Vientos y tempestades


Juan Aurich 1 - Alianza Lima 0

“Alianza Lima es el Perú y el Perú es Alianza Lima” reza un popular dicho conocido entre todos los hinchas grones y que ha sido inmortalizado en nuestro mismo estadio. Esta semana en que se celebra el 191 aniversario de la Independencia del Perú esta frase debió haberse reforzado aún más y regalarle a la mayoría del Perú alegrías en forma de victorias, lamentablemente no ha sido así. Hemos tenido dos resultados adversos, en Madrid y en Chiclayo, que no ayudan a mejorar los ánimos de la familia blanquiazul que ya empieza a inquietarse por la sequía de triunfos que estamos pasando.


Madrid
La invitación que el Atlético de Madrid hizo extensiva a Alianza Lima para jugar un amistoso en España representaba una ocasión muy buena para dos cosas: foguear internacionalmente al equipo ante un rival de primerísimo nivel y llevar a Alianza ante un público peruano que quizá no los ha visto en años. El protocolo de la visita incluía también que la administración temporal fuera y conversara con sus pares directivos del Atleti, esperemos que de esas conversaciones se hayan obtenido buenas lecciones de cómo manejar bien un club de fútbol.

Sobre el partido no hay mucho que decir, tuvimos pocas opciones y el rival dominó casi todo el partido. Ya teníamos un equipo partido antes de viajar y tuvimos que partirlo aún más para que una parte vaya a Madrid y la otra a Chiclayo para jugar por el torneo local. Lamentablemente, tampoco se pudo mostrar a Yordy Reyna pues el jugador, si bien viajó, no logró recuperarse a tiempo de la lesión sufrida el último clásico; hubiera sido una buena oportunidad y pantalla para el joven aliancista. Lo más rescatable: la actuación de Salomón Libman y la hinchada aliancista en el Vicente Calderón, las mismas páginas del club colchonero resaltaban que suequipo estaba jugando de visitante esa noche por la cantidad de hinchas que se acercaron al estadio. No hay duda que Alianza Lima está en el corazón de los peruanos acá, allá y en todas partes.


Chiclayo

Paralelamente al partido en Madrid se jugó, al día siguiente, el partido correspondiente a la fecha 27 del Descentralizado. Como ya se mencionó líneas arriba, se tuvo que jugar con un equipo diezmado, partido. Eso no fue impedimento para que, igual que el día anterior, una multitud de grones fuera al estadio a alentar a los blanquiazules a pesar de jugar como ‘visitante’. Durante el partido se vieron los mismos problemas de juego que hemos estado viendo los últimos partidos: no hubo llegadas claras al área rival, por lo tanto eran mínimas las opciones de anotar un gol. Las llegadas más peligrosas que tuvimos fueron sendos remates de larga distancia de Albarracín y Vidales que pasaron cerca del pórtico defendido por Penny, pero que no causaron mayor peligro. Muchos podrán decir que necesitamos un 9 porque Charquero no funciona, no mete goles. Es cierto, el uruguayo tiene una deuda con las redes pero hay que darnos cuenta que tampoco tenemos los volantes ofensivos que hemos tenido antes (Montaño, Meneses y Arroé, por ejemplo). Sin gente que habilite al delantero, ¿cómo puede este hacer goles? Probablemente, ni José Carlos Fernández o el mismo Ovelar hubieran podido funcionar tampoco en esas condiciones.

El gol de los chiclayanos pudo evitarse, fue un error en salida de la volante blanquiazul que logró robar Chiroque, éste se la pasó a Tejada quien dio un buen pase a Caicedo quien definió ante Forsyth. Aurich tendría unas cuantas ocasiones más que fueron bien controladas por Forsyth, quien fue lo más rescatable del partido de hoy. El marcador ya no se movería y nos iríamos de Chiclayo sin los puntos que necesitamos más que nunca ahora que hay una posibilidad que el Cobresol, por un tema de deudas con la Agremiación, se despida del campeonato  y el problema de la baja sea visto un poco más cercano. La única solución a esto es trabajar y ganar.

Qué mejor que regresar a la senda del triunfo ante Cristal; serán los punteros y todo pero los partidos jugados con ellos son generalmente jugados con otra intensidad y espacios más abiertos y debemos reforzar la paternidad de siempre. Las cita es este jueves 2 de agosto a las 7 pm, ahí estaremos.

En las buenas y en las malas contigo, Alianza Lima.


Foto: Prensa Juan Aurich obtenida de dechalaca.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.