Victoria caliente

Alianza Atlético de Sullana 0 - Alianza Lima 1

En la durísima cancha de Sullana. Allá por el norte, más cerca de Ecuador que de Lima, donde el calor extremo es parte del día a día, y donde el equipo local no había perdido ningún partido en lo que iba del año, ahí, Alianza Lima, el cuestionado cuadro de Roberto Mosquera, salió airoso con una importante victoria que lo afianza dentro de los cuatro primeros lugares (luego volveremos a explicar, para los que lo necesiten, por qué hacer este apunte) en la primera fecha del torneo Clausura, o simplemente fechas "de vuelta". Analizar este partido es difícil tarea para quien escribe, pues más que un choque futbolístico por momentos pareció una batalla entre dos equipos que propusieron solo cortarse los circuitos y apelar al quién se equivoca más. Para nuestra buena suerte, más se equivocaron ellos, y Alianza se trae a Lima tres puntos vitales en esta carrera de largo aliento que es el campeonato nacional. Empecemos

Escribe Alejandro de Cotabambas

Alianza Lima salió al campo sullanense con Forsyth en el arco, Ibáñez y Araujo en la defensa central, Duclós y Uribe como laterales, Vílchez y Atoche en primera línea de volantes, Mimbela, Landauri y Larrauri en la volante creativa, y arriba Pajoy.

Pueden escuchar aquí mis primeras impresiones del partido:



Primer tiempo

1:30 pm en Sullana. Un calor más que considerable abrigaba (o en realidad sofocaba) el buen ambiente del estadio Melanio Coloma. Los equipos ya estaban en la cancha, mientras que, fuera del estadio, la barra y cientos de hinchas que habían llegado de la propia ciudad y de distintos lugares del país, no podían ingresar a ver el cotejo por las a menudo lamentables medidas policiales que se toman, tan improvisadas, en el fútbol peruano. Inició el encuentro dirigido por Luis Garay, quien apenas a los dos minutos tuvo que interrumpirlo por la horrorosa sensación de los gases lacrimógenos que se percibía en cancha y tribuna. Parecía que el asunto se prolongaría, pero felizmente no fue así. El fútbol continuó.

Por los que siempre estuvieron: Pier Larrauri empieza a destacar en el equipo. Anotó esta vez el gol de la victoria en Sullana.
Desde los primeros minutos se notó la intención de Alianza Lima: marca, presión, no dejar jugar al rival. Mientras que Alianza Atlético, si bien contrarrestaba con lo mismo, intentó con más afán generar y hacer fútbol tratando de aprovechar los pocos espacios que dejaba el elenco grone. Se predecía, entonces, un partido áspero, duro, y nada lucido. En este contexto, era importante ser contundente, pegar primero es pegar dos veces, dirían los entendidos. Luego de media hora de dominio compartido, Alianza pegó. Mimbela, quien tiene una sana costumbre que muchos en el equipo (y en realidad en el fútbol peruano en general) deberían imitar, que es su solidaridad en la marca a través de una plausible tozudez pocas veces vista en volantes de funcionalidad creativa u ofensiva, robó una pelota en salida. Con el campo libre, el pequeño volante juntó marcas hasta donde pudo, para luego descargar a Landauri. El ángulo de remate era favorable y 'tití' metió el zurdazo. Carranza no pudo desviarlo lo suficiente. Su poste izquierdo le dio la posibilidad a Larrauri de cruzar un nuevo remate, que esta vez sí entró. Buen gol de Pier, que de a pocos responde con logros la confianza que el club depositara en él cuando fue contratado (con lesiones) a mediados del año pasado. Luego del gol, Alianza pudo manejar mejor sus opciones en contragolpes que parecían llevarnos de a pocos al segundo tanto. Lamentablemente esto no sucedió, aunque estuvo cerca luego de una contra gestionada por Mimbela sobre el final del primer periodo, que no pudo aprovechar debido a una insana costumbre que lleva también consigo: muchas veces no suelta la pelota cuando la jugada lo pide (y sí, a veces, como contra San Martín, puede ligarle la personal, pero siempre habrá mayores posibilidades de éxito utilizando, con criterio por supuesto, el fútbol colectivo). Pajoy todavía se lo sigue recriminando.

Cuando tuvo que estar: George Forsyth sigue atajando bien y con su trabajo pide selección a gritos.
Segundo tiempo

Alianza atlético se hizo dominador territorial en los primeros diez minutos, pero el buen desempeño (y esto, así como muchas veces se critica, hoy toca rescatarlo) de la defensa y de, cuando se le requirió, Forsyth, provocó que ninguno de sus ataques tuviera suficiente profundidad. Así, el cuadro local se iba sumiendo poco a poco en natural desesperación, mientras que Alianza, teniendo enchufados a Vílchez y Atoche, no permitía que ninguno de sus intentos prosperen. Lo más interesante de todo es que Alianza, aunque claramente planteó un partido defensivo, no renunció nunca al ataque, razón por la que siempre dio la sensación de estar más cerca del segundo que Alianza Atlético del empate. Los últimos minutos, no obstante, sí fueron de mucho nervio. Poco antes del pitazo final, Forsyth tuvo una última intervención que lo puso en mi podio personal. Y ojo, esto no es nuevo, George, con sus típicas fallas en salida y todo, está manteniendo una regularidad irrefutable desde hace mínimo dos temporadas. Si porteros como Diego Penny están siendo considerados por Gareca, ¿por qué no mirar a La Victoria?; en fin, cosas de selección que por ahora me tienen sin cuidado. La cuestión es que Alianza iba cerrando de pocos una victoria redonda por cómo se planteó el partido desde el inicio. Luego me explico en esto. El final del partido fue una sensación de alivio y al mismo tiempo de satisfacción: este partido, y hablo ahora solo de este partido, Alianza lo ganó sabiendo a lo que jugaba, y eso lo veo como un notorio avance que no podemos pasar por alto. Sin exagerar, tres puntazos, y un poco de esperanza, al menos para este servidor, de que podemos estar ya en el camino hacia la competitividad.

La figura


Por cómo marca, jode, asfixia, a pesar de su metro sesenta y su fragilidad nunca pierde las ganas de hacer las cosas bien, y porque en este partido fue fundamental, Willyan Mimbela fue para mí el jugador más rescatable del triunfo ante Alianza Atlético. Mención honrosa para George Forsyth, Pier Larrauri, Josimar Atoche y Miguel Araujo, que, en su semana de convocatoria a la selección, levantó.

Apreciaciones finales

Según las muy discutibles reglas de este torneo, los cuatro primeros puestos del acumulado final (a saberse en diciembre) pasarán a jugar las liguillas, que no son otra cosa que partidos de semifinales ida y vuelta. En estos partidos, y naturalmente en los partidos finales, todo puede suceder. Y esto independientemente de (y aquí viene lo discutible de la estructura del torneo) cuánta ventaja haya entre un equipo y otro. Lo que mandan son las posiciones. Es decir, supongamos que el torneo termine ahora. La 'U', por ser primero, tendría que jugar contra el cuarto lugar, que es Cristal, mientras Alianza se mediría con Deportivo Municipal (por cierto, sería lindo tener esos partidos a fin de año, sobre todo por la posibilidad de una gran final Alianza vs Universitario). Ahora supongamos que Cristal se inspira y vence a la 'U' en esas instancias. Supongamos que Municipal hace lo mismo con Alianza Lima. Aquí no interesó si la 'U' hizo 20 puntos más que Cristal o si Alianza hizo 10 puntos más que el Muni. Pasaron a la final los que ganaron esos partidos y punto. A lo que iba. Este esquema tan extraño de torneo permite todavía soñar con el título en tanto Alianza se ha mantenido, a pesar de sus malos momentos, entre los cuatro primeros del campeonato casi en todo lo que va del año. En un partido definitorio ida y vuelta puede ocurrir lo inesperado, y la campaña, por más perfecta que fuera, podría caerse. Entonces, ¿es descabellado decir que Alianza podría ser campeón?, no, en absoluto. Candidato o no, la tendencia manda y la estadística demuestra. ¿Que hay que mejorar?, indudablemente. ¿Que ante un equipo que juega mejor que nosotros, lo normal es que perdamos?, también, pero no subestimemos a los números. Y es mejor planear mejoras teniéndolos a favor. Mosquera sigue teniendo la obligación de implantar una idea y sostenerla. Y que no se nos escape este detalle: planteles más cortos ha tenido y cosas interesantes hizo con ellos. Capacidad hay.

Próxima fecha

Alianza Lima versus Deportivo Municipal, Matute, miércoles 18 a las 8 pm. ¿Quién sabe?, ¿acaso una semifinal adelantada?, veremos. El partido HAY QUE GANARLO. Y ahí estaremos.


¡ARRIBA ALIANZA!


Fotos: Epensa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.