¡Así no se puede!

Comerciantes Unidos 2 - 1 Alianza Lima

Alianza Lima es el Club más grande del fútbol peruano pero los jugadores que visten su camiseta parecen no darse cuenta de ello. Es inverosímil pero es real. Los once del campo no se enteran todavía que llevan puesta la camiseta azul y blanca que representa a más millones de peruanos. No asumen cabalmente que el escudo que llevan en el pecho es el que hace latir el corazón de la masa de hinchas más grande del país. Con estos once Alianza es unas de cal y otras de arena. Un miércoles por la noche plasman tácticamente la idea de juego y ganan, el domingo siguiente desaparecen y pierden sin atenuantes. El hincha se está cansando de ellos, y por lógica asociación, también de quien los alinea.

Con ustedes la crónica del Comerciantes Unidos - Alianza Lima del que fue un Día de la Madre Aliancista sin celebración.

Escribe: Don Cornelio - EBI.

Alianza se ahoga en sus propias aguas. En la foto, la tarjeta a Ibáñez tras el tonto penal que le abrió el arco al rival.
PRIMER TIEMPO:

Alianza formó con Forsyth en el arco; Ibáñez, Araujo, Duclós y Uribe en la defensa; Vílchez, L. Ramírez, Landauri, E. Ramírez y Manco en el medio; dejando a Pajoy arriba. Seguramente ninguno de ellos se imaginaba que una desinteligencia defensiva del rival, apenas a los cinco minutos de juego, los pondría arriba en el marcador, pero tras el gol todos ellos se aburguesaron y dejaron que Comerciantes Unidos, local en el 'Juan Maldonado Gamarra' de Cutervo, se paseara literalmente como Pedro en su casa.

La defensa fue una lágrima como ya es usual. La primera mitad fue un monólogo del equipo morado, al que le conté no menos de diez llegadas al área aliancista. Ibáñez, sumamente lento, siempre soltó las marcas, Araujo, muy desubicado, siempre llegó tarde a los cruces, Duclós y Uribe no podían hacer mucho y fueron presa fácil de los centros rivales. Vílchez no tiene en L. Ramírez al acompañante ideal y tuvo que lidiar solo con la movilidad de Ardiles, quien junto a Rivas fueron lo más peligroso de los comerciales. Así llegaron un cabezazo de Mereles que pasó muy cerca, un disparo de Ardiles que desvió GyF y, en la última jugada, un palo clamoroso que salvó al Alianza del que habría sido un empate más que justo. Mientras el 'Gringo' era figura, E. Ramírez, Landauri y Manco eran convidados de piedra, de Pajoy solo el gol.

Así nos fuimos al descanso, masticando la rabia de no poder verlo en vivo por los sinsentidos del grupo televisivo que paga por nuestro alicaído fútbol, y esperando que en la segunda mitad el locutor radial nos cantara otro gol blanquiazul que nos trajera la tranquilidad que necesitábamos.

Pajoy se encontró el primer gol a los cinco minutos, luego no apareció más.
SEGUNDO TIEMPO:

Pero no sucedió. Alianza volvió al campo como había salido, desorientado, falto de ideas, pero además, falto de ganas y de piernas. Si se quiere buscar excusas, se puede decir que influyó el campo sintético del estadio cutervino, o que lo hizo la lluvia copiosa que cayó durante grandes tramos, incluso los 2,600 metros de altitud de la provincia cajamarquina, pero lo cierto es que Alianza no jugó a nada y los cambios tampoco ayudaron en nada.

Montaño no hizo más que Manco, diría incluso que tornó más lento al equipo. Aparicio sumó en embistes, pero remplazar a E. Ramírez no era lo que pedía el partido, debíamos tomar el medio y nunca lo hicimos. A Trujillo quisiera no verlo más, menos en lugar de Landauri, quien al menos corre la cancha. Y entonces, así sin más, era inevitable que volviéramos a cuestionar a Mosquera. ¿Tenía una idea clara de lo que debía lograr con los cambios y estos no le funcionaron? ¿O es que no tenía ni idea de qué debía hacer y solamente acudió a lo que un primer vistazo a la banca o una corazonada le dictaron? La verdad es que ya no lo sé. ¿Es el técnico uno de los problemas de Alianza o lo son solamente sus jugadores?

En el área Ibáñez cometió una falta tonta contra Pérez y el portero Rosales convirtió en gol el penal que cobró Haro. Después Comerciantes Unidos no tuvo problemas en batirnos, todo el resto del segundo tiempo fue tan suyo como el primero, siempre tuvo el control del balón aunque no generara tanto como en los primeros cuarenta y cinco, y así ni la expulsión de Mereles despertó al cuadro íntimo, que envalentonado pero sin argumentos se fue por el triunfo, y que tuvo que ver cómo, en el último minuto de juego, el empate se convirtió en derrota con el gol agónico de Rivas.

Esta vez ni Vílchez, con todo su recorrido, pudo tomar el medio campo en Cutervo.
APRECIACIONES FINALES:

Como dije en la sección 'En caliente', este Alianza no nos deja tranquilos, mucho menos contentos. Este Alianza ha sido un festival de irregularidad y ha regalado puntos increíbles que, a la postre, le costaron el Torneo Apertura. Mientras los jugadores mantengan esa línea, no veremos resultados, y mientras el técnico no encuentre la idea de juego, o habiéndola encontrado no pueda plasmarla, seguiremos hablando de un largo camino empedrado hacia el infierno. Alianza quedó tercero pero su nivel dista mucho de un tercero con aspiraciones, y así, aunque lo sienta mucho, difícilmente se puede ser campeón.

PRÓXIMA CITA:

Ya por el Torneo Clausura, Alianza visita el norte del país para enfrentar a Alianza Atlético de Sullana. Ya no podemos regalar puntos, la tabla de fin de año, a la que apuntamos, no nos lo va a perdonar.

A pesar de todo, ¡¡¡arriba Alianza!!!

Fotos: Líbero, Trome, Depor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.