Sin fútbol ni corazón

Deportivo Municipal 2 - Alianza Lima 1

Fuera de apasionamientos, el fútbol es, en realidad, un sistema bastante simple y compensado: Si se hacen las cosas bien, las probabilidades de éxito serán mayores. "Hacer las cosas bien" en el fútbol tiene dos aspectos básicos: el dirigencial y el deportivo. Si se contrata bien, sin mirar tanto el ahorro, planificando algo a mediano o largo plazo con personas capacitadas y dispuestas, las posibilidades de armar un buen equipo serán mayores. Si hay un entrenador competente, jugadores competentes y profesionales, las posibilidades de ganar y conseguir objetivos deportivos serán mayores. Y hablamos de "posibilidades" como factor variable porque esto sigue siendo fútbol y en una cancha, dicen, todo puede suceder. No obstante, a partir de una organización seria en los dos aspectos mencionados, las posibilidades siempre estarán a favor de quien haga esto mejor y con los objetivos más claros. Todo esto suena muy obvio, sí, lo acepto, pero al parecer no es tan obvio para quienes hoy manejan los hilos del club, como tampoco para quienes fecha a fecha visten una camiseta blanquiazul cada vez más manchada y disminuida. Porque, sí, por más que uno quiera separar la historia, tradición e identidad del club que amamos, son los que salen a la cancha los que representan ese valor en 90' más descuentos, y si no están a la altura (o ni siquiera pretenden intentarlo) de los colores, el choque de intereses es inminente. El siempre corajudo Deportivo Municipal fue, esta vez, el encargado de prácticamente enterrar las esperanzas íntimas de alcanzar un torneo internacional para el próximo año (con el tan necesario dinero que esto implica). Alianza perdió 2 a 1 en Villa el Salvador, y así lo vi.

Hasta el momento Manco está saliendo aprobado por sus chispazos y su sacrificio en el campo.
Por Alejandro de Cotabambas

Primer tiempo

Alianza alineó con Leao en el arco, Miers y Aparicio en la zaga central, Canales y Guizasola como laterales, Atoche y Albarracín en la primera línea, Costa y Peña como creativos, y Manco y Guevgeozián como hombres de avanzada. Con dos equipos con claras limitaciones en la elaboración, el choque se prestaba para ser luchado e intenso, y así fue. Desde el primer minuto ambos cuadros trataron de neutralizarse mutuamente en el medio campo. A su vez, se intentó aprovechar cada espacio que dejaran, y aquí Municipal lo hizo mejor teniendo como arma a Damián Ísmodes. Alianza en el primer tiempo casi no atacó a Municipal y el peso edil, aunque sin profundidad, inclinaba de a pocos la cancha. Por su parte, los blanquiazules, que se veían encimados, tenían que recurrir a las faltas para bloquear los acercamientos. De una falta, precisamente, vendría el primer gol de la franja. Juan Diego Gonzáles Vigil, un conocido nuestro, se paró frente a la pelota como nunca lo hizo en Alianza, y anotó un golazo (22') como nunca lo hizo en Alianza, dejando sin chances a Butrón. De esa manera el 'Muni' le daba justicia al partido, reflejando en el marcador su dominio. Alianza no reaccionó ante esto pues el partido siguió igual de luchado. Pero por esas cosas que tiene el fútbol (champa, chiripa, suerte, eso), un minuto antes de terminar la primera etapa, Koichi Aparicio puso el empate transitorio. La jugada venía de un corner ejecutado con demasiada fuerza y sin destino. Peña intentó centrar y luego de varios rebotes el balón quedó para la cabeza del joven defensor, quien la metió y a celebrar. Pitazo y al descanso. Alianza tenía la oportunidad de replantear sin el marcador en contra.

La ley del ex: González Vigil anotó un gol de antología que con Alianza nunca pudo hacer.
Segundo tiempo

Pizarro cambió a Peña (que todavía no justifica su regreso) por Landauri, y Alianza salió al campo un poco más agresivo, sobre todo por el sector derecho, en el que Guizasola se apoderó casi por completo de su banda (debe haber sido su partido más decente en mucho tiempo) y a partir del buen pie de Manco se generaron varias ocasiones. Erick Delgado se convirtió en figura cuando sacó prácticamente del arco un cabezazo de Landauri que pudo haber cambiado el rumbo del partido. Municipal tuvo reacción y atacó exigiendo a la débil defensa victoriana, sobre todo por el lado izquierdo donde Canales hizo agua la mayoría de las veces. La agresividad de Alfageme y la claridad de Olcese (mientras estuvo en la cancha) vencieron la resistencia de Albarracín y Atoche (se extrañó a Míguez). Además estaba la vieja película, la conocida, esa de ver a Alianza desaprovechando oportunidades y luego lamentándolo con un gol en contra. El gol de Benítez a los 82' dejaba claro lo que era este Alianza. Un equipo enclenque, de poquísima contundencia y por momentos descontrolado (Atoche y Miers se fueron expulsados, y espero que el paraguayo haya jugado su último partido con Alianza). Sin brújula, y sin corazón para momentos definitivos. Municipal presentaba una figura futbolísitica igual o más limitada que la nuestra, pero le puso más ganas y nunca se desordenó. Ahí la diferencia que terminó dándoles la victoria, la clasificación a un torneo internacional mientras nosotros nos quedamos prácticamente fuera. 

Alegría efímera: el irregular Koichi Aparicio festejando el gol del empate.
Apreciaciones finales

Esta vez seré bastante conciso. Quédate Leao, quédate Araujo (apruebas con 12 pero quédate), quédate Manco, quédate Miguez, quédate Atoche (aunque apruebes con 11), quédense, solo ustedes. Los demás, por favor, si tienen un mínimo respeto por Alianza y por sus carreras, den un paso al costado. Muchas gracias a quienes sienten de corazón que las merecen (y que para mí son muy pocos), pero el hambre de gloria no es algo que se pueda adquirir en el camino, con eso se tiene que nacer.

Próxima fecha

Matute recibirá a Cristal y luego a Vallejo. Ambos partidos hay que ganarlos por la dignidad de nuestros colores, pero el realismo nos dicta que se vienen más golpes. De todos modos, ahí estaremos. ¡ARRIBA ALIANZA CARAJO!

Foto: Peru21

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.