¿Doce pasos? No, doce puntos.

Universidad Técnica de Cajamarca 1 – Alianza Lima 0

Un partido en una plaza difícil como Cajamarca podría entrar dentro de lo que se conocen como “derrotas presupuestadas”: partidos en que no hay mayor drama si es que no logramos una victoria, como sí serían partidos en Matute o dentro de Lima. No obstante, hay que ver el contexto: si el rival viene de alcanzar la final del torneo preliminar y está metido en la pelea por el torneo actual, entonces es un rival directo en el Apertura y hay que plantear el partido de una manera frontal y buscando ser lo más efectivos posible y no fue así: Alianza se mostró como un equipo desordenado y dormido, y no fue hasta que se abrió el marcador que intentó llegar con peligro al arco rival. UTC aprovechó, convirtió el gol y ahora es el puntero de un apretado torneo en que el liderato puede cambiar de fecha a fecha y cada punto es importantísimo.



Escribe: El Chiquillo

Ficha del partido

Primer tiempo
Bengoechea se vio obligado a prescindir, por expulsión, de “Cachito” Ramírez, jugador clave en sus esquemas previos en la mitad de la cancha, y lanzó un 4-2-3-1 con Vílchez y Cotrina como mediocampistas centrales y tres volantes ofensivos atrás de Pajoy como único punta. En el papel, este planteamiento se veía bastante volcado al ataque pero, en la práctica, hubo dificultades para servir de buenas pelotas a los extremos: tanto Erinson Ramírez como Hohberg (sobre todo este último) tuvieron una mala tarde y casi no llegaron con peligro al área del cuadro cajamarquino. Además de eso, durante la mayor parte de esta etapa, el desempeño del cuadro grone consistió en detener los ataques de UTC, los cuales venían principalmente por las bandas, siendo la izquierda, defendida por Cossio, la más vulnerada. A pesar de esto, se logró mantener el cero en el marcador, pero daba la sensación de que estábamos jugando con 9 por la poca participación del frente ofensivo del equipo.

Le salió un golazo en el Torneo de Verano, pero ayer Hohberg no la vió.

Segundo tiempo
El marcador se abrió antes de los 10 minutos de esta etapa: un tiro de esquina (que, dicho sea de paso, vino de una previa falta innecesaria de Hohberg al borde de la cancha) al área encuentra a Segura no solamente sin marca sino con el tiempo suficiente para bajarla y rematar lejos del alcance de Prieto, quien solo ve al balón entrar. Un gol realmente tonto y evitable. A partir de este momento fue que Alianza despertó y el técnico intenta darle más dinamismo al equipo. Saca a un poco trascendente Ramírez para meter a un casi intrascendente González Vigil y reemplaza a un poco afortunado Godoy por un algo enchufado Pacheco. De todos estos nombres, solo el último logró causar algo de peligro con un disparo desde fuera que fue picando y que casi complica al arquero Begazo. El reemplazo de Hohberg por Cruzado, quien le había dado equilibrio al medio campo en partidos previos, fue demasiado tarde para lograr una mejora en el juego. El partido terminaba así o se empataba por un hecho totalmente fortuito, hecho que estuvo a punto de llegar cuando un remate/pase de González Vigil es desviado por Dulanto con la mano, ocasionando un penal para Alianza al último minuto. Aguiar ejecuta la pena máxima con demasiada potencia y el balón se va por encima del travesaño. Era esa o nada y acabó siendo nada. Victoria de UTC que sumaba tres puntos y alcanzaba la cima del torneo.

Apreciaciones finales
Lo único que puedo entender de por qué, luego de tener varios partidos en un nivel por encima del promedio del equipo, se decide prescindir de Cruzado como titular es que no se podía no encontrarse entero físicamente para aguantar el trajín en Cajamarca con una cancha de césped artificial. Otra razón no le encuentro al asunto. Esta ausencia (que yo mismo, hace dos meses, ni pensaba que la iba a lamentar), sumada a la de Cachito, trajo consigo una menor distribución de balón de atrás hacia delante y que estos últimos prácticamente no tuvieran chances que se pudieran generar ellos mismos. Otra ausencia notoria fue la de Kevin Quevedo, quien quizá hubiese tenido un mucho mejor desempeño que Hohberg a la hora de encarar en ataque. Claro, quizá este último metió un golazo la última vez que se visitó la ciudad, pero el rendimiento ha sido muy bajo desde entonces. Al final pudimos tener el empate pero una mala ejecución desde los doce pasos lo impidió, y creo que tampoco lo merecíamos del todo. Nuevamente digo que quizá se trate de derrotas “presupuestadas” pero son justamente estos puntos rescatados fuera de casa los que marcan la diferencia al final.

Próxima cita
A pesar de la derrota, Alianza sigue dependiendo de sí mismo para alcanzar la cima del torneo. El siguiente partido es ante la Academia Cantolao en Matute el miércoles 5 a las 8 de la noche. Puede que parezca un partido menos complicado que el resto al tratarse del colero, pero el peor pecado será salir confiados a la cancha. Toca plantearlo inteligentemente porque todos los puntos deben quedarse en Matute en adelante.


¡ARRIBA ALIANZA LIMA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.