Finalista que no convence

http://e.peru21.pe/102/ima/0/0/3/7/2/372618.jpgLeón de Huánuco 2 - Alianza Lima 0

Alianza Lima no convence. Eso está claro. Será finalista y todo lo que quieran. Habrá clasificado a la Copa Libertadores. Tendrá buenos números en cuanto a goles hechos y recibidos. Tendrá los mejores resultados tanto como local como de visita. Pero NO CONVENCE. ¿Les parece raro?, a mí también. Un equipo con esos números debería convencer hasta al más incrédulo, pero por esas cosas que tiene el fútbol, un deporte y no una ciencia, en el cual no todo se puede contabilizar o llevar a la estadística, estoy convencido de que el equipo de mis amores no llega a la final desarrollando un esquema de juego claro. 

Hoy, ante León, no vimos exactamente un equipo superior al otro, sino más bien un equipo que logró encontrarse con dos goles de una manera casi inesperada (si se puede decir que un blooper de Solís es "inesperado"), para después concienciarse en defender su ventaja, ante otro que, una vez más, careció de ideas ofensivas para romper los acertijos del rival. Eso es justamente lo que no me convence de Alianza, su capacidad de replanteo. Lógicamente esto recae en el director técnico, Miguel Ángel Arrué, quien parece no ser capaz de voltear partidos o empatarlos. Cuando Alianza empieza ganando es difícil que no mantenga su ventaja. Tiene una defensa rústica pero eficaz, y mediocampistas rápidos, además de un buen delantero en los botines de Ovelar.

Mi temor es cuando el equipo empieza perdiendo.

Ningún equipo que nos aventaje en el marcador va a regalarnos espacios en el campo de juego. Pongámonos en el, por ahora, imaginario aunque cada vez más cercano, plano temporal futurístico que se nos podría venir: Alianza Lima vs Juan Aurich; una final que cae de madura. ¿Es descabellado pensar que Aurich podría dar el primer golpe en el score?, claro que no. Teniendo los jugadores que tiene, y además la idea futbolística más clara de este campeonato, el equipo chiclayano podría meternos 1 o 2 goles en el primer partido, siendo generosos. ¿Alguien piensa que, teniendo esa ventaja, Aurich mantendría un planteamiento tan ofensivo?, no lo creo. Lo más probable es que cierren todos los espacios por donde podamos crear juego, que marquen despiadadamente a nuestros generadores, que tapen las trepadas de nuestros laterales. 

Aquí entra a tallar su majestad el replanteo.

Un entrenador capaz de replantear partidos, te los puede ganar, así todo parezca perdido. Arrué es tan básico que parece no entrar en razón cuando el marcador nos es adverso. Así, como está en este momento, como se portó ante León y en algunos otros partidos de un tiempo a esta parte, así Alianza no puede llegar a la final. Y es que Arrué está demostrando lo que decíamos sobre él al principio: le cuesta replantear. Sólo gana partidos que se le muestran favorables, y claro, con la calidad de jugadores que tenemos de mitad de cancha hacia arriba es "fácil" (relativamente y muy entre comillas) ganar o hasta golear, dando una falsa sensación de que el equipo está bien, de que convence, cuando en realidad no es así.

Entonces, ¿que opción queda?, ¿hay forma de ganar una final ante un plantel superior al nuestro, dirigido además por un entrenador mucho más astuto y capacitado?, sí, la hay. Si Arrué no sabe replantear (o le cuesta en demasía leer los partidos y ejecutar los cambios tácticos adecuados para sacarlos adelante), lo único que le queda es fortalecer el equipo línea por línea. Le quedan tres fechas claves, que además deberán servir para asegurar el primer lugar que permitirá elegir la localía en los play off. En esas fechas se deberá corregir toda la recatafila de errores, muchos de ellos desnudados hoy ante los huanuqueños, por nombrar algunos: 

  • Claridad en las salidas: Solís no puede equivocarse de esa manera en lo que será el partido más importante del año para la blanquiazul. Prado no puede perder balones tontamente a la hora de sacar el equipo desde nuestra área.
  • Marca por los lados: nuestros laterales siguen siendo nuestro punto más débil. A Prado le cuesta todo, marcar, avanzar, regresar, habilitar (aunque quizás esto sea lo que mejor haga), etc. Trujillo sabe recorrer bien su banda, pero es flojo en la marca.
  • Centros al área: Como lo dije en el grupo de Facebook, los peores centros de mi vida los vi hoy, cortesía de Prado, Arroé, entre otros. Puedo perdonar que uno no esté acertado, pero la ineficiencia no es una enfermedad contagiosa, ¿o sí? 
  • Faltas cometidas por nuestros volantes: Vílchez comete demasiadas faltas, muchas de ellas cerca de nuestra área. González se maneja mejor en ese aspecto, aunque sigue resultando algo lento a la hora de alcanzar los volantes rivales (sucedió hoy con Peña).
  • Decisiones de nuestros volantes creativos: evaluar a Viza y a Arroé, los que jugaron hoy, en función a Hurtado y Montaño, los habituales titulares, me parece poco criterioso, sobre todo si nos quedamos en la falsa idea de que con los titulares "otra hubiera sido la historia". El colombiano no hace un solo pase gol desde hace varias fechas, es cierto, tiene magia en su pie izquierdo, pero no debemos caer en la antigua y temida "Montaño-dependencia". Arroé, Viza y Sánchez deben ser más prácticos a la hora de situarse cerca del área rival. No entiendo la actitud de amarrar el balón para retrocederlo, cuando se pudo haber centrado o habilitado con una mediana precisión que, SE SUPONE, ellos deberían de tener, por algo son volantes creativos.
  • Posición y decisiones del punta: ¿Ovelar está muy solo?, el esquema de Arrué no permite un segundo delantero. No nos hagamos falsas ilusiones, el paraguayo será el único punta en la final. Por ello, he de, primero, resaltar la actitud del "búfalo", siempre luchador, corajudo y deportivamente aguerrido. Segundo, resaltar las indudables virtudes del delantero de cara al gol, difícilmente fallará un mano a mano. Y tercero, criticar constructivamente la ansiedad que muestra de vez en cuando; teniendo posibilidades de pase o triangulación, a veces decide rematar al arco desde fuera del área, cuando personalmente no le recuerdo un solo gol de esa factura, ni siquiera en los tiempos donde jugaba en la San Martín. Quizás algo de calma y paciencia le haga bien.

En Reserva

En el Torneo de Promoción y Reservas, Alianza Lima mantiene la punta tras empatar a 1 en Huánuco. El gol del empate lo hizo nada menos que José Carlos Fernández, quien comienza a reencontrarse con su nivel. No olvidemos que el campeón de dicho torneo otorgará dos puntos a su primer equipo, mientras que el subcampeón otorgará uno.

Tarea para la casa: ¿si tuvieras a Arrué al frente, qué le recomendarías?

¡ARRIBA ALIANZA, RUMBO A LA FINAL!

1 comentario:

  1. Estimado, de verdad que me atrevería a empezar pensar que un 3-5-2 no es un mal replanteo para el equipo. Me dirás que los equipos tardan mucho en adaptarse a esa formación, pero creo que tenemos a los jugadores necesarios.
    Aunque no se que haríamos con Prado y Trujillo.

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.