Falta de reacción: un cántico repetido

Deportivo Municipal 2 - Alianza Lima 0

Hasta antes del clásico del 15 de abril, Alianza Lima tenía, en ocho partidos, el positivo saldo de cuatro victorias, tres empates y tan solo una derrota en el Torneo de Verano 2017. Hoy hablamos de la segunda derrota consecutiva blanquiazul en, justamente, dos fechas. Dos derrotas irrefutables y que se acentúan por tratarse de rivales tradicionales: Universitario de Deportes y Centro Deportivo Municipal. La primera, de hecho, la más dolorosa. Un 3 a 0 del que se sigue hablando a pesar del tiempo transcurrido. Y ayer se concretó la segunda, ante el siempre complicado cuadro edil. Este último partido, a diferencia del primero, dejó clara sensación de que Alianza pudo llevarse una goleada escandalosa de no ser por las acertadas intervenciones de Leao Butrón, sobre todo en los minutos finales del cotejo. Cuesta resumir tanta inoperancia, pero trataré de hacerlo en esta nueva crónica. Alianza Lima perdió ante Municipal en el Estadio Nacional, se está despidiendo del Torneo de Verano 2017, y así lo vi.

Freddy Álvarez y el gol de la fecha (Foto: Libero).

Así formaron:


Primer tiempo

Luego de quince minutos sin dominio claro en el que ambos equipos apostaron al pase largo, Municipal empezó a tomar las riendas del encuentro al notar que el medio campo aliancista otorgaba algunas facilidades. Así, las incursiones de Larrauri, Regalado y Mayora se hacían cada vez más frecuentes, y también frecuentes las faltas cometidas a estos jugadores en posiciones cercanas al área aliancista. Alianza contestaba tibiamente de contra, en lo que Aguiar y Quevedo trataron de comandar el ataque, pero ante los oportunos cortes de los volantes y centrales ediles, le alcanzaba apenas para conseguir tiros de esquina o faltas que, al ser ejecutadas, significaron poco peligro. Sin poder comandar el medio campo como en otras ocasiones, Ramírez se perdió del campo, mientras que Fuentes no se daba abasto para frenar los ataques en bloque del rival. Por los lados, Rojas y Pacheco se las ingeniaron para cubrir bien su zona, pero no era el mismo caso con Cossío y Quevedo, quienes, en sus poco claras intenciones ofensivas, dejaban la banda libre, lo que aprovechaba bien el cuadro que hacía de local en el Nacional. Araujo y Riojas resistían los embates con un seguro Leao detrás, lo que permitía mantener el cero, pero, arriba, un frustrado y errático Lionard Pajoy, no podía más con la asfixiante marca de Zela y Calderón. El gol de la 'franja' llegaría cinco minutos antes de terminar el primer tiempo a través de un tiro libre exquisito de Freddy Álvarez. El zurdo dibujó un remate perfecto sobre la barrera 'grone' al que Leao solo pudo echar ojo mientras el balón se metía imparable al ángulo. Golazo. Municipal ganaba con justicia ante un Alianza pasivo en prácticamente todas sus líneas. No pasaría más hasta el pitazo del árbitro principal, Miguel Santiváñez.

¿Hasta cuándo esperaremos a Pajoy? (Foto: Libero)
Segundo tiempo

Lamentablemente para los intereses blanquiazules, Alianza no inició el segundo periodo con una clara intención de reacción en todas sus líneas. La apatía de los volantes, tanto para marcar como para generar, no le daba esperanza de alimentación a Pajoy, aunque en ese sentido cabe mencionar que Kevin Quevedo fue uno de los pocos que por lo menos intentó generar algo distinto en el sector ofensivo, aunque casi siempre perdió el duelo ante los marcadores rivales. Aguiar, muy a nuestro pesar, estuvo lejos de ser el jugador lúcido y preciso de otras jornadas. Y con Pacheco contamos la misma historia. A los 13 minutos, Bengoechea decide el ingreso de Vílchez por Luis Ramírez y de Érinson Ramírez por Fabio Rojas. Los cambios parecían resultar. Alianza recuperaba el balón más rápido y ganó dinámica por la punta derecha. Fue así que el elenco victoriano tuvo diez minutos de dominio pleno que estuvieron cerca de reflejarse en el marcador, de no ser porque el poste le negó el gol a Pacheco, y luego Pajoy le negó el gol a Pajoy (?) en una lamentable acción, un blooper que quedará, quiera o no, en la historia deportiva del delantero colombiano. Dos minutos después (70'), Municipal liquidaría el partido. Nuevamente floja marca de Cossío por la banda izquierda, y luego el pase a Mayora, quien aguantó la marca de Riojas y definió de media vuelta. Nada pudo hacer Leao. Era el 2 a 0. Como es fácil de imaginar, Alianza se volvió a ir abajo anímicamente, por lo que Municipal se adueñó completamente del partido. La expulsión de Cossío por doble amarilla agravó la situación. El 'Muni' atacó y atacó, hizo todo para conseguir el tercero, pero en el arco estaba Butrón y con ello nos alcanzó para no salir aún más vapuleados del Nacional. La pesadilla terminó cuando Santiváñez pitó el final del partido. Nueva derrota. Nuevamente un equipo sin ideas ni reacción.

La figura


No somos de resaltar figuras cuando el equipo pierde, pero a veces es insoslayable. Lo de Leao ayer fue notable. De no ser por él, Municipal se hubiera apuntado una goleada quizá inédita frente a nuestros colores.

Apreciaciones finales

¿Se dieron cuenta de que solo mencioné dos cambios? Es que no hubo más. A Alianza le sobró un cambio. En la banca estaban Campos (portero), Godoy, De la Haza, Cruzado y Hohberg. Bengoechea no confió en ninguno de ellos para intentar cambiar o amilanar la historia. Los suplentes calentaron hasta el minuto 80' y luego los mandó a sentar. El 'profe' prefirió quedarse con los cadáveres que estaban en la cancha, tal vez porque sabía que los que estaban en el banco estaban igual de (o más) podridos. Eso es Alianza en este momento. Salvo contadas excepciones, un grupito de incapaces que cuando ven el marcador en contra se mean y no saben qué hacer, prefiriendo rescostarse en sus cómodos ataúdes de cartón hasta que termine la pesadilla. Un grupito, además, que luce acéfalo. Y es que pueden decir lo que quieran, que hay que respetar procesos, que ha mostrado algunas cosas interesantes, que es serio y trabaja, pero hasta ahora no se ve ni siente (que es lo peor) el liderazgo de Bengoechea. O díganme: ¿Un verdadero líder habría permitido tanta pasividad mostrada en el clásico? ¿Un verdadero líder habría permitido lo de ayer en el Nacional? No, ¿verdad? Mínimo lo habríamos visto gramputeando y queriendo meterse a la cancha. Y si bien existen muchos tipos de liderazgo y no todos tienen que ser tan explícitos, a la luz de los acontecimientos al menos permítanme dudarlo. Ah. Y de más estaría recordar al "señor" que, una vez más, permitió la llegada de tanto pecho helado al club: un saludo muy especial para usted, Gustavo Zevallos, y para la conciencia que debería pesarle por tanta incapacidad demostrada. Este adiós al torneo de verano se lo dedicamos enteramente a usted.

Próxima cita

Comerciantes Unidos nos devolverá la visita este domingo 30 a las 4 pm en Matute. Esperemos que no nos devuelva el resultado obtenido en la ida. De los nuestros depende. Alianza necesita reacción. Tenemos una semana para despertar. Y ahí estaremos.

¡ARRIBA ALIANZA, CARAJO!

1 comentario:

  1. Solución: chau Pablito (si no se le puede sacar, a la reserva y que espere el fin de su contrato), chau Jayo, De la Haza, Pajoy, cachito Ramirez, Cruzado y Hohberg... Traer un entrenador que sea un lider real y que haga los cambios y motive al grupo

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.