Punto de inicio

León de Huánuco 0 - Alianza Lima 0

Los días y partidos previos no hacían más que expresar la ansiedad que sentía el hincha grone por el comienzo de los partidos oficiales del Club. No importa cómo se haya terminado la temporada anterior ni cómo pinte la que empiece, el blanquiazul siempre  va a renovar sus esperanzas en conseguir el título a fin de año. Este año no comenzamos con un campeonato que, a la postre, defina al campeón absoluto del 2014, pero es un torneo oficial en el que está en juego una clasificación a un torneo internacional y, como tal, debe jugarse con las mismas ganas que cualquier partido. En este primer partido, nos quedamos con el grito de gol en la garganta empatando 0 a 0 con el León en Huánuco.

La previa del partido entre ambos equipos tuvo bastante color. Empezando porque el presente año, el técnico del León de Huánuco es un conocido de la casa: el que hace un año el entrenador blanquiazul, Wilmar Valencia. Asimismo, otro viejo conocido de Matute también radica en Huánuco desde este año, el “pato” Henry Quinteros. Como sabemos, Quinteros tuvo un 2013 bastante lejos del nivel esperado y terminó pasando desapercibido dentro del plantel grone al punto de decir, hace poco, que él "no tenía amigos en Alianza". Tanto el "Pato" como el técnico Valencia no sintieron que se les haya tratado de la mejor forma en sus salidas del cuadro blanquiazul por lo que el partido tenía ribetes tanto de nostalgia como de revancha para ambos. Por otro lado, los nuevos refuerzos blanquiazules provenientes del extranjero, de buen desempeño en los partidos amistosos, no habían jugado previamente en la altura por lo que su rendimiento en este partido era una incógnita a resolver.

Rapidez desde el primer minuto 

A pesar de la derrota del equipo de la reserva en la previa por 1 a 0, el primer equipo blanquiazul (que tuvo un largo viaje para llegar a Huánuco) saltó al verde del Heraclio Tapia con una rapidez poco habitual en el fútbol peruano. Hubo toques de pelota bastante interesantes en el medio del campo partiendo desde el medio campo con Molina con toques hacia Landauri y Costa. Personalmente, en el primer tiempo me pareció muy interesante el desempeño de nuestra banda izquierda con Trujillo saliendo desde el fondo (se nota el crecimiento futbolístico de “Talara” con el tiempo) y con conexiones con Landauri quien, con buen pie y regates, intentaba lanzar algún centro peligroso buscando a Guevgeozián. Fue justamente Trujillo  quien asustó a los locales con un tiro libre que, viendo adelantado al arquero Rivera, lanzó un remate pasado que pegó en el horizontal. Lo que no faltó tampoco fue seguridad en el arco: George Forsyth estuvo atento cuando se le requirió y estuvo enorme sacando un remate de Fano que tenía destino de gol a los 15 minutos. Wilmer Aguirre fue el arma de velocidad de Alianza: tuvo un par de desbordes por derecha que, lamentablemente, no pudieron concluir en jugadas de gol. Con todo esto, muy difícilmente algún aficionado al fútbol nacional podrá decir que el primer tiempo fue aburrido. Estuvo lejos de eso  pues tuvo ataques de ida y vuelta y ocasiones para ambos lados. Solo faltaba el gol.

 Inmenso G&F en las que fue exigido. Gran responsable del 0 en el marcador grone. 
(Foto: DeChalaca.com)

Luego del descanso, regresaron cansados

El receso del medio tiempo significó un bajón notable en las revoluciones del partido. Pasaban los minutos y ya se iba notando el cansancio en los jugadores, especialmente en aquellos que habían corrido bastante en el primer tiempo. Mientras Forsyth se iba consolidando y le sacaba un nuevo mano a mano a Fano, Aguirre y Costa se iban tornando menos trascendentes en el partido. Ambos serían reemplazados por Israel Khan y Junior Ponce. Con esto, el partido se fue tornando más activo de a pocos. El equipo fue mejorando también en recuperación, tanto Míguez como Molina tuvieron un buen desempeño recuperando y saliendo tocando bien. A Landauri se le veía tan fresco como en el primer tiempo: bajaba, recuperaba y amagaba intentando buscar a los delanteros, con poca fortuna debido a que, a diferencia de otros partidos, Guevgeozián estuvo muy lento y hasta algo desatento de las posibles jugadas de gol. No fue una buena tarde para el 19 blanquiazul.

Coqui Molina se comió el mediocampo y se va consolidando en la primera línea de volantes 
(Foto: DeChalaca.com)

Pasaban los minutos y la ansiedad se iba notando en ambos equipos. Una falta contra Landauri cerca del borde del área hizo renacer la esperanza del gol conociendo la habilidad de Luis Trujillo para patear los tiros libres. Sin embargo, el ejecutor final fue Junior Ponce, quien también tiene experiencia anotando por esta vía (recordemos su gol frente a Pacífico en Huacho el año pasado). El disparo del aliancista no tuvo mayor fortuna y fue a dar a manos de Rivera. Ponce tendría dos más, en ambas intentó pegarles en primera, de volea y con un mismo resultado: la pelota yéndose bastante alta, a las tribunas. En un partido empatado a 0 y luego de haber jugado mejor casi todo el partido, no puede cometerse ese tipo de desinteligencias y perder ocasiones valiosísimas de gol. El último cambio de Sanguinetti fue el de Albarracín por Landauri, como quien busca mantener el balón y cerrar el partido. Salvo un cabezazo de Míguez que se fue alto ante una mala salida de Rivera, no habría tiempo para mucho más y el partido terminó en empate.

No es mal negocio rescatar un punto de una cancha complicada, pero este partido deja el sinsabor de que, en un momento, éramos capaces de regresar a Lima con los tres puntos. El primer tiempo fue vertiginoso, hubo bastantes ideas y se notaba una idea clara de juego en Alianza, más rápida de lo habitual. En el segundo tiempo, probablemente debido al cansancio, se regresó a la lenta parsimonia de buscar el pelotazo sin ideas y el partido bajó de ritmo. Yo opino que esto recién empieza, que aún queda largo camino por recorrer y me gustaría ver al equipo en Lima y ver el ritmo de competencia obtenido. ¿Que cuándo es la siguiente fecha? Este sábado 22, a las 17:45 de la tarde en el Alejandro Villanueva. Como ya sabemos, las tribunas populares no serán habilitadas por lo que tendremos que poblar todo Oriente y Occidente para alentar a la blanquiazul.

Feliz cumpleaños, mi Alianza

Dan las doce y el pueblo blanquiazul celebra un año más de gloria (Foto: El Blog Íntimo)

Este post no puede terminar sin antes hacer mención del cumpleaños de la institución que nos une a todos nosotros y sin la cual nuestras vidas no serían iguales. El día de ayer, Alianza Lima cumplió 113 años de vida. 113 años han pasado desde aquel día en que se fundó el Sport Alianza en la Calle Cotabambas y los grones de a pie han sabido celebrar a su manera. Muchos blanquiazules ya estaban desde el viernes con la gloriosa puesta esperando que llegue el día que consideran del verdadero amor. De esta forma, blanquiazules fueron en caravana hasta Matute para una celebración en la explanada de Occidente y para esperar las doce juntos al ritmo de la música, las bengalas, los cánticos y los abrazos entre todos, que no éramos desconocidos porque pertenecemos todos a la gran familia aliancista. Desde acá, un fuerte abrazo a todo el pueblo blanquiazul en el aniversario de nuestro querido club.

¡¡ARRIBA ALIANZA LIMA!!

1 comentario:

  1. El empate fue lo más justo. Empezamos bastante bien, aunque luego bajamos el ritmo y Forsyth nos salvó con dos buenas atajadas, estuvimos tan cerca de la victoria como de la derrota. Me gustó el trabajo del gringo en el arco, también lo de Míguez y Landauri. Aún falta trabajar más el equipo, mejorar los movimientos, pero vamos por buen camino, aunque me gustaría que el técnico junte un poco más a los de buen pie para darnos más variantes en el ataque. Aún así, no es un mal punto, ya que este León se ve bastante bien y seguramente no muchos equipos van a conseguir robarles algo.

    ResponderEliminar

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.