El Alianza que nos dejó

“¡Se va, se va… se va el Alianza para campeón!” eran las letras que entonaban miles de aliancistas en el estadio Alejandro Villanueva, días después de aquel fatídico 8 de diciembre de 1987. 

La última foto de "Los Potrillos"
A continuación te brindamos la lista, con interesantes detalles, de aquel equipo que se fue a la gloria.

  • Marcos Calderón: (Entrenador) Conocido como “El Chueco” o simplemente “El Oso”, aunque alguna vez un periodista lo denominó como “Don Títulos". Venía de celebrar 30 años como entrenador profesional cuando sucedió aquel fatídico accidente y en su haber figuraban 10 títulos nacionales, 1 Copa América y la clasificación al mundial de 1978.
  • José Gonzales Ganoza: (Arquero) “Caíco”, con 14 temporadas, es el jugador, de este grupo, que más veces defendió la blanquiazul. Obtuvo los títulos de 1975, 1977 y 1978. Fue convocado a la selección  peruana en distintas ocasiones, sin embargo, con la experiencia respaldándolo, logró consolidarse como el mejor arquero para 1987, año en el que, además, fue designado como capitán de la selección peruana de fútbol.
  • Tomás Farfán: (Defensa) Le decían “Pechito” porque tenía un tórax voluminoso y daba la apariencia de un “gallito de pelea”. Su historia es de perseverancia. Su padre lo abandonó antes de que naciera y su madre murió cuando este era adolescente. A finales de 1979 llegó al Alianza Lima, a partir de  ahí tuvo que luchar para ganarse el titularato que  finalmente se le dio en 1984.
  • Daniel Reyes: (Defensa) Se inició en  las divisiones menores de Alianza y fue promovido al primer equipo en 1984. Destacó siempre por su caudillaje y su habilidad con el balón. Los conocidos del tema afirman que era el sucesor de José Velásquez. Integró la selección juvenil en 1986 y la preolímpica en 1987.
  • Ignacio Garretón: (Defensa) Era uno de los grandes proyectos de Alianza, un defensa polifuncional. Era fuerte, muy veloz y tenía buena definición. Incluso podía desenvolverse en la delantera, como lo venía haciendo para 1987. En palabras de Didí, Garretón era el próximo “Perico” León del Perú. Se nos fue con apenas 18 años.
  • William León: (Defensa) Promovido en 1984, este defensa central era el encargado  de reemplazar a Farfán o Reyes. Para 1985 había conseguido un lugar en el equipo titular. Venía de casarse cuando ocurrió el accidente aéreo.
  • Cesar Sussoni: (Lateral derecho) Tenía 22 años cuando sucedió la tragedia. Empezó en las divisiones menores de Alianza Lima. Logró consolidarse en 1985 desplazando de su puesto  al curtido Jaime Duarte. Sin lugar a dudas, después de una carrera luchada, había conseguido posicionarse en el equipo del cual era hincha.
  • Gino Peña: (Lateral Izquierdo) Se formó en  las divisiones menores de Alianza Lima, sin embargo fue recién en 1984 cuando accedió al primer equipo. Tenía 21 años cuando sucedió el fatídico accidente, era uno de los mejores valores por eso acababa de renovar por dos años más con Alianza. En un inicio no iba viajar, pero la expulsión de Cesar Espino, en un partido anterior, hizo que el destino cambie la suerte a estos dos jugadores.
  • Aldo  Chamochumbi: (Volante) Limeño que se desempañaba como volante de contención, se caracterizaba por ser un jugador fuerte. Fue el encargado de reemplazar a Reynoso en esta fecha fatídica. Se fue a la gloría con tan solo 18 años.
  • Carlos Bustamante: (Volante) Era el generador de fútbol, considerado como un crack de enorme proyección. “Pacho”, como lo conocían, recibió  la camiseta N° 10 de Cubillas cuando el "Nene" se retiró. El último gol de este Alianza, en Pucallpa, fue consumado por el risueño “Pacho” Bustamante.
  • Milton Cavero: (Volante) Descubierto por el “Cholo” Castillo, para 1987 había podido consolidarse en el equipo titular. Didí, el ex DT de Alianza Lima y  de  la selección peruana, llegó a compararlo con Teófilo Cubillas por tener características similares con el “Nene”.
  • José Casanova: (Volante) Su gran dominio con el balón fue  la razón por la que lo llamaban “Pelé”. En muchos partidos fue la pieza clave para que Alianza pueda ganarlos. Integró la selección peruana de fútbol desde 1983. Para el año 1987 era voceado para ser considerado el mejor jugador de esa temporada.
  • Johnny Watson: (Delantero) Deportivo Municipal, Espartanos de Pacasmayo y Sport Boys fueron los equipos por los que tuvo que pasar Johnny antes de llegar al equipo de sus amores y ese sueño se cumplió a finales de 1985. Si bien había mucha competencia en su puesto, cada vez que era requerido se hacía presente con goles.
  • Braulio Tejada: (Delantero) Conocido como “Pichoncito” y es que era el más joven del grupo. Se fue a la gloria con tan solo 16 años. Destacó siempre en las categorías menores, por eso fue promovido al primer equipo tempranamente. Alternó diferentes partidos, era un jugador hábil y quimboso. Cristal y Universitario se interesaron por él, pero su hinchaje blanquiazul siempre pudo más.
  • Luis Escobar: (Delantero) Sin lugar a dudas, “El Potrillo”, como lo llamaban, era la figura del equipo. Con tan solo 15 años firmó su primer contrato con Alianza, es ascendido al primer equipo y anota su primer gol en un clásico. A su corta edad era el verdugo de los cremas. En las cuatro temporadas que jugó anotó 36 goles. Era un delantero completo, nos dejó con tan solo 18 años.
  • Alfredo Tomassini: (Delantero) Conocido como “El Tanque Blanco”, a base de  goles se ganó el corazón de la hinchada blanquiazul. Era entrador y valiente, por eso algunos también solían llamarlo como “El Toro Blanco”. Fue el goleador del Campeonato Descentralizado de 1987 y estaba considerado como la revelación de ese año.
  • José Mendoza: (Arquero) Chinchano de nacimiento. Llego al Alianza Lima en 1982, después de ser uno de los elementos más destacados de la Copa Perú de 1981, defendiendo la camiseta del Mayta Capac de su tierra. A pesar de ser suplente, nunca se desesperó o generó inestabilidad alguna, de esa manera, para 1985, poco a poco, y correctamente, fue alternando el arco con “Caíco”. 
Y ahora todos ellos, jugando están en el cielo con los angelitos negros y al lado de San Martín gritan ¡viva el Perú!... no volverán, no volverán...

Imagen: Internet


1 comentario:

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.