Ocho de nota, para un once sin "nueve"

Alianza Lima 0 – Universidad Técnica de Cajamarca 0

Cuatro partidos de local; una victoria, tres empates. Seis puntos conseguidos de doce posibles en casa, nos dicen que Alianza esta lejos de ser un equipo con perfil de campeón -para serlo, tienes que asegurar TODO de local-  pero tampoco es el desastre que muchos alarmistas quieren vender o el equipo fracasado que al parecer cierta prensa quisiera que seamos.

Hasta hoy, no podemos saber a ciencia cierta cual es el equipo titular para Bengoechea, le necesidad de mover el equipo por lesiones y la rotación que viene aplicando para darle rodaje a todo el plantel, no permiten ver una propuesta consolidada que al final de la primera rueda de este torneo ya deberíamos por lo menos conocer de memoria.

Una vez más, como todos los partidos de este año, regalamos el primer tiempo, pero como sucedió el partido pasado, también regalamos el segundo, es que este Alianza se ha ido desinflando con el transcurrir de las fechas y de un inicio prometedor con victoria en el clásico, ha pasado a ser -como en años anteriores- un equipo limitado con jugadores que a pesar de las oportunidades ya demostraron que no son lo que necesitamos. Hola Paolo de La Haza...

Así como Hohberg, todo el equipo estuvo peleado con la pelota. Fuente: Peru.com 


Ficha del Partido

Fuente: Soccerway.com


Primer Tiempo

Como mencioné líneas arriba, regalamos el primer tiempo. Este equipo sale a "estudiar" mucho al rival y pierde de inicio esa ventaja natural que tiene un equipo de local de salir a matar desde los primeros minutos. Con un Paolo de La Haza desastroso, un mediocampo lentísimo con Cruzado, Ramírez y Aguiar que no le ganarían una carrera de postas al salón de los pollitos del nido de mi hija y sin un nueve que sea referente de área, es poco lo que ofreció el equipo, más allá de un chispazo individual de Aguiar, que parece ser el único al que le interesa patear al arco.

Por momentos parecíamos ver la peor versión del equipo de Sanguinetti, centros frontales y pelotazos al área -aunque sin un "9" que los aproveche- que desesperaban a los hinchas y llenaban de presión a un equipo que parecía que le quemaba la pelota en los pies. Además tuvimos que sufrir con un Araujo que infantilmente se complicaba con los movedizos delanteros cajamarquinos -¡Ja! y al parecer en un par de semanas con la selección, Araujo enfrentará a Luis Suárez y a Edinson Cavani... Que Dios nos ayude!- y con un Rinaldo Cruzado que paso desapercibido y acusó la falta de ritmo.
En esta intrascendencia se nos fue el primer tiempo y que bueno, porque imagínense que en la cafetería del estadio la cosa pintaba más atractiva que en la cancha...

Inexplicable capitán para un equipo que necesita una voz con autoridad en el campo. Fuente: Depor.pe

Segundo Tiempo

En esta segunda mitad, la historia no cambió mucho, entró Vilchez por Cruzado para darle más movilidad al mediocampo y algo mejoró, Quevedo, quien por lo que aporta, creo ya debería jugar un partido completo, ingresó por un intrascendente Luis Ramirez, que si bien no actuó en su posición habitual, tampoco hizo mucho por colaborar con el juego. Y por último un desubicado Erinson Ramírez tomo la posta de un cada vez más ansioso Hohberg, que jugo su segundo peor partido desde que llegó al club.

Salvo un tiro de Aguiar que chocó en el travesaño y la ineficacia de UTC para ganar el partido de contragolpe en el último minuto -¡Cómo sufrimos!-, nada más por resaltar en este segundo tiempo de un partido para el sueño y el olvido.

Apreciaciones Finales

Si bien se ha repetido hasta el cansancio que el objetivo son el Apertura y Clausura, no podemos menos que preocuparnos por un rendimiento que va partido a partido de mas a menos, a finales de marzo e inicio de abril tendremos que jugar en una semana contra Universitario y Deportivo Municipal por el Torneo de Verano y contra Independiente de Argentina por la Copa Sudamericana, y con este rendimiento y sin un nueve como referente, las cosas pintan mucho más que complicadas.

A confiar en el compromiso de los jugadores y en la mano de Bengoechea para sacar adelante estos y todos los partidos que restan. El hincha acompaña en la tribuna y lo mínimo que espera es ver un equipo que respete y luche por los colores como tantos jugadores lo han hecho a largo de nuestra historia.

¡ARRIBA ALIANZA LIMA!









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.