ortodoxo pero estético a la vez.
Segundo tiempo

En los segundos 45' veríamos cuatro goles y un penal fallado. Así que, desde ya, debemos estar de acuerdo en que fueron mucho más emocionantes que los primeros. Lo que no es nada emocionante es nuestra cantidad de lesionados: a la lista de sentidos se suma Hansell Riojas, de buen primer tiempo, que tuvo que salir en el entretiempo. Entró en su lugar Gambetta. 

De vuelta al partido, abriría la cuenta Deportivo Municipal (49') por intermedio de Yordi Vílchez. Un corner desde la zona izquierda aliancista tomaría mal parada a su defensa. Cuba desvía el balón, este excede el alcance de Butrón, y luego Vílchez complementa con el arco a su merced. Hasta ese momento, todo pintaba para que Municipal reafirme su victoria parcial con el manejo de balón que antes ya había mostrado, pero, como dicen los viejos tribuneros, el fútbol tiene estas cosas: Alianza lo empataría rápido (lo cual era VITAL), apenas cuatro minutos después, con un empalme de Tomás Costa. Tras un corner, el argentino anticipó y con pierna derecha desvió el balón, que fue directo a la portería de Rivadeneyra, que nada pudo hacer. A partir del empate, Alianza tomaría las riendas del partido y no las volvería a soltar. Empezó a generar situaciones con cada vez mayor peligro. Vílchez y Velarde crecieron al compás de la movilidad de Hohberg. Así llegaría el segundo (61'). Un pase del zurdo hacia el 'enano' que dejó en visto a la defensa 'basurera'. Lo demás, como leí por ahí, un gol "made in Hohberg": frente a sus marcadores, al borde del área, amague hacia el centro y remate, esta vez colocado, para vencer al portero rival. Golazo y 2 a 1. El tercero (77') llegaría por leyes gravitatorias: nuevamente la pelota detenida, pero esta vez el culminador fue Gonzalo Godoy. Su cabezazo no tenía destino de arco, pero chocó en un defensa y entró a la portería sin que nadie pudiera hacer algo para evitarlo. Habría más: A cinco minutos del final, un agarrón de Gambetta en propia área, en la cara del Víctor Hugo Carrillo, generó el cobro de la pena máxima. El panameño Buitrago se paró frente a Butrón. Eligió bien la zona de remate, pues Leao se había lanzado a otro lado, pero el balón fue directo al travesaño, ocasionando otro jubiloso estallido de la tribuna. Del resto del tiempo solo puedo resaltar lo cerca que estuvo Alianza del cuarto con sus contragolpes, pero también preocuparme por lo desperdiciado. Quevedo y Lemos, que habían ingresado por Posito y Vílchez respectivamente, tuvieron en sus pies estas ocasiones, pero no supieron concretar. Aún así, nada empañó el final: Alianza ganó, ganó bien, sin brillar, pero bien.

La figura fue...



En la semana de Alejandro Villanueva, otro Alejandro se vuelve cada vez más importante en el equipo. Omnipresente, práctico y contundente, Hohberg es hoy en día una indiscutible figura aliancista.

Apreciaciones finales

Escribiré ahora sobre los que no mencioné: Butrón, sólido y seguro como siempre. Lo que transmite del arco hacia afuera es alucinante. No es casualidad que desde que volvió al arco titular no hemos perdido. Guidino, luce cada vez más cuajado en el puesto, cierra bien su zona y va bien a los cruces, su problema sigue siendo la proyección al ataque. Cuando lo hace, es intrascendente. Garro, mejoró mucho en defensa. En ataque es un apoyo para triangulaciones, pero sus centros siguen siendo deficientes. Costa, está volviendo de a pocos a sus buenos momentos de inicio de año. Muy importante para él el haber anotado. Posito, ayer muy peleado con el balón. Hizo muy poco, por no decir nada, en su función de referencia de área. Para colmo, falló en el cálculo tras aquel excelente pase de Velarde. 

Leo en Twitter que a este Alianza ya no se le puede exigir más. De a pocos me convence ese enunciado. Puede que esta sea la máxima expresión futbolística que podemos ver con este plantel y su DT: un equipo que, como el del año pasado, tiene una incuestionable solidaridad y contundencia, pero poquísimas variantes ofensivas, dependiendo casi en su totalidad de inspiraciones personales (el año pasado de Butrón y Aguiar, hoy, de Butrón y Hohberg). ¿Puede que esto alcance? Sí, por extraño que parezca, el torneo doméstico nos sonríe una vez más. Numéricamente estamos por encima de equipos técnica y tácticamente más cuajados como Sporting Cristal, Real Garcilaso y Sport Huancayo. La pregunta que me hago ahora es, ¿esto será suficiente? ¿Es el torneo local un fin y no un medio, o viceversa? ¿Se aprovechó, por ejemplo, el campeonato nacional del año pasado para generar un auténtico crecimiento del club? Sobre esto, varios tuiteros y quien escribe sostuvimos hoy un interesante debate, el cual los invito a leer.

Próxima cita

En la última fecha del torneo previa al mundial de Rusia, Alianza Lima irá a Cusco para enfrentar al siempre difícil Real Garcilaso. El choque será este sábado 09 de junio a las 20:00 en el Inca Garcilaso de la Vega. Esperamos que la buena racha se alargue y vayamos al receso aún más tranquilos.

¡ARRIBA ALIANZA!

Fotos: Epensa, Trome, Club Alianza Lima

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.