LA FUNDACIÓN (1901-1911)

Un 15 de febrero de 1901, un entusiasta y humilde grupo de niños que residían en la calle Cotabambas decidió crear su propio equipo de football. Éste se llamó Sport Alianza, y fue fundado con la intención de satisfacer su pasión por el fútbol, ese deporte relativamente nuevo que habían traído los ingleses. Así, sin tener idea por aquel momento de lo que estaban iniciando, dieron nacimiento al más glorioso y popular club del Perú, a más de 116 años de gloria.

(Escribe: El Mago del Arco)



“Habíamos visto jugar a muchos gringos y nosotros también queríamos formar un club”. 


                                      Julio Chacaltana Chacón (miembro fundador)


*Jugadores clave: E. Cucalón, Torres, Paulet, Cárdenas, Arana, Palomino, M. Carvallo, Paredes, Dominguez, Dorado, Moncada.

El fútbol fue introducido a nuestro país en los últimos años del siglo XIX, por los marinos ingleses durante sus frecuentes visitas al puerto del Callao. Ya en el Perú de inicios del siglo XX, éste se encontraba en fase de desarrollo y el acceso a dicho deporte era, por entonces, casi exclusivo para la clase adinerada de las ciudades costeñas. Los jóvenes de la élite de Lima lo aprendieron en Inglaterra, y cuando volvieron lo practicaron aquellos inmigrantes y marineros británicos que residían en el país o llegaban a los puertos ocasionalmente. Sin embargo, la difusión del fútbol aumentaría, llegando a diversos lugares de la capital peruana.

La gestación de Alianza Lima -que primero se llamó Sport Alianza- fue la antítesis de esta idea, debido a que se fundó en un ambiente netamente popular, sin contar con ninguna influencia de las altas esferas de la sociedad limeña.

COTABAMBAS: 1901, EL PUNTO DE INICIO

Para 2001, año del centenario aliancista, así lucía la casa de los Chacaltana, donde el club fue fundado.

La capital peruana emergía del caos y las desgracias que había dejado la guerra con Chile. Nicolás de Piérola buscaba reactivar económicamente al país y para ello emprendía un programa de modernización y embellecimiento a los distritos de la élite limeña, que quería volver a convertirse en la 'Perla del Pacífico' y se hizo llamar 'Ciudad Jardín' por los parques con que se estaba rodeando la antigua ciudad desde antes de la guerra. Sin embargo, en realidad, lo que ocurría era que los fundos de los alrededores comenzaban a urbanizarse. El cemento, pues, reemplazaba a los huertos y arboledas de la otrora verde campiña capitalina…

En 1901, Cotabambas –que parte de lo que hoy es el Parque Universitario y termina en la avenida Grau-, ubicado en el barrio de las Chacaritas, era una calle humilde cercana al Centro de Lima. Fue de las primeras en ser urbanizadas por personas de clase media y baja, pujante por entonces en una sociedad clasista. Pero pese a la relativa equidad económica y social de este barrio, eran bastante diversos los oficios, negocios y distintas formas de ganarse la vida que tenía la gente de este lugar. Fue aquí donde se gestó el equipo de nuestros amores.

Las tres familias más importantes para nosotros, residentes en esta calle y cuyos hijos conforman la lista de fundadores del club, son: Los Chacaltana, de padre (jefe de familia) carpintero; los Carvallo, vecinos de los Chacaltana, donde el papá Don José tenía un negocio de telas y confecciones; y los Pedreschi, una familia italiana proveniente de Florencia que se instaló en el barrio en plena guerra con Chile, donde don Ángel Pedreschi puso una fábrica de licores en Sandia que funcionó bastante bien.

Los muchachitos Chacaltana, Carvallo y Pedreschi se hicieron buenos amigos, juntándose también con Alberto López, Julio Rivero, Eduardo Méndez, otros más como Cirilo Cárdenas, Carlos Villareal y José Paulet -que venía de la alameda Grau-, Alberto Moncada, los hermanos Cucalón (Eleodoro y Augusto, hijos de un comerciante Chino).

Comenzaban a juntarse, así, los niños que fundarían el Sport Alianza.

La familia Pedreschi.

ENTRE CABALLOS Y FOOTBALL

Un jinete del Stud Alianza
En 1899, a pocos metros de la finca de los Chacaltana se instaló el Stud Alianza, de propiedad de Augusto B. Leguía (futuro presidente del Perú), gran turfman, y H.M. Beausiere, industrial inglés, quienes buscaban incursionar en el mundo hípico. El stud -llamado así pomposamente- era en realidad un corral de caballos.

Los muchachos del barrio solían reunirse en el potrero donde se ubicaban las caballerizas de los fina sangre del stud. No tardaron en hacerse amigos de los trabajadores del corral, que les permitían divertirse allí con una pelota de trapo jugando football, ese deporte que estaba ya dejando de ser exótico y que practicaban los ingleses del Lima Cricket (primer club de fútbol del país, conformado por la colonia de ingleses y sus descendientes radicados en el Perú) en el campo que tenían en Santa Sofía, sobre la alameda Grau.

Y UN DÍA, NACIÓ

En una entrevista publicada en la revista El Íntimo (No. 1, 1976), Manuel Carvallo asegura que fue él quien dio la idea de formar un equipo: “Todo empezó el 2 de febrero, en una reunión en la calle Juan Castilla, cuando asistíamos a una fiesta. La idea prendió en el grupo y fundamos el Sport Alianza unos días después, el 15 de febrero, en una reunión en las esquinas de Cotabambas y la alameda Grau, que era la única gran avenida que existía en Lima”.

Eduardo Pedreschi: Primer padrino
del Sport Alianza.
Manuel tenía doce años; su hermano Ismael, nueve; Julio Chacaltana iba a cumplir recién ocho años el 12 de abril; el mayor del grupo era Eduardo Pedreschi, que había nacido en 1887, sus hermanos Carlos y Adolfo no llegaban a los diez años… No eran negros ni trabajadores del stud los fundadores de Alianza, como se creyó durante mucho tiempo. Del stud sólo se tomó el nombre, seguramente por ser el lugar donde los muchachos solían jugar con la pelota de trapo. Eran en realidad un grupo de niños que comenzaban a hacerse hombres, y que tenían el deseo de practicar el deporte que ahora practicaban no sólo los gringos del Lima Cricket, sino también los universitarios de San Marcos (no confundir con los cremas, que llegarían mucho después) y los alumnos del Colegio de Lima.

Poco después de formado el equipo de Cotabambas, falleció Don Ángel Pedreschi, dejando viuda y once hijos huérfanos. Eduardo, como hermano mayor, debió asumir el rol de jefe de familia a los trece años y comenzó a trabajar en el negocio de licores que había dejado su padre. No pudo seguir jugando football con la frecuencia de antes por sus nuevas obligaciones, pero pasó a desempeñar otro papel entre sus amigos: como él mismo manejaba el dinero que dejaban las ventas de licores, se convirtió en el protector ideal del Sport Alianza, en el padrino que podía conseguir un buen balón y un juego de camisetas.

Eduardo les encargó a sus hermanas Amelia y Amasili que hicieran los primeros uniformes del equipo: camisetas verdes con el color de la bandera italiana para que mamá Juana no se molestara, y pantalones blancos como todos los footballers de la época –de ahí el origen de la camiseta verde, la primera de Alianza-. Después se pasaría al azul y el blanco, los que daban color al stud, y a los uniformes de sus jinetes.

LOS TRABAJADORES DEL STUD

Azul, blanco y negro: Los
colores del Stud.
Lamentablemente, según diversas investigaciones, no han sobrevivido actas, fotografías ni documentos oficiales que registren la fundación del Sport Alianza en 1901. No queda mayor fuente que la palabra de sus fundadores, que en los años siguientes recordaron muchas veces el episodio, aunque no sin caer en contradicciones. Sin embargo, a partir de estos testimonios, algunos hechos irrebatibles pueden verificarse consultando los archivos de otras instituciones. En la Biblioteca del Jockey Club del Perú se encuentran las actas de esa institución desde su fundación en 1895. Allí están registradas todas sus actividades y los nombres de propietarios, jinetes, caballos, preparadores y el resto de trabajadores. En la página del stud Alianza, en ningún momento de su historia figuran los conocidos nombres de los fundadores del Sport Alianza, descartando así definitivamente que el club se haya formado a partir de trabajadores de esa caballeriza.


UN EQUIPO DE NIÑOS

Las edades de los muchachos que fundaron el Sport Alianza confirman que este era un equipo infantil de football. Por eso, es difícil encontrar registros de sus primeros partidos. Es probable que, rondando todos los jugadores aliancistas los doce años de edad, sus primeros rivales hayan sido otros equipos menores de barrio. Lógicamente, estos partidos no merecieron ninguna cobertura periodística, por lo que no se tiene registros de encuentros disputados por Sport Alianza sino hasta 1910, cuando ya casi todos los miembros alcanzaron la mayoría de edad.

El primer partido confirmado de nuestro equipo fue el 10 de abril del mencionado año, en el que Sport Alianza venció 2-0 a Sport Lima con goles de Moncada y Jara. El equipo ganador alineó con E. Cucalón; Torres, Paulet; Arana, Salas, Paredes; Jara, Domínguez, Dorado, Ramírez y Moncada


LA LISTA DE LOS FUNDADORES:

Más allá de la falta de escritos, se reconoce como fundadores a: Eleodoro Cucalón, Augusto Cucalón, Eduardo Pedreschi, Wilfredo Pedreschi, Carlos Pedreschi, Adolfo Pedreschi, Manuel Carvallo, Ismael Carvallo, Guillermo Carvallo, Julio Chacaltana, Manuel Arana, Antonio La Torre, Alberto La Torre, José Carreño, Hipólito Venegas, Eduardo Méndez, Carlos Villarreal, Alberto Palomino, Antonio Palomino, Alberto López, Luis Buitrón, José Paulet, Luis Litardo, Alberto Moncada, Julio Rivero, Cirilo Cárdenas, Faustino Justino Mendoza, entre otros. 


La foto más antigua que se tiene de Sport Alianza, viéndose en ella a muchos de los niños que fundaron el equipo.

Fueron desde niños hasta adolescentes de siete a dieciocho años de edad, no siendo ninguno de ellos, paradójicamente, de raza negra. Un par de décadas después comenzaría recién a relacionarse al equipo con la gente de color.  

Aquel 10 de abril de 1910 sucedió algo más que el primer partido registrado del equipo. El Sport Alianza había aparecido por primera vez registrado en la historia, nueve años después de su fundación marcada por la inocencia y la ilusión juvenil. El arraigo, la grandeza y la popularidad, primero, entre las clases más humildes; y luego, extendida por todo el país, no llegaría de la noche a la mañana, sino que iría impregnándose poco a poco para quedarse para siempre en el corazón del pueblo, como solo sucede con el amor verdadero.

Así fueron los inicios del club que, en los próximos años, se convertiría en el más grande y popular fútbol peruano. Pero queda, aún, mucho por contar.

Hasta la siguiente entrega.


Fuentes: Libro de Oro del Club Alianza Lima, Libro de Historia y Leyenda del Club Alianza Lima, DeChalaca.
Imágenes: Libro de Oro del Club Alianza Lima

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.