El baile de los que sobran

La verdad sobre Fleitas y Forsyth

Imagínense llegar un día a su centro de labores y que, por disposiciones gerenciales, no les dejen ingresar. ¿Qué harían?, pregunta difícil, desde luego. Se juegan muchas cosas al momento de tomar una decisión de esa naturaleza. Piensas en que, primero, necesitas el trabajo. Segundo, todo lo que estarías dejando al ser despedido, amigos, compañeros, oportunidades, etc. Tercero, en que esto no es lo que te mereces, diste todo por una institución que ahora prefiere deslindarse de ti de la manera más fría y maquiavélica. Una malísima broma para tu dignidad.

Esa fue, tal vez, la situación que pasó Leandro Fleitas hace unos días, en las afueras del Alejandro Villanueva. A eso habría que sumarle que, trabajar en un club deportivo con tanto arraigo e hinchada, es un tema aún más emocional, tratándose además de un futbolista caracterizado por su temperamento y pasión a la hora de pisar un gramado y defender sus colores.

Así es. Yo no voy a decir que Fleitas es un ídolo ni mucho menos. Tampoco lo defenderé en base a resultados, porque, valgan las frías estadísticas, el argentino aún no consigue nada "importante" para el club, es decir, no tiene títulos en su haber, mucho menos algún galardón internacional o derivados. Sin embargo, por una cuestión de valores, ningún profesional merece ser tratado de esa manera en su centro de labores. Y no es la primera vez que la dirigencia presidida por Guillermo "Pochito" Alarcón hace este tipo de maltratos. Parece que es una política establecida dentro de su nefasto mandato.

¿Qué decir sobre Fleitas?

Que es un jugador corajudo. Técnicamente no es de los mejores, pero para un puesto en el cual se necesitan más huevos que dominaditas, el argentino logró destacar y ubicarse como uno de los mejores backs de nuestro medio (incluso hubo un tiempo en el cual muchos pidieron su nacionalización para defender la bicolor). Sin ser la "gran cosa", debe ser uno de los pocos aciertos de la directiva en cuanto a contrataciones entranjeras de los últimos años. Ha demostrado su cariño a Alianza en más de una ocasión, no sólo en la cancha, donde dejó absolutamente todo (incluyendo una parte de su cráneo en aquel choque con Carlos Galván), sino también en la tribuna, donde incluso se dio el tiempo para acompañar al 'Comando Svr' en sus incansables cánticos de aliento.

¿Cuál fue su pecado?

Mostrarse siempre rebelde, fiel a su personalidad, ante los maltratos constantes de dirigentes hacia jugadores, empleados e ídolos del club. Y no sólo se trata de sueldos, sino de abandono, engaño, tretas y sucias artimañas para no cumplir con sus obligaciones. Eso malentonó al argentino, que siempre que podía dejaba una "chiquita" para Alarcón, en declaraciones a los medios de prensa. Lógicamente, a los dirigentes no les gustaba esa actitud. Preferían una actitud más a lo Arrué, esa de siempre lavarse las manos y decir que "ese tema no depende de mí".

¿Cuál es su futuro?

Más allá de los deseos de Alarcón por desvincularse de Fleitas, hay un contrato que cumplir, con cláusulas claras en caso del NO cumplimiento de dicho contrato. La "Máquina" está legalmente vinculado a Alianza Lima hasta fin de este año, por ello, si la parte contratista (el club) decide desligarse del jugador, tendría que pagarle una indemnización bastante considerable. La pregunta es, ¿hay dinero para esa indemnización o será que "Pochito" está tramando una nueva leguleyada?, el caso no sólo preocupa a Fleitas, sino a toda la hinchada blanquiazul, que mayoritariamente se ha puesto del lado del jugador, a diferencia de un caso parecido en el cual hubo más diferencias de opinión: el caso de Joel Sánchez. Lo último que se supo es que el argentino habría iniciado un proceso judicial en contra de Alianza Lima, mientras los directivos tratan de ponerle paños fríos al asunto diciendo que "conversarán" con él sobre su futuro.

Desde esta tribuna, le deseamos a Leandro el mejor de los éxitos, vaya donde vaya. Y si se queda, pues se convertiría en un "jugador símbolo", una muestra de que el pueblo blanquiazul puede pesar más que las desgraciadas políticas de sus dirigentes.

¿Y Forsyth?

El tema de George Forsyth es igual de penoso, aunque menos escandaloso por la misma situación del jugador. El portero está tranquilo, porque sabe que hay fuerzas políticas de su lado (Harold Forsyth, quien está vinculado a la actual dirigencia), pero con "Pochito" nunca se sabe, siempre saca un conejo de la galera. Valgan verdades, para gran parte de los hinchas grones resulta irrelevante si Forsyth se va o se queda, arqueros más bien nos sobran, pero debemos estar conscientes de que este es otro maltrato de la directiva para con un jugador que lleva ya varios años defendiendo nuestros colores. Y repito, nadie, bajo ninguna circunstancia, merece un trato de esa naturaleza, así sea el jugador menos querido por la hinchada o el menos útil en el equipo.

La conferencia de la vergüenza

Lo más patético de aquel terrible día, es que, dentro de Matute, la sala de conferencias esperaba por la presentación del equipo. Por un momento pensé que Pepe Soto mandaría a suspender la presentación por RESPETO, ya que, afuera del estadio, un Fleitas desesperado convocó a la policía para poder ingresar, al borde de las lágrimas, gritando que lo habían botado "como a una rata". Pero parece que la solidaridad no es una de las virtudes de Soto, quien siguió la conferencia como si nada estuviera pasando, hasta se dio un tiempo para declarar a la prensa que el tema de Forsyth y Fleitas era "netamente dirigencial". Qué rápido se aprenden las mañas de los maestros. En fin.

Lo del Grupo Pegaso

Aparentemente, este tema sigue en proceso y se haría de todas maneras. Incluso en Chile ya hablan de Alianza Lima como "el club del Grupo Pegaso". En un post anterior tocamos este tema y está en cada uno sacar sus propias conclusiones. Para mí, esta sería una solución a corto plazo, pero no olvidemos que la cesión sería por veinte largos años.

Pretemporada, jales y confirmaciones

Sin Fleitas ni Forsyth, Alianza ya se encuentra en Chile para iniciar la pretemporada 2012, con miras a la próxima Copa Libertadores. Charquero, Ibáñez, Rivera, Aubert, Albarracín, Navarro Jr., entre otros jales, ya entrenan con normalidad con el equipo. Giancarlo Carmona se sumaría en estos días. Tras caerse lo de la U. de Chile, Paolo Hurtado afirmó que se quedará en Alianza por todo el año. Se confirmó además que Johnnier Montaño se queda en el club. Lo de Luciano Figueroa se cayó, ya que habría firmado por el Emelec ecuatoriano, y se habla de Fernando Meneses, actualmente jugador de la U. Católica de Chile, como próximo refuerzo blanquiazul, aunque su tema es bastante complejo.

En cuanto a los amistosos a jugarse en el país sureño, están confirmados los choques ante Unión Española (19 de enero), Everton (21 de enero) y Colo Colo (24 de enero). Luego el equipo regresaría al Perú.

"Noche Blanquiazul"

La presentación oficial del nuevo plantel íntimo sería el 2 de febrero en Matute. El rival sería Colo Colo, aunque aún están en las negociaciones pertinentes. 

Recordemos que Alianza debutará en la Copa Libertadores el día 9 de febrero, ante el ganador de la llave entre El Nacional (Ecuador) y Libertad (Paraguay). Mientras que el inicio del Torneo Descentralizado será el día 19 de febrero.

A pesar de todo, a La Victoria volveremos, ¡ARRIBA ALIANZA!

Foto: cortesía de Netjoven.pe

2 comentarios:

  1. Creo que te olvidaste en decir que el señor fleitas abandonó una concentración asi porque si.Te la pongo igual.Qué pasa que tu siendo el empleador a puertas de sustentar un trabajo encomendado, tu trabajador se manda a mudar...qué opinas ?.
    Eso, sin contar todos los desplantes y declaraciones poco afortunadas cuando se refería al comando svr.
    Eso, sin de dejar de mencionar que en pleno campeonato dejó de entrever que ¨normal se pondrían la camiseta del rival del frente sin ningun problema¨.
    Ahhh no porque el haya querido fue al comando aquella vez,fue porque es amigo de un par de integrantes que no reflejan el grueso de la barra que lo llevaron esa noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado tito:

      Lo del abandono de concentración fue una medida que tomó el jugador, equivocadamente, sí, pero lo hizo cuando ya se le debía tres meses de sueldo, además lo hizo después de que Alianza asegurara su presencia en la final del campeonato. Es cierto que éticamente no fue su mejor decisión, pero como medida de protesta, yo (Rubén Ravelo) la considero justa.

      Sobre los desplantes y declaraciones poco afortunadas que mencionas, hasta ahora no he visto un video ni escuchado un audio en el cual Fleitas diga que se pondría la crema, eso lo sacó a la luz la prensa escrita, y ya sabemos que la prensa deportiva escrita peruana es un circo donde se inventan cosas diariamente. Y si así fuera, no es tampoco como para sepultarlo. Marko Ciurliza nunca dijo "me pondré la blanquiazul" mientras estuvo en la 'U', y sin embargo llegó a Alianza cuando muchos lo consideraban un referente (proyecto de ídolo) en la otra tienda. El fútbol ahora se maneja así y hay que adaptarse.

      Finalmente, sobre lo del Comando que mencionas, la verdad desconozco quiénes representan o no a la cúpula de la barra, por lo que no puedo afirmar o negar tu comentario. Eso sí, ningún jugador tendría la necesidad de ir a la tribuna popular si es que no le nace estar ahí. No creo que haya ido obligado.

      Ojo, todo lo que he respondido no es porque considere que Fleitas sea indispensable en Alianza, sólo acuso el maltrato que ha recibido, el cual me parece injusto, independientemente de si es buen o mal jugador, o si en realidad termine vistiéndose de crema este año. Son cosas muy separadas.

      Saludos hermano.

      Eliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.