Se me parte el corazón…


...porque este no es el equipo del que me enamoré, y aunque el amor se permite ciertas imperfecciones, lo que veo estos días es devastador: un once partido desde el camerino y en la cancha por las insostenibles distancias entre el ataque y la defensa.

Alianza Lima perdió ante Racing Club en su visita al Cilindro de Avellaneda por la segunda fecha del Grupo F de la Copa Libertadores, sacándola barata (una vez más) gracias a la soberbia actuación del inacabable Leao Butrón.

Escribe: Fernando Cuadros (@danubioazulado)

Un fracaso más, ¿qué importa? Foto: GEC

Como una bofetada al recuerdo de Pablo Bengoechea, la consigna era sumar como sea ante Racing. El profesor Jaime Duarte – en una improvisada sociedad con Daniel Ahmed – retornó a la línea de cuatro y mandó a Quijada por la banda izquierda y a Salazar por la derecha, por lo que adelante, las incursiones de Gómez y Mora en área rival ya no iban a estar condicionadas por el afán de retroceder para sostener la de tres al fondo (que resbalaba como una de cinco).

Fuentes y Ballón, un tándem para el olvido. Que los puristas de las estadísticas sigan entumecidos con su tufillo de superioridad alegando que el excentrocampista de Sporting Cristal cumple un trabajo silencioso. De poco o nada sirve que Ballón recupere un balón si lo va a perder al primer quiebre (o segundo), esto, como síntoma del paupérrimo nivel de sus complementos: el citado (y largirucho, y tres años atrás, muy querido Aldair) y Aguiar, fiel reflejo del desencanto.

Arriba, ‘Rocky’ Balboa. Abajo, 'Rocky' Balboa. En algún momento centramos la atención en los desaciertos de Federico Rodríguez sin saber que nuestros delanteros han sido contagiados por todo el – sobredimensionado – repudio al pelao.

La labor de Balboa es inflar las redes, pero se está limitando a inflar el pecho y ser de los pocos que siente los colores. Jugadores así, dámelos siempre, aunque no se puede vivir del amor ni sumar de uno siquiera (¡NI METER UN GOL!).

Resultado de imagen para racing vs alianza lima efe
Gracias, Leao. Foto: GEC

Racing nos arrincono desde el primer minuto. El flanco izquierdo fue una puerta abierta impulsada por los incontables horrores de Alexi Gómez, a quien noté improductivo.

El gol del local llegó producto de un error grosero de Quijada, el cual pasará inadvertido porque fue Quijada, pues, viva el Quijadismo (?), en cambio si hubiese sido Duclós o cualquier otro…

Ojo, con esto no condeno la performance del venezolano, solo intento depurar la rabia contenida ante tanta pachotada que nos permiten estos tiempos de redes sociales, en donde les creamos ismos a cualquiera con tal de olvidar lo rutinario que resultan nuestros días.

De los noventa y algo que rodó la gordita, un par de llegadas nuestras me quitaron el aliento, curiosamente sucedieron cerca del complemento: un tiro de esquina que causó pequeños instantes de zozobra (al menos desde la TV) y el pase de Rinaldo a Zuñiga que terminó en off-side.

Resultado de imagen para racing vs alianza lima efe
¿A quién le echamos la culpa si somos parte del problema? Foto: GEC

Así de escasa la inquietud en cuanto los ataques blanquiazules. Cabe resaltar que no considero el remate de Arroé desde fuera del área argentina porque sabía que iba a ir lejos. Ya ni se que esperar de nuestro 10.

Apreciación final:

Leao, Quijada, el 'Mudo', Mora, Balboa y Cruzado. No salvo a nadie más. 

Próxima fecha:

Debido a la pandemia del coronavirus, el torneo peruano y la Libertadores entran en para. A Dios gracias, no volveremos a verlos durante la cantidad de días suficientes como para que dejen de rompernos el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.