Con la fe de nuestro lado

Con muchos problemas sobre sus hombros, Alianza Lima inicia un nuevo sueño copero

Hoy no les hablaré de problemas. Tratemos de dejarlos a un lado, por lo menos en este momento. Y es que nada es más grande que la ilusión de un hincha enamorado de sus colores, de su identidad; un hincha como tú, como yo, como cualquiera, que siente ese cosquilleo en el estómago cada vez que ve a su equipo salir a una cancha, sea cual sea el rival que esté al frente.

En estos momentos, mientras escribo esto, los jugadores inscritos para la Copa, el cuerpo técnico, así como también las barras organizadas, están, juntos, en un avión, viajando hacia un territorio tan cercano como lejano. Tratarán de saldar la deuda más importante que tenemos: el prestigio internacional, perdido gracias a malas campañas, dirigidas por malos presidentes. Este año, las condiciones serán las mismas y hasta peores, pero el hincha se olvida de eso cuando sabe que lo único que necesita su equipo es su aliento incondicional.

Sólo me queda decir: blanquiazul, vaya al frente, no estás solo, aquí tienes a tu gente. Y desde donde estemos, seremos un solo grito, un solo aliento, un solo puño. Unámonos, oficialistas, oposición, ladrones de guante blanco, socios, hinchas de tv, hinchas tribuneros, barristas, periodistas, TODOS... Porque el éxito de Alianza Lima será el éxito del fútbol peruano, ¿por qué digo esto?, PORQUE SIEMPRE HA SIDO ASÍ, le duela a quien le duela. Y por eso, mientras Alianza esté mal, el fútbol peruano también lo estará, no es simple demagogia, sino un hecho corroborado por pésimas experiencias que nos ha tocado vivir como hinchas nacidos en esta hermosa tierra del sol, Perú.

Desde aquí, todo mi empuje para que la blanquiazul despierte de su letargo; que este partido sea el punto de quiebre entre lo que nos hace sufrir y la alegría extrema, entre la amargura y la sonrisa, entre las lágrimas y el placer. Porque, finalmente, eso es Alianza, un cúmulo de sensaciones diseñadas para gente que no se acobarda ante los retos: este amor no es, ni será nunca, para cobardes.

¡VAMOS ALIANZA!, ya has demostrado mil veces que eres más grande que tus problemas, y perdón si daño alguna crema susceptibilidad con una frase que otros consideran suya, pero es Alianza el equipo que ha cumplido literalmente con esa virtud: con el fokker, con los 18 años sin salir campeones, con los descensos, con las finales perdidas, y la hinchada sigue ahí, haciendo grande a su club. 

¡VAMOS ALIANZA!, dibuja con tu buen toque de balón, con goles y gallardía, esas sonrisas tan bellas que adornan los corazones victorianos, alrededor de toda la patria.

Este jueves, a las 7:15 pm, ¡todos somos ALIANZA, carajo!

Con la fe de nuestro lado, ¡VAMOS GRONES!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.