Preocupantes unidos

Alianza Lima 1 - Comerciantes Unidos 1

La, digamos, decente impresión que había dejado el plantel (porque en los dos partidos televisados se utilizó casi a todos los jugadores de la actual plantilla) en sus primeras presentaciones, dio síntomas de disolución la tarde ayer, en Matute. En teoría, Alianza Lima salió con lo mejor que tiene para enfrentar a un Comerciantes Unidos, en el papel, poco auspicioso pero que demostró, ya en la cancha, que todavía no estamos para pensar ni en hacer una Libertadores decorosa ni, por supuesto, en el bicampeonato nacional. ¿Tan drástico? Sí, si consideramos que en menos de un mes la alta competencia nos recibirá con todas sus armas apuntando a nuestras cabezas y, por el lado local, que un equipo que probablemente tenga como principal objetivo el mantener la categoría, frenó a nuestros más pintados jugadores y, por qué no decirlo, hasta pudo llevarse un triunfo de La Victoria. Es cierto. Para definir el campeonato falta toda una temporada, y no faltará el cabalero que afirme que así, sin convencer a nadie, se empiezan los mejores campeonatos (?). Pero, vamos, ¿puede la fe superar a la lógica? Para este redactor, no. Alianza empató en propia casa ante Comerciantes Unidos, y así vi el partido.



Así formaron y alinearon:

Soccerway.com
Primer tiempo

A pesar de las críticas, muy merecidas por cierto, que se avecinan, me gustó Alianza en los primeros minutos del partido. Es cierto, no hubo claridad ni lucidez para la elaboración, pero se notó una idea: la de buscar constantemente a los extremos (Hohberg y Velarde, esta vez), para que estos habiliten al centrodelantero (Posito). Costa y Cruzado son lanzadores natos. El argentino con mayor disposición para la marca. Pero Rinaldo empezó bien también y colaboró mucho en la recuperación. Libre de toda responsabilidad, Ramírez se sumergía en ese preciado sector que divide el medio campo de la defensa rival, habilitando y distribuyendo ya sea a los propios extremos o cuando Duclós y Garro trepaban (generalmente para terminar mal la jugada, es cierto). Ante esto, Comerciantes Unidos presentaba una contra-propuesta más clara aún: recuperar y salir en bloque utilizando la lucidez de Juan Jeremías Bogado, de lejos su más destacado futbolista (por cierto, ¿cobrará mucho? ¿Zevallos sabrá de su existencia? ¿Será que no es del gusto de Bengoechea, como tantos otros jugadores que el año pasado la rompieron y aún así ni sonaron en La Victoria? ¿Qué se habrá dicho sobre él en Twitter?). 

El problema más visible de Alianza sucedía cuando llegaban esos centros estilo paracaídas, dícese de aquellos especialmente diseñados para delanteros de buen juego aéreo (y mejor aún si son altos, claro). ¿Es Posito un jugador de estas características? No es necesario ser un genio del fútbol para darnos cuenta de que el buen Janio no es de esos jugadores que van a brincar como una langosta y superar a dos espigados centrales para luego clavar severo frentazo en las redes. Así que, sí, los centros (que, valga decir, eran casi todos muy malos) pasaban sobre su cabeza una y otra vez, y acababan de sorpresa en los pies de otro jugador (que usualmente desperdiciaba la jugada). Este frustrante método no solo era inútil sino que además desgastaba físicamente al delantero. Sin mencionar que este podría sentirse también incómodo en lo emocional. Bien, de todos modos se siguió aplicando y los resultados saltan a la vista: ninguna chance de gol llegó con Posito ganándole el salto a los defensores cutervinos, ante el lamento (por no decir "puteo") de las tribunas.

Miguel Araujo anotó el primer gol oficial de Alianza Lima en 2018 (Depor).
El gol llegó de un centro, sí, pero en una jugada preparada de táctica fija en la que Hohberg recordó lo que es un buen servicio. El balón fue perfecto para que Araujo, que sí tiene juego aéreo, se anticipe y defina bien (23'). Golazo y parecía que, así como el año pasado, Alianza solo tendría que esperar que el tiempo siga pasando para pesar cada vez más y más, y tal vez ampliar ventajas. Nada más errado. Comerciantes se dio cuenta de que no era nada difícil trasgredir esa línea custodiada por Cruzado y Costa, quien de pronto experimentó un bajón en su rendimiento (y eso sí preocupa, ¿estaremos ante un jugador de los que simplemente se apagan y ya?). De a pocos, se fue acercando a Leao, dándole chamba. Fue así que, en una rápida escapada que devino de un descuido de 'Ri', Kuncho encontró la banda izquierda grone más descuidada que la propia cancha de Matute. Prácticamente solo ante Leao y el tibio cierre de sus defensores, cruzó el remate y se fue gritar el gol con cara de no poder creerlo. Pero era para sí creerlo, porque apenas minutos antes el mismo jugador había tenido otro mano a mano con Butrón. En el fútbol también existen los avisos no pagados. En fin. Gol de Comerciantes (43') y cifras definitivas, como ya saben, pero hay más que decir.

Segundo tiempo

O podría titularse "EL BACHE". Dios mío, ¡y qué bache! Alianza no jugaba tan horrible desde hacía buen tiempo ya. Quizá desde aquellos partidos finales del torneo de verano anterior. Ya... El caso es que Alianza jugó mal. Un muy mal segundo tiempo. Pésimo. Luego de un buen tramo del mismo en el que Comerciantes casi nos clava como tres veces (gracias una vez más, Leao), con el ingreso de Ascues (que debe ser titular, sin duda alguna) y Quevedo ganamos algo de presencia arriba y, al fin,  con escasos argumentos colectivos, comenzamos a buscar la victoria (esto faltando diez minutos o menos). Evidentemente, no la obtuvimos. Ni por arriba ni por abajo. Sin asociaciones ni inspiraciones individuales. Apenas prevalencia física (porque eso sí hay, somos el plantel como mejor promedio de altura y es un dato a considerar) y dos malas definiciones frente a 'banana' Ruíz. Pitazo final y empate justo que hasta pudo ser peor.

Ah, verdad... Jugó Velarde, ¿se dieron cuenta?
Y casi al final entró Leyes también, por cierto.

El mejor (?) fue...

(La República)
Para elegir al mejor del partido, me quito el sombrero ante Juan Jeremías Bogado. Pero centrándome en Alianza, voy a quedarme con aquel que, a pesar de sus fallos, de que suele hacer una de más, y de que a veces parece no saber dónde carajo pararse para hacer que las cosas vayan mejor, trató de ponerse el equipo al hombro el tiempo que estuvo en la cancha: 'Cachito' Ramírez volverá a ser determinante cuando el equipo empiece a plantarse mejor. No lo dudo. 

Ayer, fue lo más rescatable de lo poco rescatable.

Apreciaciones finales

En el torneo de verano 2017 había excusas convincentes: El equipo recién se conocía (y esto incluye al DT), había pocas cosas definidas en cuanto a tácticas y automatismos, Aguiar no había alcanzado aún el nivel que lo llevó a ser el mejor extranjero de la temporada, y la diferencia más saltante: no teníamos una copa Libertadores con Boca y Palmeiras en menos de un mes. Sí, teníamos Sudamericana, pero todavía en abril y sin el cartón de "CAMPEÓN PERUANO" en la frente. Es decir, momentos distintos, exigencias distintas. 

En 2018, en cambio, tenemos un plantel que, a mi juicio, está mejor armado que el de 2017. Verdad es que no tenemos un Aguiar ni siquiera en ciernes (sorry a los que están esperando que Costa y Lemos lo sean, pero no lo serán. Costa y Lemos son Costa y Lemos, Aguiar solo había uno y ya se quitó), pero seguimos teniendo un medio campo muy técnico, variantes polifuncionales, juventud, y esas cosas. Nos siguen faltando laterales competitivos (ojo) para el medio, pero parece que esa es una enfermedad crónica con la que al club le gusta convivir (?), o será que no está de más ahorrarse un poco la fatiga en la gerencia deportiva. Algo más, creo que tenemos, al menos en nombres, un equipo más rápido (o menos lento) que el que salió campeón en diciembre. O en todo caso, más por explotar en ese aspecto. Finalmente, este equipo ya se conoce. Se han sumado tres o cuatro nombres que alternarán titularidad, pero la columna vertebral es la misma. Lo que quiero decir en pocas palabras es que NO-HAY-EXCUSA-PARA-JUGAR-TAN-MAL. No ahora. Se supone que Alianza mantuvo al 70% de su plantilla precisamente para no pasar por esto. Pero ahí los vemos. Todavía en pretemporada, "conociéndose". Y, por supuesto, vemos también a algunos hinchas pidiendo más tiempo para ellos. 

Kuncho, que el año pasado jugó en segunda con Cienciano, festejando como se debe su gol al campeón vigente.
No señores, lamento ser así de crudo, pero no hay más tiempo. ¿Para el torneo local? Sí, tal vez. Pero la alta competencia no regala nada. Y no quiero esperar a que esto se haga tangible para alzar mi voz de protesta. Lo siento, llámenme dramático o mal hincha si quieren, pero no quiero un nuevo cero puntos en Libertadores para el club que amo. Y con "cero puntos", valga aclarar, no me refiero netamente a los puntos como valor numérico (podemos hacer tres, cuatro o cinco puntos si quieren, si la actuación en Copa es mediocre, mi decepción como hincha será exactamente la misma), sino a la presentación en sí que hará Alianza en el segundo torneo de clubes más importante del mundo. Hay algo llamado prestigio internacional, y eso no perdona errores. Alianza lo sabe, los hinchas también. ¡Claro que lo sabemos! ¿Lo sabrán los que están al mando del club?

Próxima cita

En la segunda fecha del torneo de verano 2018, Alianza Lima saldrá de Lima y jugará ante Ayacucho FC en el Ciudad de Cumaná, el domingo 11 de febrero a las 3 pm. Lo mínimo que espero de este partido es que el equipo tenga una idea y la sostenga con los protagonistas idóneos (en buen cristiano: Pablo, si vas a jugar al centro paracaídas, olvídate de Posito y cuenta con Leyes pues). Sin bajones ni desapariciones espontáneas (Costa, Velarde, va para ustedes eso). A estas alturas eso ya lo deberíamos tener: una idea. Una idea que podemos ir desarrollando en este mes que nos falta para recibir a Boca en el Nacional. No pido más por ahora. Nos vemos en la tribuna.

¡ARRIBA ALIANZA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.