LOS PRIMEROS TÍTULOS (1912-1925)

EN SU SEGUNDA DÉCADA, EL SPORT ALIANZA DEJÓ DE SER UN EQUIPO DE BARRIO PARA CONVERTIRSE EN EL EQUIPO DEL PUEBLO. CON UNA NUEVA GENERACIÓN DE JUGADORES, GANÓ DOS VECES EL ESCUDO DEWAR.

En fila. Con Segalá a la cabeza, Alianza listo para jugar.

“Alianza siempre fue un equipo del pueblo, de los negros”. 
                                             MIGUEL ROSTAING ( jugador)

*Jugadores clave: Jorge Koochoi Sarmiento, Guillermo Rivero, Alberto Montellanos, Miguel Rostaing, Eugenio Segalá, Julio Rivero, Domínguez, M. Carvallo, Salas, Coquelet, Paulet...

Un grupo de niños decide fundar un equipo de fútbol. Que diez años después siguieran juntos y con su proyecto en pie, sin duda demuestra que su amistad y su pasión por este deporte fueron auténticas, tomando en cuenta que era tan sólo su compromiso lo que mantenía vigente al Sport Alianza, prácticamente sin ser un equipo con alguna clase de institucionalidad.


Para 1910, los muchachos de Cotabambas ya rondaban la mayoría de edad. Paralelamente, el fútbol se había popularizado ya, y pasó a ser una de las actividades favoritas de obreros, albañiles y ebanistas. A las claras, atrás habían quedado los tiempos en los que el juego era patrimonio exclusivo de los ingleses del Lima Cricket.


APARECE FOCIÓN MARIÁTEGUI:

Este es uno de los episodios más malentendidos -a veces intencionalmente- de toda la historia de Alianza Lima, ampliaré al respecto en un post aparte.
En 1911, los muchachos del Sport Alianza decidieron acercarse al stud de la calle Cotabambas –del cual habían tomado sólo el nombre- en busca de apoyo. Augusto B. Leguía, propietario del stud, era entonces presidente de la República, y contar con sus favores podía significar un impulso importante para el equipo. En ese momento aparece en nuestra historia Foción Mariátegui Ausejo, hijo de un prestigioso militar del mismo nombre, y reconocido hombre de hípica y emblemático representante del leguiísmo. El Sport Alianza encontró en él su consolidación como club y –dicen algunos- su pase a las competencias oficiales, ya que un equipo barrial, como el de Cotabambas, no podría haber jugado en tales sin alguna clase de “padrino” que los introdujera. Su influencia no pasó más allá de eso, de la inclusión de Alianza en la Liga de Lima.


ALIANZA EN PRIMERA:

El Escudo Dewar: El premio para los
campeones. Sport Alianza lo ganó tres
veces.
Los partidos de fútbol ya eran espectáculo común en diferentes escenarios, siendo el principal, y el más pedido por los equipos, el del campo de Santa Beatriz. El incremento en las actividades de los clubes hizo que los jugadores fueran simultáneamente dirigentes y pelearan defendiendo a sus equipos dentro y fuera de las canchas. En 1912 se hizo necesaria la formación de una entidad que regulase la programación de los partidos, las relaciones entre los clubes y la utilización de los campos de juego. Entonces, los dirigentes del Miraflores Sporting Club y el Lima Cricket, invitaron a los delegados de los diferentes equipos de Lima, Callao y balnearios, a formar una Liga que rigiese las actividades futbolísticas de los clubes. Sólo diez respondieron a la cita, entre ellos el Sport Alianza. En esa reunión se aprobó la fundación de la Liga Peruana de Football, primera asociación de clubes de nuestro país. En las siguientes semanas algunos clubes más se unieron a la Liga, pero al momento de decidirse quiénes integrarían la Primera División y quiénes la segunda, fueron varios los que optaron por retirarse, disgustados por los criterios utilizados para la selección (básicamente, la actuación de los equipos en las temporadas pasadas). Nuestro Sport Alianza fue ubicado en Primera.


El domingo 5 de mayo de 1912 se inició la primera temporada oficial de la Liga Peruana de Football. En su primer partido, el Sport Alianza perdió 2-0 ante el Jorge Chávez No.1. El equipo –ahora blanquiazul- terminó el torneo de ese año ubicado en el quinto lugar, y ese sería el más bajo puesto que obtendrían hasta 26 años después. Evidentemente, grandes cosas le esperaban a este equipo nacido en el barrio…

En las siguientes campañas, los de Cotabambas se ubicaron entre los primeros de la tabla, pero sin lograr el campeonato: Fue tercero en 1913, subcampeón en 1914, tercero en 1915 y 1916, y otra vez segundo en 1917.

Y así, estos jugadores cumplieron su ciclo. Nada mal. Siendo un equipo barrial que entrenaba en un corral o algún otro lugar carente de las condiciones para hacerlo, pelearon los primeros puestos con clubes fuertes como el Lima Cricket, que tenía modernas instalaciones en su club para sus jugadores, además de ser muy antiguo, rico y con décadas de experiencia; y otros como el Sport José Gálvez, fundado por estudiantes del colegio 2 de Mayo (campeón en 1915 y 1916), que probablemente también podría prepararse mejor para la competencia. Los jugadores de Cotabambas llegaron a su edad cumbre para poder competir en este deporte.
Algunos dejaron el fútbol para dedicarse a otras ocupaciones, otros pasaron a ejercer cargos dirigenciales: Carlos Pedreschi, Augusto Cucalón y Cirilo Cárdenas fueron delegados ante la Liga Peruana de Football; y años después, cuando se fundó la Federación Peruana de Fútbol en 1922, Carlos Pedreschi y Julio Chacaltana estuvieron presentes como delegados aliancistas. 

Por otro lado, este equipo que entrenaba en corrales y daba pelea, ya empezaba a llamar la atención: se comenzaba a formar una base de seguidores del Sport Alianza (la palabra “hincha” aún no existía).


Estos primeros 16 años de existencia no serían los que marcarían la tradicional identidad del fútbol de Alianza; pero desde el comienzo, estos muchachos forjaron al club con el “germen” de la intimidad, de un equipo que nace y vive en base a una entrañable amistad, y una pasión por la pelota rodando. Esta etapa culminaría con el punto inicial de la siguiente: La mudanza a La Victoria...


EL PRIMER BICAMPEONATO:

Al otro lado de la alameda Grau, iba formándose un barrio humilde llamado La Victoria. Allí, había muchos chicos “malogrados”, de callejón, ladrones de gallinas de los corralones. Algunos de esos muchachos jugaban muy bien al fútbol, con pelotas de trapo, en los campos abiertos del nuevo barrio, aprovechando las horas libres que les dejaban las faenas en las fábricas o las construcciones.

Siempre manteniendo el carácter integrador que los unió en el nacimiento del Sport Alianza en 1901, los fundadores del equipo no tuvieron problemas en incorporarlos a sus filas para reforzarse, así fueran negros, pobres, incluso ladronzuelos de gallinas. Se estaba formando un equipo criollo, de todas las sangres. El arquero Segalá podía codearse con Alberto Montellanos o el “chino” Jorge Koochoy, así como antes los Pedreschi habían jugado juntos con los Carvallo, los Palomino y los Cucalón.


Este Alianza renovado y criollo, ya de La Victoria, el Alianza de Koochoi (el jugador que más títulos ha ganado con la blanquiazul puesta, un ídolo), Montellanos, Verdún Coquelet y el gran goleador Guillermo Rivero, ganó los campeonatos de la Liga de 1918 y 1919, en los que ya participaban catorce equipos. Nuestros primeros títulos.


En 1922 desapareció la Liga Peruana de Football por divergencias entre sus miembros, dando paso a la formación de la Federación Peruana de Fútbol, que demoró cinco años en alcanzar reconocimiento general y organizar certámenes anuales. Durante ese tiempo sin torneos, Alianza siguió fortaleciéndose con jugadores como el gran José María Lavalle, Domingo García, Alberto Soria, Julio Quintana, y hasta obtuvo un resonante triunfo internacional sobre el Belgrano de Uruguay en junio de 1925 cuando –reforzado por algunos jugadores de Sport Progreso- venció 3 a 2.  
Alianza funcionaba ya como una máquina a mediados de la década del veinte. “Mi entendimiento con José María Lavalle es perfecto, acabado. No necesitamos ni siquiera hacernos una seña durante juego”, manifestaba con razón Alberto Montellanos.


DE SPORT ALIANZA A ALIANZA LIMA:

El cambio de nombre del equipo fundado en Cotabambas no fue cosa que sucediera de la noche a la mañana. El proceso se inició a comienzos de la segunda década del siglo XX, cuando al Sport Alianza se le agregó frecuentemente el nombre de Lima para reforzar sus lazos de pertenencia a la ciudad, en oposición a los clubes del Callao, encarnizados rivales de aquellos tiempos. En 1925, cuando el equipo blanquiazul –reforzado por algunos hombres del Progreso- obtuvo su resonado triunfo frente al Belgrano uruguayo en su primera presentación internacional, se afianza el nombre de Alianza Lima y desaparece la palabra inglesa ‘Sport’.

  
Desde 1922 hasta 1925, fueron cuatro años sin torneos oficiales que disputar; sin embargo, Alianza no perdía el tiempo y se reforzaba, reclutando más jugadores quimbosos y pícaros de La Victoria. El once que saltaba al campo durante ese tiempo de transición en el que sólo se disputaban amistosos, se mostraba cada vez más cohesionado y pulido en su juego. Una tradición iniciaba, se acercaba el que es, para quien les escribe, el capítulo más hermoso de la historia de Alianza Lima, se acercaban los años de los Íntimos, del Equipo de Oro…

Más fotos aquí.
Fuentes: Libro de Oro del Club Alianza Lima
Fotos: Libro de Oro del Club Alianza Lima

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.