Vientos de cambio

Juan Aurich 1 - Alianza Lima 3

Con indumentaria alterna pero con el mismo pueblo viajero acompañando siempre, Alianza llegaba a Chiclayo a una cancha que ha sido, en los últimos años, escenario de reñidas batallas con el equipo de dicha ciudad y esta vez no sería la excepción. Estando, al inicio de la fecha, Juan Aurich primero y Alianza segundo en el grupo de la Torneo del Inca, había motivos para indicar que este era el partido de la fecha en el actual torneo.

El viento, fuerte como de costumbre en Chiclayo, empujaba directo hacia el arco al que atacaba Alianza Lima. Desde el inicio del partido, los jugadores grones buscaban aprovechar esto al momento de lanzar pases al vacío buscando que los compañeros corran. En una de esas, al minuto 4, Albarracín la recibo en tres cuartos de cancha, por el flanco derecho. Luego de eludir la marca de dos defensas, entra al área y saca un potente y colocado disparo que fue, finalmente, desviado por Goyoneche. Avisaba Alianza.

La respuesta del cuadro chiclayano no se hizo esperar. Una incursión del ex-Alianza Roberto Ovelar por derecha y en la cual saca un centro-pase al medio del área. La pelota la encuentra Pacheco que remata al arco y Forsyth hace un gran esfuerzo para llegar y rechazar el balón fuera de su arco. El duelo entre Pacheco y el portero grone no terminaría ahí. Una falta, minutos más tarde, al borde del área se perfilaba como peligrosa debido a la calidad en ejecución del delantero del Aurich. Dicho y hecho, Pacheco ejecutó magistralmente pero mejor fue la tremenda volada de Forsyth, sacando el balón y mandándolo al corner. ATAJADÓN con todas sus letras. Gran maniobra el 1 grone que permitía mantener la paridad en el marcador.

Mauro Guevgeozián ha completado, con la faena de hoy, cuatro goles en el año. Los cuatro de cabeza.

El partido se iba emparejando, ambos equipos buscaban desequilibrar para romper el empate en el marcador. Tenía que hacerse algo de forma distinta y eso entendió Guillermo Guizasola. Dejó el lado derecho para encarar y subir hasta el borde del área, desde donde lanzó un centro que ningún defensa chiclayano alcanzó pero que encontró en el aire, bien ubicado a Mauro Guevgeozián quien, con un gran gesto técnico, cabecea el balón y la pone en un sitio imposible para Goyoneche quien solo atina a observar como ingresa la pelota. Buen gol del delantero blanquiazul, se le hacía extrañar luego de tanta suspensión que ha venido recibiendo. Luego del gol, el encuentro volvió a su ritmo previo, se convirtió en reñido y jugado más al centro del campo, más lejos de las áreas. El primer tiempo terminaría sin más acción clave, salvo dos tarjetas amarillas a Míguez y Albarracín, punto por corregir aún.

Los chiclayanos salieron del descanso para poner toda la carne en el asador en busca del empate. A los pocos minutos, Germán Pacheco tuvo una nueva oportunidad de pelota parada y fue, otra vez, un disparo fortísimo. Y tampoco fue gol pues, por suerte, el disparo golpeó el travesaño de Forsyth, quien tenía poco que hacer ante semejante disparo. Minutos después, hubo una falta fuerte del "cachetón" Albarracín contra Junior Viza. De haber sido un poco más fuerte dicha falta, el volante debió haber visto la segunda amarilla y, por ende, la tarjeta roja. Es por eso que ambos volantes de contención deben tener más cuidado al momento de verse amonestados desde tan temprano en el partido. A partir de dicho momento, el dominio grone fue yendo de menos a más. En el lapso de cinco minutos tuvimos varias opciones claras: un cabezazo al piso de Guevgeozián, tapado por Goyoneche, y un disparo de Aguirre, desviado al cielo. Alianza seguía fuerte en defensa y apelaba al contragolpe como arma. Es así que llega el segundo gol, un contragolpe en el que la pelotea le llega a Aguirre quien encara y lanza un pase (aunque no sabemos si quiso rematar al arco) que alcanza los pies de Kahn (que acompañó muy bien la jugada) y define pegado al palo izquierdo. Segundo gol de Alianza con gran jugada colectiva de contragolpe. Se iban asentando los cimientos de la victoria en Chiclayo.

Salvo el gol del descuento en los minutos finales, Ovelar anduvo bien marcado todo el partido. Por otro lado, enorme el "1" blanquiazul cuando fue requerido.

Casi no tuvimos tiempo para respirar y volver a recibir aire luego de gritar el gol de Kahn. El mismo volante ejecutó un tiro libre desde derecha y, luego de dar bote, llegó, como debe llegar un centro delantero, Mauro Guevgeozián para poner, de cabeza, el tercero en el marcador. La goleada se iba firmando, la hinchada se ponía cada veza más alegre y se veía en la cancha un planteamiento que estaba dando resultados. Por otro lado, el Juan Aurich iba perdiendo el control del partido en cada jugada: durante los diez minutos posteriores al gol, recibieron dos tarjetas amarillas por juego brusco. Intentaron de lejos y, nuevamente, respondió bien George Forsyth. Estuvo en una muy buena tarde el golero blanquiazul. Sin embargo, a cinco minutos del final del partido, no pudo evitar recibir un gol luego de un muy buen cabezazo de Roberto Ovelar, como en sus mejores épocas de jugador grone. El cabezazo golpeó primero el travesaño, dio bote dentro del arco y salió; lo suficiente para que sea un gol totalmente válido que no quita nada de mérito al desempeño de Forsyth. El resto del partido sería de mero trámite y, luego de algunos "oles" por parte de la hinchada, terminaría el partido con la esperada victoria grone.

Trepamos, con esta victoria, a la punta de la tabla de posiciones. ¡Arriba Alianza!

Y fue una gran victoria. Ganamos, con contundencia, al equipo más goleador y que estaba líder del grupo. Personalmente, pienso que el partido de hoy se jugó con bastante inteligencia. Primero, se supo aprovechar el viento, tanto a favor como en contra, en las jugadas de los goles. Segundo, se sabía que se iba a enfrentar al equipo que más goles ha anotado en el Torneo y se planteó una buena defensa para, luego, matar de contragolpe. Es el partido que mejor se le ha acomodado al planteamiento de Sanguinetti en este Alianza 2014. Fue prolijo en defensa y demoledor en las que tuvo en ataque. El problema y la gran deuda es trasladar esa efectividad en Matute donde, a diferencia de cuando jugamos de visita, los equipos van a replegarse y a proponer poco o nada. En un escenario así, si bien el equipo se hace fuerte de local, es más difícil abrir el marcador o jugar al contragolpe. Es algo que tiene que variar en el planteamiento al momento de enfrentar a dichos equipos y veremos si podemos lograrlo en el partido del siguiente domingo: en el "Alejandro Villanueva" ante San Simón a las 5:45 pm. En el papel, Alianza es el gran favorito pero, como mencionamos, solo depende de la claridad de jugadas de ataque que tengamos y la efectividad para concretarlas.

Vamos avanzando en este Torneo del Inca. Hemos ganado un partido difícil y tenemos derecho a celebrar, pero aún falta para largo trecho por recorrer para lograr el campeonato a fin de año. Vamos remando todos, hinchas y jugadores, con este equipo. Nos vemos el próximo domingo en Matute.

¡ARRIBA ALIANZA LIMA!

Fotos: Club Alianza Lima, DeChalaca.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.