León de a-cero

Alianza Lima 0 - León de Huánuco 0

Reeditando el resultado en tierras huanuqueñas a inicios del Torneo Inca, blanquiazules y cremas empataron a cero en Matute. El partido dejó sólo un punto en la tabla, pero varios puntos para tocar. ¿Qué le faltó a Alianza?, ¿qué tan convincente es esta propuesta de Sanguinetti?, ¿todos nuestros jugadores están para ser titulares?, ¿fue un espejismo el desastre defensivo de los primeros 45?, trataremos de responder todo esto y mucho más en la crónica de hoy.

Todos en Matute y alentando. Todos.
Sábado por la tarde en La Victoria. Como de costumbre el olor a anticucho y a combinado adornan las inmediaciones del Alejandro Villanueva, mientras la gente empieza a ocupar las tribunas. Esta vez no habría música por la irresponsabilidad de otros -no excluyo a la barra aliancista de caer en actos relacionados con la violencia, pero esta vez el castigo debió ser para otros, los culpables-, no obstante la fiesta de todas maneras se iba a dar pues el hincha tiene en el aliento el mejor instrumento de todos. Las palmas eran el bombo y los silbidos las trompetas. Y aunque "no es lo mismo", la fiesta continuó y eso es lo más importante. Lamentablemente el equipo fue de todo menos un acompañante ideal.

Tan antipático como peligroso: el 'narizón' Fano tuvo un par de claras que desperdició... Por suerte.
Inicio de terror

Durante casi todo el primer tiempo, León de Huánuco nos atacó e hizo mucho daño cada vez que quiso. Su pragmatismo y simplicidad para atacar encontraron una defensa muchas veces -y extrañamente, tratándose de la defensa menos batida del campeonato- mal parada. Fano y Preciado asustaron una y otra vez, mientras que Forsyth tuvo más trabajo que el que de seguro pensó tener durante la semana. Estuvo bien el 'gringo', contrariamente a Aparicio e Ibáñez, que empezaron flojos y se vieron comprometidos a aguantar ellos solos todas las arremetidas ante la inoperancia de Molina, quien tuvo un pésimo partido. Otros que no anduvieron muy bien fueron los laterales, sobre todo Guizasola, quien no desbordaba ni marcaba bien su zona. Trujillo bajó también su nivel de forma considerable. Albarracín intentaba ser el '10' que no podía ser Cedrón porque entró a la cancha dormido. El 'cachetón' tuvo buenos momentos y a pesar de no haber sido un figurón fue de lejos lo mejor de Alianza en el primer período. Sin embargo, dejar solo a Molina tapando el medio campo fue un grave error que casi pagamos caro. Costa fue uno de los que más intentó, pero es pura intención: salvo ese disparo en el travesaño el uruguayo estuvo muy lejos del gol y cada vez gana más críticos. Sigue careciendo de tranquilidad para moverse en el campo y creo que ya no podemos seguir esperando a que logre tenerla. Lo de Aguirre genial en el ida y vuelta, pero lamentable a la hora del remate final. Y Montes peleando con todos, con los defensores y con las redes. Así de mal lució Alianza en el primer tiempo. Un primer tiempo que personalmente me asustó, pues el equipo parecía haber perdido la dinámica y presión que sostenían la propuesta de Sanguinetti. 

No lo puede creer: Gabriel Costa estuvo a punto de anotar, pero sigue siendo muy cuestionado por la hinchada.
Segundo tiempo: el despertar

Alianza volvió a asemejarse al que veníamos viendo a lo largo del Torneo Inca cuando volvió a la cancha para disputar la segunda parte. Se ajustaron las marcas y se volvió a la presión. El equipo además empezó a intentar triangulaciones pocas veces vistas en el año, algunas salían, otras no, pero me gustó esa intención. Las oportunidades de cara al gol no se hicieron esperar, pero fue entonces cuando nos topamos con el que sería la figura del encuentro: el colombiano Jorge Rivera, portero del León y exarquero grone. Mostrando gran seguridad, Rivera tapó de todo. Remates desde fuera, cabezazos, centros, corners, etc. Sanguinetti, quien había hecho ingresar a Guillermo Guizasola por el lesionado Trujillo, tuvo que meter a Ponce y a Gonzáles Vigil para intentar superar esta muralla, pero nada pudo hacerlo. En las contras León hizo poco porque la defensa aliancista también se recompuso. La blanquiazul acabó el partido encima de los huanuqueños, pero el marcador nunca se movería. Un cero a cero justo, se podría decir "un tiempo para cada uno", pero dos puntos que dejamos escapar y que duelen, más aún si en esta fecha tanto Juan Aurich como Sporting Cristal perdieron sus respectivos partidos. Así es. Todos jugaron para Alianza, menos Alianza.

Maestro del ida y vuelta, pero sigue peleado con el gol. Wilmer Aguirre tampoco la vio el sábado.
¿Qué le faltó a Alianza?

Le viene faltando contundencia de cara al gol. Contundencia que no tiene ningún delantero de nuestra plantilla, más allá del empeño de Guevgeozián, de la entrega de Aguirre, del carisma de Gonzáles Vigil y de las luchas de Montes: ninguno de estos delanteros es garantía de gol. Suelen fallar en los "mano a mano", por decirlo de otra forma. Está claro que el titular indiscutible como '9' es el 'armenio', pero tiene que entrar en racha.

¿Es convincente esta propuesta de Sanguinetti?

La propuesta es convincente, sí, pero no su ejecución. Comienzo a convencerme de que arriba no tenemos los protagonistas necesarios para esta idea de juego. En defensa es otra cosa. En el medio está Míguez y abajo los centrales, los pilares de la propuesta, pero en ataque hay más que dudas, certezas de que vamos mal, que es todavía peor.

¿Todos nuestros jugadores están para ser titulares?

Claro que no. De los que arrancaron el sábado me queda muy claro que Costa no está para arrancar, quizás la banca le haga bien para que replantee su juego. Otro que debe seguir esperando es Molina. ¿Cedrón?, aún le doy el beneficio de la duda por haber estado sin hacer fútbol mucho tiempo, sin embargo su talento no deja ninguna duda. Algunos quieren a Aguirre de suplente, pero, ¿quién haría semejante trabajo por las bandas si no es él? Como definidor le podemos cuestionar todo, pero tácticamente es un jugador impecable. No por nada los entrenadores siempre lo ponen de titular.

Habemus figura: Jorge Rivera tapó de todo y fue el mejor de la cancha.
¿Fue un espejismo el desastre defensivo de los primeros 45'?

Esperemos que sí. Porque, si empezamos de esa forma en el próximo partido es un hecho que nos llenarán la canasta. De corazón, espero que sólo se haya tratado de un mal momento y el aspecto más notorio de la idea de Sanguinetti vuelva con todas sus luces ante Juan Aurich.

Próxima fecha

Partido de descarte, indudablemente, pero sólo para Alianza, pues aún saliendo airosa la blanquiazul del Elías Aguirre los norteños sólo verán la tabla empatada. En cambio, si Aurich nos gana nos podríamos ir despidiendo del Torneo Inca. Así de importante es este encuentro que se avecina en el rico Chiclayo. Alentando estaremos desde donde estemos.

¡ARRIBA ALIANZA!

Fotos: Peru21

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.