Alianza al desnudo

Una gira que dejó en claro nuestro real nivel

Más allá de los resultados, siempre importantes, desde luego, sobre todo para los hinchas, es el funcionamiento del equipo el punto fundamental en partidos de preparación como los que acabamos de afrontar en nuestro vecino país de Chile. Alianza Lima aprovechó esta para de fecha FIFA para medirse contra equipos de un nivel más alto, en este caso, Colo Colo y la "U" de Chile, los dos actuales primeros lugares del campeonato mapocho, y además los dos cuadros con mayor tradición e hinchada de aquella patria. Aquí las principales conclusiones e incidencias de ambos choques.

Contra Colo Colo

No fue, de ninguna manera, la mejor versión del "cacique" la que enfrentamos el jueves en el Monumental de Santiago, pero desde un principio se notó la exigencia física del rival. Una velocidad y vertiginosidad diferentes a las que enfrentamos en el torneo doméstico, y que hizo trabajar principalmente a nuestros laterales. Aquí volveré a ser enfático, aunque caiga espeso de tanto repetirlo: NO TENEMOS LATERALES, algo de lo que hablaremos más adelante con mayor detenimiento.

Por lo demás, el partido ante el hermano Colo Colo se jugó sin mayores sobresaltos. Más bien fue el equipo victoriano el que dispuso de las mejores oportunidades de anotar, sobre todo en el segundo tiempo. El choque terminó cero a cero y dejó en claro una paridad de fuerzas que también se reflejó en la hinchada: Comando Svr y Garra Blanca se juntaron en una sola tribuna, un acto de hermandad de la que muy pocas hinchadas pueden presumir.

Formación ante Colo Colo: Forsyth, Prado, Fleitas, Solís, Villamarín, Jayo, Quinteros, Bazán, Sánchez, Montaño y Ovelar. Este partido marcó el debut de Joazinho Arroé con Alianza Lima.

Contra la 'U' de Chile

Hoy en día, la 'U' de Chile es el equipo mejor parado de su país, y uno de los mejores de esta parte del continente. El trabajo serio dirigencial que han hecho en los últimos años, les ha permitido pelear siempre cosas importantes y, sobre todo, disponer de una cantera bastante interesante. Todo este trabajo rinde hoy sus frutos: la 'U' es puntero en el torneo chileno con 10 puntos de diferencia, y además está participando en la Copa Sudamericana. No olvidemos que el año pasado llegó a instancias finales de la Copa Libertadores, más allá de polémicas o no, apelando a un orden y una seriedad táctica, en ese entonces de la mano de Gerardo Pelusso. Hoy, con Sampaoli a la cabeza, los "leones" enfrentaron a los grones con un equipo alterno entre canteranos y experimentados, demostrando que, hoy por hoy, están en un nivel muy diferente al de su 'clásico rival'. 

La prueba iba a ser muy dura para Alianza, se sabía, entonces Arrué decidió cambiar algunas piezas del equipo que enfrentó a Colo Colo. 

Esta fue la formación incial del partido ante el "chuncho": Forsyth, Fleitas, Solís, Prado, Corrales, Jayo, Vílchez, Sánchez, Montaño y Ovelar.

Nuevamente caímos en la misma sonata: los laterales fueron nuestra gran debilidad. Aunque Alianza tuvo algunos minutos de buen fútbol, que no llegaron a convertirse en situaciones claras, la 'U' dominó casi el 100% del partido, y nos arrolló principalmente por los costados. Prado y Corrales se vieron reducidos a vejestorios por los jóvenes carrileros chilenos, que se cansaron de llegar hasta la última línea blanquiazul y sacar centros venenosos - por cierto, si hubieran sido más certeros, el marcador final pudo hasta ser más abultado.

En el medio campo, Jayo y Vílchez tuvieron buenos y malos ratos con los volantes mapochos. Mientras que Montaño y Sánchez fueron bien controlados por los locales. Ovelar estuvo absorvido por la marca, y apático cuando tuvo que generar. Solís y Fleitas ya no sabían que hacer para compensar los lados (de ahí que el segundo gol chileno haya venido tras una carrera en la que el zaguero argentino perdió con el rival, ¿dónde estaba el lateral?). Además de eso, los backs grones tuvieron una tarde insegura y dubitativa. Forsyth fue el único que aprobó el examen, salvó varias ocasiones de gol y, exceptuando el segundo tanto, donde pudo haber tenido algo más de paciencia en lugar de salir tan apurado, no tuvo mayor responsabilidad en la derrota. Por su parte, Bazán se dedicó más que todo a apoyar defensivamente a Corrales, pero en su función ofensiva no se dio abasto.

La gran deuda, los laterales

Si Prado resulta lento en nuestro torneo, imagínense su debacle ante laterales y volantes mucho más rápidos de torneos más competitivos. No sólo es cuestión de velocidad, sino también de ubicación. El "cholo" no llega casi nunca a los cierres, tiene que depender siempre de su volante de acompañamiento y no necesariamente en cada jugada llegará el volante a apoyarlo. No gana las divididas y, por si fuera poco, ha perdido lo único que le quedaba, la precisión en el servicio. A estas alturas suena descabellado decir que debe irse y que otro debería entrar en su lugar, ya casi finalizamos el año y otro lateral, sea Mesarina (por cierto, ¿qué será de él?) o algún canterano, tardaría demasiado tiempo en adaptarse al esquema y arriesgaríamos mucho. Sólo esperemos que termine su ciclo (ESPERO) con decoro, que no pierda el orden, que no suba al área rival innecesariamente y, sobre todo, que cubra bien su zona, lo cual es fundamental en un lateral, más allá de sus virtudes ofensivas. ¿Podrá?

Sobre Villamarín y Corrales, se podría decir lo mismo, aunque quizás salvaría a Villamarín, puesto que su puesto "natural" no es el de corretear por toda la banda, es más bien un central improvisado en ese puesto (obra de Costas). En partidos anteriores, "Villa" demostró tener buenas virtudes en el centro del área, pero como lateral todo se le complica. No tiene esa vocación de recorrer todo su lado, suele quedarse más bien como un central acomodado por la izquierda, tratando de que nadie lo pase, pero es difícil dadas las caraterísticas de los rivales que pasan por su banda. Corrales, siendo él sí un lateral hecho y derecho, deja mucho que desear. Tiene velocidad pero no respuesta, algo básico para la marca. Las pocas veces que subió lo hizo con poca claridad y luego, a la hora de regresar en caso de contragolpe, ya ni se le ve. 

Cabe mencionar a Trujillo, el habitual titular por la izquierda, que hoy está convocado a la selección de Markarián. En el clásico demostró una vez más que no es muy rígido en la marca, aunque, en combinación con Bazán, 'Talara' sí logra llegar con frecuencia al área rival, sólo por eso me parece más productivo que los otros dos candidatos al puesto (Villamarín y Corrales), pero creo que en cuanto a marca se refiere, los tres tienen demasiadas deficiencias.

Los experimentos de Arrué

No podemos dejar de lado a nuestro DT, que esta tarde hizo "no sé qué cosa" con el cuadro blanquimorado. Veamos, para el segundo tiempo, ya con el 1 a 0 en contra, el entrenador decide:

1) Sacar a Ovelar para que ingrese José Carlos Fernández (dicho sea de paso, bienvenido de vuelta, goleador).
2) Sacar a Prado para poner a Villamarín. Aquí lo menos entendible, Villamarín cubrió el puesto de Prado, es decir, lateral derecho; sí, Villamarín, el que ni siquiera llega a ser un lateral izquierdo.
3) Sacar a Jayo para poner a Ascues.
4) Sacar a Sánchez para poner a Arroé.

¿Cómo se paró Alianza?, con 4 en el fondo, supuestamente Villamarín le iba a dar más solidez al lado derecho antes cubierto por Prado, los resultados hablan por sí solos. Se volvió a improvisar. Ascues, que pudo bien haber acompañado a los agotadísimos centrales, fue ordenado a subir y participar más del ataque que de la defensa. Arroé se mostró movedizo, pero recién se está adaptando al equipo. Mientras que Fernández está muy falto de fútbol (en ese caso específico, apoyo la decisión de Arrué de comenzar a darle minutos).

El desastre se comenzó a ver reflejado tras la llegada del segundo gol universitario y las sucesivas aproximaciones chilenas, que parecían presagiar una catástrofe, felizmente no fue así, más en demérito suyo que méritos nuestros.

Si bien es cierto, Arrué probó nuevos nombres, no se debió improvisar en puestos. Eso por un lado, y por otro, sigue en deuda el REPLANTEAMIENTO que necesita Alianza Lima, sobre todo si ya está pensando en los play off de fin de año, donde no necesariamente nos veremos siempre con el marcador a favor. En estos momentos Alianza ha demostrado ser incapaz de darle vuelta a una situación comprometedora, sin esa capacidad, la final es una absoluta quimera.

En fin, la gira siempre será positiva, puesto que nos ha desnudado totalmente. La ventaja de Alianza en el torneo local es totalmente relativa, más aún si el sistema del campeonato permite que un equipo que haga mucho menos puntos que nosotros nos pueda arrebatar el título. Se necesita un funcionamiento sostenido y una capacidad de replanteo que actualmente no tenemos, el equipo juega como los jugadores quieren, porque no hay una idea fija que llegue desde el propio DT, claro, nuestras individualidades nos permiten salir a flote en un campeonato tan poco competitivo, pero eso no asegura nada, menos en instancias definitivas.

La hinchada seguirá esperando ese gran cambio que necesita Alianza, un cambio no sólo en lo deportivo, sino también en lo dirigencial, es más, principalmente dirigencial. Este es el último año de Alarcón, si es que no hace más artimañas para quedarse más tiempo, ya deberíamos estar hablando de una directiva entrante, con nuevas promesas e ideas para mejorar el club. Estemos atentos, que como hinchas siempre hay que estar informados de todo lo que suceda alrededor de la institución que tanto amamos, ¡ARRIBA ALIANZA!

Al ritmo de Alianza

No podíamos dejar de mencionar a nuestra selección mayor, que empezó con buen pie este nuevo proceso clasificatorio al Mundial de Brasil 2014. La victoria ante Paraguay fue contundente, pero no caigamos en triunfalismos, falta mucho por delante y lo que se viene se hará cada vez más difícil. Farfán, Pizarro y Guerrero, figuras de la blanquirroja, algún día volverán a vestir la blanquiazul. Sigan así.

(Foto: laindustria.pe)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.