Hagamos lo que diga el corazón

Alianza Lima 2 - UTC 0

Había que ganarlo. No importaba cómo, podíamos ganarlo con fútbol o con corazón, Alianza eligió lo último, porque a pocas fechas del final del torneo y con posibilidades reales de campeonar directamente, lo único que sirve es ganar.

Ayer otra vez jugamos mal, el equipo estuvo impreciso, apurado y la presión de obtener los tres puntos para no despegarnos del pelotón de arriba, mostró una versión de Alianza que está lejos de lo que el hincha quiere; sin embargo, hubo algo que el equipo si tuvo y faltó en la derrota con Aurich: ACTITUD.

Porque en el fútbol se puede jugar mal o bien, al ataque o “ratoneando”, pero nunca debe faltar esa dosis de empuje, decisión, predisposición y coraje, y aunque a algunos eso no les sea suficiente, a nosotros durante el año nos ha alcanzado muchas veces para sacar resultados en partidos complicados, no es lo que yo quisiera ver de mi equipo cada semana, pero a estas alturas, entiendo que en la cancha como en la vida, no importa si bailas bonito o feo, importa ser efectivo y salir ganador.

Gran gesto técnico de Aguiar para poner el segundo de la noche. Fuente: Depor.pe

Ficha del Partido. Fuente: Soccerway.com


Primer tiempo:

De inicio, Bengoechea sentó para este partido a De la Haza (ojalá sea para siempre), Cossío, Aguiar, Ascues, Hohberg y Pajoy. Como ya es costumbre en todo el año, el profesor aplicó la rotación, esta vez para darle oportunidad a Duclós, Garro, Quevedo, Pacheco, Araujo y Leyes.

Alianza empezó tratando de presionar a un UTC que vino a buscar el resultado y no fue un rival nada fácil. El cuadro de Cajamarca creaba peligro con Gino Guerrero y Juan Pablo Vergara, quienes se asociaron bien y buscaron constantemente los espacios para el pase en profundidad. Por el lado de Alianza, todo fue impreciso, con poca recuperación en el mediocampo, lo nuestro pasó por el pie de Cruzado, el exceso de movilidad de un ansioso Pacheco y los desbordes de un veloz y encarador Garro, que, sin ser un crack, es Dani Alves al lado de Paolo De la Haza.

Arriba, Leyes no es solución a pesar de que tiene voluntad y conoce su posición, hasta ahora es intrascendente y no reúne los méritos para estar en un equipo que busca el título. Por su parte, Quevedo mostró mayor movilidad, pero sigue sin ser solución, cada vez se atreve menos a encarar y cuando lo hace, pierde fácilmente el balón que luego no busca recuperar, no está tomando las decisiones correctas en el último pase y es muy frágil.

Salvo un par de llegadas sin mucho peligro, el primer tiempo terminó empatado y con la gente preocupada en las tribunas.

Germán Pacheco vence a Carvallo de penal y pone el primero de la noche. Fuente: El Bocón


Segundo tiempo:

Para la segunda mitad, el equipo salió un poco más calmado y con más empuje que el primer tiempo, rápidamente hubo un penal no cobrado a favor nuestro y todo parecía hacerse más complicado, pero poco a poco Ramírez se empezó a asociar mejor con Pacheco, y Cruzado adquirió mayor protagonismo.

El primer gol llega gracias a una irresponsabilidad de Jonathan Segura; el defensa de UTC derribó en el área a Kevin Quevedo en una jugada que no llevaba mayor peligro, ya que el volante aliancista había perdido la posesión del balón. Pero como los regalos se disfrutan, Germán Pacheco de potente disparo abajo, venció la resistencia de Carvallo.

Verse abajo en el marcador, golpeó a UTC que salió con todo a tratar de emparejarlo, pero como siempre, estuvo la figura gigante del, sin lugar a duda, mejor jugador del campeonato: Don Leao Butrón Gotuzzo, que evitó con hasta tres tapadas extraordinarias el empate que hubiera sido fatal para nuestras aspiraciones. Bengoechea, Jayo y todo el comando técnico deberían darle su diezmo al “1” por mantenernos con vida en este Clausura.

Así se gritan los goles. Fuente: Twitter @rsifuentesb
Ingresaron Cossío, Ascues y Aguiar para darle un nuevo aire al equipo, y justamente de los dos últimos nació el segundo gol; habilitación del seis con la cabeza, para que Aguiar haga un control dirigido, se saque a dos de encima y con su gran técnica remate cruzado e inalcanzable para el portero de “El Gavilán del Norte”.

Lo que quedó, fue sufrirlo un poquito esperando el pitazo final que nos daba los tres puntos que nos pone con 25 en la tabla, a uno de la versión cusqueña del clásico rival.

El crack:

La respuesta es más que obvia, Don Leao es el dueño de esta humilde distinción y del sueño de todo el pueblo aliancista que espera levantar el título en pocas semanas.

¡No te vayas nunca, Leao! Fuente: Internet
Apreciaciones finales:

Otra vez sufrimos para ganar, pero estamos cerca del objetivo. El que pestañea pierde y es importante que el equipo asegure los 9 puntos en disputa. Lo de ayer ya pasó y como dato anecdótico, el triunfo contra UTC significó la victoria numero 1,000 de Alianza Lima en torneos nacionales. 

Próxima fecha:

El domingo 26, recibimos al Deportivo Municipal en Matute, la cita es a las 3:30 p.m. Es una final más y como tal, debemos llenar el estadio. Compra ahora tus entradas, no esperes el último partido o una eventual final para recién ir, el equipo nos necesita siempre.

¡ARRIBA ALIANZA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.