Gano pero no sonrío

Alianza Lima 1 - Real Garcilaso 0

Parte esencial de lo que diferencia al hincha aliancista del resto de hinchas, es ese gusto, fascinación o exigencia de ganar jugando bien. Convenciendo. Que haya goles, que haya oles, huachas, sombreros, buenos pases, buenas jugadas individuales y colectivas. El hincha quiere emocionarse no sólo con despliegue físico, sino también con inspiración, con técnica, con creatividad. Arte en el deporte. Existe, claro que sí, y en el Perú los contados ejemplos se vistieron alguna vez de blanquiazul. ¿Se ha perdido esa identidad del juego vistoso?, a juzgar por el tiempo que venimos viendo lo mismo, diría que sí, aunque el hincha nunca olvida lo que quiere ver. Y no sólo quiere ver score favorables, el hincha quiere ver algo de lo que nos caracterizó siempre en la cancha, aún en tiempos donde sólo se ven resultados. En Alianza la exigencia irá siempre más allá. Así, mientras otros seguirían celebrando hasta hoy esta victoria agónica, nosotros salimos del estadio poco más que inconformes. Preocupados. Así es, Alianza preocupa.

Los once del "vamos" con polos alusivos al aniversario de LDO.
Primer tiempo: muchas revoluciones

La consigna era no seguir regalando los primeros 45'; para evitarlo, Alianza entró con todo a la cancha (se notó el cambio de actitud). Trató de recuperar la pelota lo más rápido posible e imprimir velocidad a sus ataques, pero esto no hizo más que evidenciar la imprecisión que pulula en los últimos metros. Se intentó jugar por el medio, pero ni teníamos el pie necesario ni el rival lo permitía. La única forma de llegar al área cusqueña era mediante centros y pelotazos, fórmula que se ha venido repitiendo en estas cuatro fechas del Torneo Inca. Fórmula que sigue sin darnos buenos resultados en cuanto al funcionamiento.

Garcilaso reservado

La visita vino a hacer lo suyo, no hay nada que reclamarle. En dos días juegan Copa Libertadores y no podían arriesgar lo mejor que tenían. Los suplentes dieron la talla, al menos a nivel defensivo. La escasa creatividad del ataque blanquiazul los ayudó a mantener el cero. Landauri, Aguirre y Guevgeozián poco podían hacer. El que muchos pedían, Albarracín, apenas y se mostraba en función ofensiva. La defensa grone mantuvo la solidez, pero nuestro problema está arriba, evidentemente. De esa forma, si bien no "regalamos" el primer tiempo, porque la intención estuvo, el marcador reflejaba la incapacidad nuestra para generar ocasiones, y la capacidad de Garcilaso para mantenerse ordenado y recio ante nuestras arremetidas.

No la vio: Paulo Albarracín tuvo un partido discreto.
Segundo tiempo, aún peor

Pero la versión más apática de Alianza en lo que va del año se vio en el segundo período. Volvió a ser el 'Pelotazo FC' tan criticado del año pasado. Ya ni siquiera se buscaban desbordes. Cada balón que tomaban los defensas o volantes era lanzado para que los delanteros "se ganen los frejoles" (como diría Peredo). Pero la 'máquina celeste' estuvo atenta a cada jugada y su defensa estaba cada vez más fuerte. Esto produjo la impotencia de más de un victoriano, y el que cayó en desesperación fue el 'armenio' (que, fiel a su costumbre, las había peleado todas), al golpear directamente al portero visitante, ganándose la merecida expulsión. ¿Y Alianza?, cero a cero, con un hombre menos, se nos venía la noche.

Otra vez tú: la zurda de 'Talara' Trujillo, salvando partidos malos desde tiempos inmemoriales.
Zurda salvadora

Quiero empezar esta parte de la crónica con una pequeña reflexión: aún veo gente en las redes sociales que no quiere a Luis Trujillo (quizás, presumo, no le perdonan el haberse ido al Juan Aurich hace dos temporadas). A esas personas les preguntaría si tienen idea de cuántos partidos nos ha salvado este jugador en los últimos tiempos. Empezando desde el simple hecho que su pegada no la tiene nadie en el plantel actual. Más allá de revanchismos, pensemos en el equipo; sumemos, no restemos. Eso. Ya. Continúo. Sí pues, gol de 'talara', y para variar de tiro libre. Esta vez con cierta complicidad del arquero, es cierto, pero gol al fin y al cabo, y a celebrar, el gol, nada más que el gol, porque el partido fue un completo desastre. Era el minuto 77 y Garcilaso notó que tenía un hombre de más y un gol en contra. Salió a tratar de empatarlo, pero la defensa grone lo impidió. No se vio mucho más que esto. Pitazo final y Alianza había ganado un partido que se le complicó de principio a fin. Lo ganó bien porque fue el que propuso, el que más intentó, el que quiso ganar, pero más allá de eso, esta victoria no da para una sonrisa.

Momento de la acidez

A ver, por dónde empezamos. Quizás debamos contar cuántos partidos ha jugado Alianza desde que inició la era Sanguinetti y evaluar qué mejoras ha habido, no con respecto al año pasado (cualquier cosa podría ser mejor de lo que hizo Alianza el año pasado, la verdad, comparar a partir de ahí es poco confiable) sino con respecto a este mismo año. Es decir, ¿ha ido el equipo mejorando con Sanguinetti en su propia era?, permítanme dar un punto de vista:

La respuesta es no. Si bien es cierto en los primeros partidos de esta era se vio una dinámica diferente que, personalmente, me dio gusto notar, esa dinámica debía ir acompañada de capacidad creativa, capacidad de armado, cosa que no vemos en este equipo en la actualidad. Es normal que una cosa opaque a la otra, porque si aplaudimos que, por ejemplo, Míguez recupere una pelota, es porque pretendemos que esa pelota sea bien utilizada, que llegue a ser gol mediante una jugada elaborada. Pero no es así. Alianza es pura recuperación, puro despliegue físico. Eso nos impresionó al comienzo, pero ya no, porque esperamos el siguiente paso, y este no se da porque creo que no tenemos los protagonistas indicados. Sí, caemos en lo mismo, falta un '10', pero no sólo un '10', falta un equipo que acompañe bien a ese '10', y un sistema que lo sostenga.

¿Cedrón?, esperanzarse en un jugador que parece no tener claro su panorama es una moneda al aire (no olvidemos que hoy por hoy, sigue siendo jugador de Vallejo). Por otro lado, así solucionara su caso, confiarle sólo a un jugador toda la conducción del ataque es demasiada responsabildad (más aún considerando su juventud), y además originaría eso que tanto daño nos ha hecho en los últimos años: la dependencia. 

El 'armenio' Guevgeozián la luchó hasta ser expulsado.
El equipo es este. Somos los que somos. No hay más. O por lo menos así lo tenemos que ver. Hay recambio para cada puesto, pero no hay nadie para un puesto que sería solución a nuestro problema. Albarracín ya demostró que no es solución, y culpa suya no es. Allá quienes piensen que el 'cachetón' es Oliver Atom y que iba él solo a cambiarle la cara a nuestro ataque. ¿Qué hacer?, sencillo. Si queremos jugar a los centros, hay que centrar bien. No es posible que Guizasola, a sus años, centre tan mal la mayoría de las veces. Aguirre podría colaborar con esta misma función si lo que se quiere es que haya un referente de área esperando una buena bola. Está bien, la idea nos puede gustar o no, pero si es así como quiere jugar Sanguinetti mientras se le ocurre otra fórmula, que al menos los encargados de lanzar las pelotas al área empiecen a tener un mínimo de precisión. Y lo mismo para Trujillo, que aunque anoche nos salvó (otra vez) con su buena zurda, tuvo un partido discreto cuando tuvo que desbordar y centrar. 

Otra cosa. Parece que Costa no encuentra un sitio en la cancha donde se sienta cómodo. Y ya van cuatro fechas. Me preocupa él tanto como el equipo, porque el DT uruguayo parece confiar mucho en sus capacidades aún no del todo vistas por la hinchada. Algunas pinceladas ya nos mostró. Habrá que seguir viéndolo, ¿no?

Ya pe' profe: Sanguinetti aún no convence, pero los números lo respaldan.
Los números del 'profe'

Aún con todas las críticas que le podemos acuñar, los números de Alianza con Sanguinetti distan mucho de ser malos. En cuatro partidos oficiales, dos victorias y dos empates (uno de ellos en condición de visita), un total de 8 puntos de 12 posibles, y un tercer lugar en la tabla, sólo por debajo de Juan Aurich y Sporting Cristal, equipos que están en un nivel de juego superlativo. Estas estadísticas deberían ser el respaldo del equipo mientras se encuentra una nueva alternativa de juego que maquille las falencias señaladas anteriormente. Pero no deberían ser vistas como una prueba de que al equipo le va bien. De ninguna manera.

Entradas de espanto

Pasó factura, una vez más, lo caras que estuvieron las entradas. Pasó factura cuando se enfocaban las tribunas y se vislumbraban vacíos que no deberían existir en Matute. No soy quién para darle lecciones de marketing a la señora Susana Cuba, pero creo que si bajara un poco el precio de los boletos iría más gente y así ganaríamos más todos. Digo no más...

Próxima fecha

Nos enfrentamos al equipo peruano que, sin dudas, mejor está jugando en la actualidad: Sporting Cristal. ¿Es novedad enfrentarse a un Cristal que está jugando mejor?, claro que no. Tampoco sería novedad que salgamos airosos del nacional el próximo domingo a las 3:30 pm, ni deberíamos sorprendernos si Cristal ratifica su gran momento derrotándonos. Este partido probará mucho lo que desea el grupo y qué tan astuto puede ser Sanguinetti para contrarrestar las variantes del SC. Ahí estaremos.

¡ARRIBA ALIANZA!

El dato 1: Para los que fueron temprano a Matute, la reserva pagó la entrada. Diez pepas le encajaron al rival del turno, en lo que se ha convertido en la goleada más amplia (por no decir "escandalosa") que se ha dado desde que se iniciaron los torneos de promoción y reserva. Bien por los chiquillos del "chiquillo" Duarte.

El dato 2: Hablando de los primeros equipos, con la victoria de ayer se cierra una estadística perfecta en enfrentamientos contra Real Garcilaso en el feudo de Matute: Cinco partidos, cinco victorias blanquiazules sobre los celestes. A nivel de números, esto es paternidad.

El dato 3: El partido ante Sporting Cristal en el Estadio Nacional será sin tribuna sur por un tema administrativo (que tiene que ver mucho con el próximo concierto en Lima de la banda Metallica). El Comando se ubicaría en oriente, pero hay una volada de que una facción aliancista podría ir a norte a tratar de ganar espacio sobre el Extremo Celeste. Mucho cuidado muchachos. De violencia ya tuvimos suficiente.

Fotos: Peru.com

1 comentario:

  1. sabes dónde se puede comprar los tickets de alianza lima vs cristal?

    segun algunos amigos me dicen que tengo que ir al estadio matute para comprarlo, o se compra en teleticket?

    gracias.

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.