¡Aunque vayas perdiendo, sigo alentando!

Melgar FBC 3 - Alianza Lima 2

¿Alguien podría decirme qué pudo haber pasado para que el equipo que iba como cómodo puntero del Descentralizado pierda tres partidos seguidos luego de estar prácticamente toda la segunda rueda del Torneo invicto? ¿Desconcentración? ¿Cansancio físico? ¿Poco compromiso?

No estamos dentro de la mente de los jugadores ni del cuerpo técnico para ponernos a adivinar los motivos que han causado este tremendo bajón en el rendimiento del equipo. Somos hinchas y nuestra obligación es alentar al equipo en las buenas y en las malas, gane o pierda. Sin embargo, admitamos que el simple hecho de estar ilusionados todo el año con el título y que en menos de un mes todas esas esperanzas se hayan convertido en incertidumbre pocos días antes de la primera Final es algo que jode a cualquiera, y jode mucho.

Ocurre que no solamente hemos perdido los partidos sino que, en las tres últimas fechas, nos hemos visto ampliamente superados por los rivales de turno. Así fue contra el León en Huánuco, en Matute en el decepcionante encuentro frente a Sport Huancayo y hoy contra Melgar en Arequipa. Si bien no he podido ver muchas imágenes de este último partido, lo he podido seguir a través de una radio por internet de la Ciudad Blanca y hemos tenido dos hombres más que Melgar por una buena parte del partido y tampoco es que Arequipa sea una ciudad donde ganar sea imposible (repetidas veces Alianza la ha considerado como ciudad para pretemporadas) por lo que podemos decir que era un partido que podíamos ganar y asegurarnos el primer lugar del torneo y que la final se decida en Matute, como debe ser junto contigo, conmigo y con todo el pueblo que no ha abandonado a la blanquiazul durante todo el 2011.

Precisiones antes de la final

  1. Antes que nada: ganarle al Sport Boys la siguiente fecha en Matute. Si bien ya se alcanzó el logro de obtener el pase a los play-off, debería ser también un objetivo para el equipo que el campeonato se logre en el Alejandro Villanueva y, para esto, debemos terminar primeros en la tabla. Nos basta ganándole al Boys en el equipo de reservas y en el primer equipo. Para eso dependemos de nosotros mismos.
  2. Concentración. Aún no acaba este campeonato y la siempre amarilla prensa deportiva ya está especulando sobre qué jugador se va a ir a jugar a qué equipo y por cuanta plata y por cuantos años tendrá contrato. Yo digo ¿es posible trabajar si se menciona tu nombre cada día y se especula con tu futuro de esa manera? Lo mismo con la Copa Libertadores, ya sabemos que estamos clasificados pero primero concentrémonos en salir campeones nacionales y luego nos prepararemos con todo para el 2012.
  3. Corregir errores. No se transmitió el último partido pero la mayoría de nosotros habrá podido ver los errores en la defensa, sobre todo en las salidas de George Forsyth, en los goles de Melgar. Todo esto provoca que nos acordemos de la forma inusual en que Arrué decidió sentar a Salomón Libman para poner en el arco a Forsyth y que muchos pidamos a gritos el retorno de “Yuyo” bajo los tres palos. Sin embargo, no podemos desmerecer las últimas actuaciones de George en el arco grone (si no hubiera sido por él, la derrota ante Sport Huancayo hubiera sido humillante) a pesar de su actuación en esta tarde. Esperemos que para la final arranque el que se encuentre en mejores condiciones, no podemos dudar que tenemos dos excelentes arqueros y cualquiera de los dos puede desempeñarse bien como golero blanquiazul en los play-off. Asimismo, corregir errores tontos como el autogol de Ramos el día de hoy o la expulsión de Fleitas serán vitales para tener mayores oportunidades de alzarnos con el Campeonato.
  4. Cuidarnos de las lesiones. Sobre todo de un importante jugador: Roberto Ovelar. Si bien hemos perdido esta tarde, el “Búfalo” ha cumplido con creces con un doblete de gran calidad y es, sin duda, nuestro jugador más importante y sería una pérdida terrible no tenerlo para la final. Acá entra a jugar el equipo de preparadores físicos para que tengan a nuestro goleador al 100% para diciembre.
  5. Aliento constante. Esto está de más decirlo siendo Alianza el equipo que lleva más gente a su estadio. Hoy hemos perdido, es cierto, pero la semana siguiente estaremos en Matute alentando contra el Boys y, pase lo que pase, seguiremos al equipo así tengamos que definir el partido en La Victoria, en Chiclayo, en Trujillo, en Ica, en Iquitos, en Pakistán, en Dubai, etc. Sea donde sea, aliancistas habrán y miles más llegarán siguiendo al equipo. Porque partidos feos hemos tenido y tendremos, pero una hinchada silenciosa, jamás.

Faltan alrededor de 12 días para la primera final, no puede hacerse casi nada si hablamos de modificar el equipo pero sí podemos lograr un cambio de actitud y concentración y llegar de la forma más óptima a dichos encuentros y obtener el Título Nacional. La siguiente cita es con Boys en Matute, ahí estaremos como pueblo preparando las gargantas para los partidos decisivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.