No me des problemas, dame soluciones

Posibilidades de arreglar los problemas aliancistas

Todos sabemos que el club está atravesando por una de las peores crisis institucionales de los últimos tiempos. Las deudas con el plantel, con la SUNAT y demás instituciones gubernamentales, así como también las jugadas de un presidente al que todos acusan de corrupto, lo que podría conllevar al paulatino apoderamiento de una empresa extranjera. Las contrataciones fantasma aún no registradas por la FPF ni la ADFP, el maltrato a jugadores actuales y jugadores símbolo considerados ÍDOLOS por la hinchada blanquiazul. El abandono a los empleados del club, utileros, recoge bolas, personal de mantenimiento, etc. Una larga lista que haría "abandonar el barco" a cualquiera, y así está sucediendo.

Estos días han sido movidos. Ya son tres los jugadores que han amenazado con irse de no cumplírsele los pagos correspondientes (Montaño, Hurtado y Trujillo). Una medida que particularmente no me parece descabellada ni apresurada, puesto que estos problemas no son nuevos ni mucho menos; se vienen arrastrando desde mediados del año pasado, y aún así, el plantel se comprometió a conseguir el título, llegando hasta la última instancia donde ya todos sabemos lo que sucedió al final.

Ya se fueron Fleitas y Vílchez, y creo que, viendo la situación, no hay nada que reclamarles. El viejo romanticismo del "amor a la camiseta" murió hace mucho tiempo, y quienes pregonan practicarlo hoy simplemente mienten, se quedan porque no tienen de otra, o pecan de ingenuos. Y perdonen que sea tan duro con aquellos que muchos podrían considerar "mártires", pero uno se debe a su trabajo, y si bien es cierto existen códigos, todo tiene su límite, y ese límite ya rebasó la línea hace rato en tienda blanquiazul. Y es que no sólo se trata de deudas, se trata de ABANDONO, de MALTRATOS, algo que puede doler incluso más que ver tu cuenta el fin de mes y encontrarla vacía.

Pero ya que sabemos tanto de los problemas, animémonos a dar algunas soluciones:

Solución 1: Concesión a 'Pegaso'

Esto ya está encaminado. Más allá de que Carlos Franco y otros dirigentes estén haciendo de todo para impedirlo, lo más probable es que muy pronto el grupo 'Pegaso' tome el control absoluto de las inversiones de Alianza Lima. ¿Qué tendrá esto de malo?, que estaremos en las manos de una empresa extranjera, absolutamente ignorante de la tradición, arraigo y sentimiento que despierta Alianza Lima en su enorme hinchada. Otra cosa, que si ya con nuestros dirigentes nacionales nos es complicado saber qué hacen o deshacen en el club, será más dificil con empresarios extranjeros que, muy probablemente, dirijan todo desde Chile o México. Finalmente, la presencia de 'Pegaso' en Alianza, avalaría la permanencia de Guillermo Alarcón, quien de seguro ocupará algún cargo importante. 

¿Qué tendría de buena la concesión a 'Pegaso'?, que solucionaría a corto plazo nuestros problemas económicos, al menos con el plantel actual. Se quedaría Hurtado, Montaño, Trujillo y cualquier otro que esté pensando en irse por falta de plata. A no ser que se trate de una gran estafa, 'Pegaso' se encargaría de la sponsoría y no habrían problemas económicos mientras dure su gestión. Otra cosa importante: dejarnos gerenciar por 'Pegaso' significaría eludir legalmente la orden de embargo dispuesta por la SUNAT.

Solución 2: Derrocar a Alarcón mediante junta de firmas de la "oposición"

Aquí quiero dejar algo muy claro: Carlos Franco no es santo de la devoción de nadie, menos de la mía. Creo que es derecho de los hinchas grones saber que él está encabezando la "movida" que podría sacar a Alarcón de la presidencia, pero lógicamente esto conllevaría a que él o Augusto Claux (el otro candidato) tomen el poder de Alianza. Debemos tener en cuenta que estos socios tienen un currículum muy parecido al de nuestro actual presidente. Ninguna de sus candidaturas simboliza el cambio radical que todos exigimos, pero, aquí viene la pregunta, ¿podríamos estar peor de lo que estamos ahora?, mi respuesta es sí: Alianza podría pelear el descenso, podría experimentar un éxodo importante de jugadores, podría pasar los mismos apuros que pasó Universitario el año pasado, y hasta peor, puesto que no tenemos el "padrinazgo" que tiene la 'U'. A nosotros no nos perdonarían ni una. O sea, sí se puede estar peor, no olvidemos eso.

Solución 3: Esperar pacientemente las elecciones en mayo

Esta es la salida más diplomática. Esperar a que las propias leyes que lo pusieron en la cima, terminen sacándolo del poder. El riesgo es que aún faltan 4 meses y un poco más para que llegue aquel día. En esos 4 meses puede pasar cualquier cosa, incluyendo la cesión del club a 'Pegaso' y con ello nuevos decretos que podrían favorecer la permanencia de Alarcón en Alianza. Además de eso, está la posibilidad de que se lance a la reelección. Comprando mayoría, podría quedarse tranquilamente tres años más en el poder. En Alianza no existe una oposición de raza, sino un conjunto de intereses personales inconexos, capaces de venderse al mejor postor. Los que hoy están con Alarcón, alguna vez fueron sus opositores y algún día lo abandonarán. Lo mismo con aquellos que ahora se muestran como sus grandes detractores. 

Solución 4: Conseguir dinero por otros medios

En buenos términos, dejar que Alarcón "vea cómo conseguir dinero". Podría ser con publicidad, sponsors, taquillas, ventas de productos oficiales del club, donaciones, inversiones pequeñas, o principalmente VENTAS DE JUGADORES. Sin embargo, aquí cabe recordar algo: Alianza Lima tiene orden de embargo por parte de la SUNAT. Todo dinero que entre al club, será decomisado por dicho organismo. Quizás ese punto también juegue a favor de una inminente concesión a 'Pegaso'.

Solución 5: Derrocar violentamente a Alarcón

Muchos lo ven como la única solución y eso se respeta, pero yo no estoy a favor de esta medida. ¿Por qué?, no tanto por dármelas de moralista. Miente aquel que diga que nunca usó la violencia para conseguir uno que otro objetivo (incluyendo la supervivencia), sino porque este método favorecería al final los objetivos de Alarcón. Seguramente se pondría en un plan de víctima, saldría a todos los medios a decir que teme por su vida y por la de los suyos, conseguiría parte del apoyo popular que hoy no tiene, obtendría el respaldo de las autoridades policiales, de la FPF, etc. Hasta podrían vetar el ingreso de barristas al estadio, ¿al final?, él seguiría en el poder con la misma fuerza y nosotros seríamos los únicos perdedores. 

Si se trata de manifestaciones, apoyo aquellas que sean pacíficas, que expresen con claridad el repudio ante las cosas que vienen sucediendo en el club. Que Guillermo "Pocho" Alarcón se entere, o recuerde, que el pueblo grone lo repudia casi en su totalidad y que, más allá de que no tengamos voto, TENEMOS VOZ, y con eso también se han logrado cosas importantes durante toda la historia.

Solución 6: Conversión a Sociedad Anónima

El artículo de Luis Gómez Villavicencio, publicado en este mismo espacio, fue claro y conciso con respecto a este tema. Convertirse en una S.A. no asegura un éxito absoluto, pero mi reflexión va más allá de eso. Pregunto, ¿qué es lo que está jodiendo actualmente no sólo a Alianza Lima sino a todo el fútbol peruano?, así es, pensamos igual, la clase dirigencial. Entonces, si deseamos una mejora sustancial en nuestro fútbol, debemos apuntar primero a "eliminar" esa lacra que tanto retrasa nuestro deporte rey. Las Sociedades Anónimas pueden tener miles de contras y pocos pros, pero su "pro" más importante es el de erradicar, mediante sus procesos de control y auditorías, a aquellos que buscan sólo beneficios personales. Ser una S.A. implicaría un plan presupuestal más sincero, sano y realista, lo cual evitaría pasar apuros económicos. 

Los éxitos deportivos llegarán de acuerdo al entrenador y sus contrataciones, pero la institucionalidad, que es para mí lo MÁS IMPORTANTE, no sería un tema a discutir.

Solución 7: Hermosa utopía

La idea es que ya no sea utopía. Sólo aquellos hinchas que amamos de verdad a Alianza Lima, deberíamos tener acceso a toda la información referente al club, participar en ella, ser parte de el círculo que pueda definir las buenas luces del club, finalmente, poder formar una fuerza política capaz de manejar el club para único beneficio de Alianza Lima. Los hinchas que de verdad queremos cambiar a nuestra amada blanquiazul, debemos apuntar a ser socios. A forjar una ideología distinta a las actuales, una ideología que permita sólo la inclusión al poder de aquellos que quieran vivir "para" Alianza y no "de" Alianza. Hinchas al poder, en resumen. Obviamente hinchas preparados, visionarios, tan apasionados como capaces. Algo que creo que solucionará los problemas del club en un mediano o largo plazo.

Para terminar, les dejo este post de Elkin Sotelo sobre la dura realidad de Alianza Lima:


Los invito, entonces, a la reflexión.

¡ARRIBA ALIANZA!

Foto: cortesía de Depor.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin importar el color de tu camiseta, eres libre de opinar en este espacio, siempre y cuando demuestres educación y respeto. Saludos.

El equipo de El Blog Íntimo.