Partido de un punto

Alianza Lima 0 - Junior FC 2

Esta debe ser una de las peores crónicas que redacto, posiblemente una de las peores que lea usted. ¿Qué líneas pueden surgir ante un equipo con falta de actitud? Quizás un lleno de errores ortográficos, como esos errores defensivos que sucedieron en el área íntima, en el primer gol. O podrían ser unos renglones con una expresión pasiva, así como la de los centrales blanquiazules, de ayer, antes del segundo gol.  Al carajo, es Alianza, vamos con todo.

Ha sonado el silbato del árbitro Roddy Zambrano, ha concluido el primer tiempo. No sé tú, pero, a estas alturas, el fastidio es el acompañante invasor de cualquier hincha amante de los colores azul y blanco. El resultado no es el reflejo de lo que se vio en la cancha y la preocupación es inminente. Junior, con unos centavos más de dedicación, puede convertir ese corto “uno a cero” en goleada.

Seguramente me estoy adelantando en escribir esta nota, púes aún no ha concluido el partido, pero como viene jugando Alianza, el optimismo o la fe no alcanzan, bien dicen “a Dios rogando, pero con el mazo dando” , veremos que nos depara el segundo tiempo…

(…)

Bueno, ha concluido todo, al final se dieron cuatro minutos más, pero la verdad no eran necesarios, por lo menos, no para nosotros. ¡Oooh, que se vayan todos, oh oh oh oooh…! se escucha emerger desde las tribunas del Alejandro Villanueva; y sí, se deberían ir varios de los nombres que retumbaron ayer, pero hace tiempo. ¿Sus escuderos seguirán defendiéndolos?

No hay más que decir, seguimos con un punto dentro de nuestro grupo por Copa Libertadores, en lo que seguramente, también, fue un partido de un punto, en una escala del uno al diez. Lamentable.

Lo sentimental queda en las líneas previas, ahora que venga el análisis.

De esas caídas que duelen, por la actitud con la que se jugó
Así alinearon:
Las formaciones, gracias a Soccerway
PRIMER TIEMPO:

Cuando muchos recién se acomodaban para observar el partido, llegaba la primera clara del rival, apenas al minuto de juego. Yimmi Chará, pesadilla del sector derecho de la defensa aliancista, hacía un pique en corto y superando a José Guidino y Gonzalo Godoy, mandaba el remate cerca al palo derecho. El colombiano ya avisaba.

Los diez primeros minutos fueron de intensidad, ni Guidino ni Godoy podían controlar sus secciones. La cooperación puede resultar útil, pero en el caso de estos jugadores no, por lo menos en este partido, ya que cuando uno de los dos trataba de cubrir los espacios dejados por el otro, se generaba desorden y fue de esa manera que llegó el primer gol. Tras un remate de cabeza, en pleno descontrol en área íntima, llegaba el primero.

De aquí en adelante el resultado no se movió, si bien Alianza empezó a soltarse un poco más, eso no fue suficiente, ni para inquietar a Sebastián Viera, arquero de Junior, por lo menos. Entre Hohberg, Ascues y Cruzado, se vio un poco de voluntad, pero estaban disociados. Así terminaba esta etapa, con un Alianza superado en todos los sectores y con un resultado que pudo ser más abultado.
Lo que fue la primera etapa: Un Alianza disociado
SEGUNDO TIEMPO:

Dos cambios en Alianza, antes de iniciar la etapa complementaria. Quevedo por Ramírez y Vílchez por Marina. Mientras tanto, Ascues como central. De esta forma arrancábamos el segundo tiempo. Las modificaciones al parecer funcionaron, al inicio. Alianza mostró cierta reacción los primeros minutos, pero, después de eso, fue más de lo mismo.

La más clara del partido, para Alianza, la tendría Alejandro Hohberg. A los 47 minutos mandaría el balón por encima del arco del rival, cerca, por medio de un remate con la derecha desde fuera del área. Eso fue todo, no hubo más situaciones claras para el local, que nunca encontró la fórmula para, por lo menos, mantener el control del esférico.

La ofensiva colombiana siguió haciendo lo que quiso con los laterales blanquiazules, principalmente por el lado derecho, aunque el segundo gol no llegó por ese sector, sino por el central, lo que nos muestra el desconcierto de la defensiva “grone”. A los 83 minutos, Jonathan Álvez, después de filtrarse por el medio, ejecutaría un remate al lado izquierdo del arco, concretando el segundo. El resultado no se movió al igual que la realidad de juego en el campo.

El jugador del partido fue…
Lo rescatable del partido de ayer
Creo que esta sección es una chanza cuando se dan partidos como el de ayer, sin embargo, no podemos dejar de destacar la labor de Hohberg, quién trató de luchar en cada jugada y tuvo la más clara de Alianza, en base a una jugada personal.

Apreciaciones finales:

Lo que más preocupa del partido de ayer es la forma en que perdimos, pues no solamente jugamos mal, si no que nunca se sintió interés de los jugadores por revertir el marcador. Poca aptitud, muy poca actitud. ¿Lo que es el actual Alianza? Un equipo muy inseguro desde atrás, pues no puede asegurar una progresión en el juego por falta de laterales, no los hay desde hace tiempo. Tampoco se siente la presencia de líderes en las distintas líneas, que puedan desahuevar a sus compañeros en momentos como los de ayer. Punto aparte, Hohberg y  Leyes, el primero que destaca por su individualismo y el segundo que lo quiere hacer pero que no le alcanza, lo que nos muestra que el plantel no termina de solidificarse.

Próxima cita:

Rápidamente, se viene el próximo partido de la blanquiazul, pues este domingo recibe en casa al Sport Rosario, a las 4 de la tarde, como parte de la jornada 13 del Torneo de Verano. Es momento oportuno como para que el equipo renazca y nos muestre otra perspectiva, con lo que tiene, así como para que la hinchada haga sentir su voz de aliento y protesta.

¡ARRIBA ALIANZA!

Fotos: Varios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.