Un punto... ¡Rescatado!

Juan Aurich 1 - Alianza Lima 1

Un Alianza falto de ideas y desconectado entre sus líneas, un Alianza controlado desde el saque por su rival, un Alianza superado tácticamente es el que volvimos a ver anoche en Chiclayo. En la novena fecha del Apertura todavía no conocemos en Alianza un estilo de juego concreto, todavía no le vemos un once definido y, cosa preocupante, tampoco visos de mejora ante la que parece ser una realidad: El técnico no plantea bien los partidos, para colmo su defensa hace agua y siempre debemos buscar remontar un resultado en contra. Así lo vi.

Pajoy, con Vílchez, está cumpliendo y rindiendo como se espera, aunque a veces no alcanza.

Escribe Don Cornelio - EBI.

Primer tiempo:

Alianza empezó con un 4-5-1. Los laterales ya harto conocidos y nunca suficientemente criticados, los centrales de siempre. Al medio Atoche y Vílchez, más adelante Landauri y el juvenil Ramírez con Manco organizando. Arriba Pajoy. La mazamorra que es Alianza en defensa se vio de inmediato, el equipo no podía contener el empuje del local, a los 7' minutos Forsyth tenía su primera buena atajada y a los 10' ya perdía 1-0. Tejada recibió el balón con la pasiva marca de Guisazola y lo pasó a Takeuchi, este anticipó a Trujillo y se llevó la pelota entre el lateral e Ibáñez, lento como nunca, para cruzársela a GyF.

Escucha aquí mis primeras apreciaciones para EBI en Caliente:


Después Alianza no despertó y bien pudo recibir el segundo del equipo norteño. Cedrón, Tejada y compañía se las arreglaban para complicar, felizmente nuestro arquero estuvo en una buena noche y sacó varias de gol. Recién a los 30' los de Mosquera parecieron desprenderse de la presión rival y avanzaron por el lado de Landauri, 'Cachito' Ramírez remplazó a su tocayo de apellido y solo así asomamos hasta en dos ocasiones con relativo peligro, pero de todas formas se iba a terminar la primera mitad con un Alianza más lleno de dudas que de certezas.

Landauri resiste la marca aurichista, 'Titi' cumplió hasta que fue remplazado pero ya no trasciende como el año pasado.

Segundo tiempo:

Como lo mandaba el resultado, Alianza salió a presionar. Un centro de Landauri, un pase de Mimbela (que había remplazado a Manco), dos asomadas de Vílchez y por fin se avisoraba más que buenas intenciones, aunque el equipo seguía viéndose partido. Takeuchi se perdió el segundo de Aurich a los 9' y Alianza pudo respirar, solo entonces Landauri cedió su lugar a Pando que a los 35' recién se asomó al arco del 'Ciclón'. El 4-4-2 de Alianza no había sido la solución, vimos un concierto de pelotazos intrascendentes y fuimos testigos nuevamente del divorcio de nuestras líneas.

Y entonces apareció la diosa fortuna. Alianza atacaba con más ganas que ideas, empujaba a su rival y lo sumía a su área sin peligro, hasta que uno de los pelotazos encontró la cabeza de Araujo. El arquero Campos logró desviar al vertical el testarazo y el rebote cayó a pies de Gambetta, quien no pudo hacer nada y cometió autogol. Y entonces la explosión, el júbilo de una hinchada que sufrió el partido, el grito contenido por el punto ganado a pesar de no haberlo merecido.

El gol al minuto 47' del segundo tiempo, la explosión y el júbilo, la calma.

Apreciaciones finales:

Como ya dije, yo veo un Alianza divorciado consigo mismo, un Alianza que no conecta entre sus líneas, un equipo que todavía no se encuentra. Creo que Mosquera yerra otra vez en el planteamiento, el cambio de Ramírez en el primer tiempo es prueba de ello, así como lo es que el Aurich nos haya superado todo el partido, nos haya controlado casi sin despeinarse y haya merecido meternos tres pepas. No niego que el equipo es limitado en comparación con los más amplios del medio o con lo que todos los hinchas hubiéramos deseado, pero que no hayamos campeonado los últimos nueve años no puede seguir siendo excusa, el trabajo del técnico debe empezar a verse.

Próxima cita:

El equipo del pueblo recibe en su feudo de Matute a su clásico rival el 01 de abril. El receso por los partidos de la selección cae como anillo al dedo, debe aprovecharse para trabajar en lo mucho que hay para corregir y para mentalizar a los jugadores, ese partido no podemos perderlo, ese partido, en esta circunstancia (y con los del frente asomando la punta) lo es todo.

¡¡¡Arriba Alianza toda la vida!!!

Fotos: Libero.pe, latina.pe, youtube.com.

1 comentario:

  1. Si falta mucho por aser un trabajo en equipo las reacciones de algunos jugadores como Guizasola ase actitudes infantiles y que bajo a caído Trujillo porque ese nivel esta teniendo el medio no podemos esperansarnoa sólo en momtaño que en ese puesto si lo ase bien y además la defensa que pasa Iabñez no lo va ser todo creo que hay mucho en sistema de juego por combinar y ahí entra a tallar Mosquera su experiencia o que pasa no puede con un equipo grande pero eso si el clásico tienen que disculpen queisa como me expresé pero tienen que desahuevarse ya clásico es clásico y se tiene que ganar es mi simple análisis....

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.